08 de Septiembre de 2001

Incidentes en fundos Santa Rosa de Colpi y Chorrillos
Mapuches hieren a dos carabineros con perdigones

Afectados son un sargento y un cabo de Carabineros de Fuerzas Especiales de Temuco.
 

Fredy Palomera/Temuco


Comunidades violentas
Las comunidades de Didaiko Pantano y Temulemu, en el año 1999 participaron de fuertes y graves enfrentamientos con carabineros. Durante el verano de ese año se instaló un retén temporal en Chorrillos, en cumplimiento a una ordenanza judicial para procurar resguardo a los trabajadores de Mininco, mientras se realizaba la tala de árboles. Las escaramuzas y ataques de los indígenas incluyeron la quema de una máquina retroexcavadora, además del robo de madera e incendios forestales.

 Tras largas discusiones, los comuneros finalmente lograron que les fueran entregadas 58,4 hectáreas del Fundo Santa Rosa de Colpi, incluyendo el bosque de pino que contenía.

 

Hasta el Hospital de la Asociación Chilena de Seguridad, de Temuco, debieron ser trasladados vía aérea dos efectivos policiales que resultaron heridos por perdigones durante un enfrentamiento con mapuches, en momentos en que procedían a desalojar los fundos Santa Rosa de Colpi y Chorrillos, distante unos 25 kilómetros al poniente de Traiguén.

 El sargento segundo Luis Sánchez Salas resultó con heridas en el costado derecho de su cuello, y el cabo segundo José López López (ambos de Fuerzas Especiales de Temuco) terminó con lesiones en la parte trasera de su brazo derecho.

 Los comuneros que participaron del conflicto de ayer hacía tiempo se habían instalado en el predio realizando faenas agrícolas e impidiendo que Forestal Mininco (propietaria legal del fundo) realizaras trabajos de reforestación de la zona. Los indígenas que se oponen a la replantación son de las comunidades Didaiko, Pantano y Temulemu (ver recuadro).

 Ayer un centenar de efectivos de fuerzas especiales de la Provincia de Malleco, apoyados por un grupo de Cautín se trasladó hasta el predio para dar cumplimiento a la orden de desalojo y desmantelamiento (esto último por parte de trabajadores de Mininco) de 19 casas que los indígenas habían instalado al interior de los fundos Santa Rosa de Colpi y Chorrillos, en el marco de su ocupación productiva. La orden fue evacuada por el Juzgado de Garantía de Traiguén como consecuencia de la denuncia presentada por la empresa forestal ante el Ministerio Público.

 La situación se puso tensa cuando uno de los comuneros extrajo de un saco una escopeta, con la que primero percutó dos tiros al helicóptero que apoyaba por vía aérea la acción policial. Luego de cargar el arma, descerrajó tres tiros al cuerpo de los carabineros, resultando lesionados el sargento Sánchez y el cabo López.

 Un relato distinto sobre lo ocurrido hizo el lonko de Didaiko, Aniceto Norín, quien dijo que fueron carabineros los que sin mediar provocación alguna comenzaron a agredir a los indígenas, llegando incluso a destruir las casas.
 

"Encapuchados"

El cabo segundo José López, escuetamente relató que "fuimos atacados por , al parecer, comuneros de la etnia mapuche. Había encapuchados... y utilizaban boleadoras, pedradas y todo eso". Sobre su herida, dijo que no se dio cuenta de las circunstancias en que recibió el impacto.

 El intendente (S), Isaac Vergara, repudió categóricamente lo ocurrido, y dijo que se mantenía la esperanza que la aparición de armas entre los comuneros al momento de defender sus tomas corresponda a una excepción a lo que se ha observado hasta ahora.
 

latercera@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.