05 de Septiembre de 2001

La iniciativa se suma a otras similares que tienen el Ministerio de Educación y la Junji

Crean programa para incorporar cultura indígena en las escuelas

A partir del 2002 todos los estudiantes de San Bernardo podrán participar en los talleres para niños mapuches que desde hace un año se imparten en cerca de 30 colegios municipalizados de esa comuna. Hasta ahora están dirigidos sólo a los menores de esa etnia interesados en recuperar sus tradiciones.

Cecilia Gutierrez


Un 33% de los niños mapuches que acuden a las escuelas municipales está asistiendo a estos talleres. Los más motivados con esta iniciativa son los pequeños que se entretienen construyendo instrumentos y aprendiendo mapudungún.

 (Foto: XIMENA NAVARRO)

Para todas las realidades
El Ministerio de Educación cuenta con el Programa Intercultural Bilingüe que en la actualidad se lleva a cabo en 96 escuelas rurales de la Primera, Segunda, Octava, Novena, Décimo y Décimo Segunda Región, reconocidos como los lugares de mayor concentración de población indígena del país.

 El objetivo del programa es que las escuelas tengan un proyecto educativo propio que se adecue a la realidad cultural de cada pueblo y en el que se incorporen las tradiciones y la lengua indígena. La idea es que los niños puedan, por un lado, aprender la lengua de su pueblo y con ella conectarse con su cultura de origen, y por otro, conocer la lengua nacional para incorporarse en la sociedad.

 A partir de este año se están incorporando a la iniciativa otras 150 escuelas en 28 comunas del país, que por contar con una gran cantidad de niños indígenas se han visto en la necesidad de tener un proyecto de este tipo.

 La Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), en tanto, cuenta con cerca de 40 establecimientos en todo el país en los que se busca rescatar los valores y la cultura de cada uno de los pueblos indígenas de Chile.

 El programa, denominado Jardines Infantiles en Comunidades Indígenas, funciona en la Primera Región, con los niños aimarás; en la Tercera, con los coya; en la Metropolitana, con los mapuches de La Pintana y Cerro Navia; en la Quinta, con los rapa nui; en la Octava, con los pehuenches; en la Novena, con los mapuches; en la Décima, con los huilliches; y en la Décimosegunda, con los kawaskar.

 La encargada del programa, Nuri Gárate, explica que con esta iniciativa, la Junji atiende a un total de dos mil niños y que la idea es proporcionar una educación integral, potenciando la identidad, tradiciones y cultura de los pueblos. El proyecto, que se lleva a cabo desde 1991, incorpora también la participación de líderes comunitarios y se desarrolla en salas de escuela habilitadas especialmente para estos casos.

 

Según datos del último censo realizado en 1992, en San Bernardo viven cerca de 15 mil mapuches mayores de 14 años, lo que la constituye en una de las comunas de la Región Metropolitana con mayor concentración de esa etnia. Debido a esta situación, y a que unos 1.500 niños mapuches asisten a los colegios del sector, desde el año pasado la Corporación de Educación y Salud de esa comuna está impulsando un novedoso programa tendiente a introducir la cultura indígena en las escuelas urbanas.

 El programa "Viva mi cultural mapuche" se lleva a cabo en 29 establecimientos educacionales de San Bernardo y es la primera experiencia de este tipo que se realiza en forma sistemática en la Región Metropolitana. El programa para el rescate de la cultura ancestral del Ministerio de Educación (Mineduc), en cambio, se lleva a cabo en los lugares en los que existe mayor concentración de población indígena.

 Claudio Gutiérrez, director de la Corporación de Salud y Educación de San Bernardo, explica que el proyecto fue elaborado en base a un análisis de la situación de los indígenas en la comuna, en el que se pudo constatar que pese a reconocerse mapuches, la mayoría de ellos no continúa con sus tradiciones en el hogar y no las trasmite a los más pequeños.

 Omar Muñoz, coordinador del proyecto y director de la Escuela Hernán Merino, agregó que de los 1.500 alumnos de esa etnia que asisten a las escuelas municipales de la comuna, un 33% está participando en alguno de los 30 talleres organizados por el municipio.

 En la actualidad los cursos son impartidos por jóvenes mapuches con estudios, experiencia en el trabajo con niños y conocimiento de la cultura de su pueblo. Estos apuntan fundamentalmente a la enseñanza de la artesanía, rituales, folclor, cocina, música y, especialmente, lengua mapudungún.

 "En principio los cursos se impartirán sólo para niños mapuches, ya que la idea es justamente que fortalezcan su identidad cultural. Sin embargo, a partir del próximo año se escogerán monitores entre los mismos niños mapuches que han asistido a los talleres para que les enseñen a todos los estudiantes que quieran asistir", dice Muñoz.

Interés de los más pequeños

Los talleres son voluntarios y se realizan como una actividad extraprogramática durante dos horas a la semana. Muñoz explica que el mayor interés por participar proviene de los estudiantes de entre primero y cuarto básico. "De hecho, la iniciativa funciona sólo en dos liceos de la comuna en los cuales están asistiendo 156 estudiantes de educación media", señala.

 Pese a ello, de acuerdo a la primera evaluación realizada por el municipio, los alumnos que asistieron a los talleres alcanzaron un buen nivel de aprendizaje del mapudungún, lo que constituye un gran logro. Asimismo se evidenció un gran interés de parte de los apoderados y familiares de los estudiantes por participar así como de los niños no mapuches.

 Claudio Gutiérrez explica que la idea es fortalecer la relación entre la escuela y la familia. "Para nosotros es muy importante contar con los familiares que aún conservan las tradiciones ancestrales, porque ellos le dan mayor riqueza a nuestra iniciativa. Algunos de los abuelos que vivieron la mayor parte de su vida en el sur del país han asistido a enseñarles a los niños algunos cuentos, a hablar mapudungún o a construir instrumentos, lo que ha resultado un gran incentivo para que los pequeños continúen en los cursos", señala Gutiérrez.

 Otra forma de incentivar a los estudiantes han sido los encuentros interculturales organizados por la misma entidad municipal. El año pasado el municipio invitó a 40 estudiantes de primero y segundo medio del internado de Antuco, en la Octava Región, a compartir una semana con los niños de las escuelas de San Bernardo. Cada escuela apadrinó a dos estudiantes que contaron cómo se viven las tradiciones mapuches en el campo. La experiencia se repetirá en octubre próximo y se espera que con ello una mayor cantidad de niños se motive por participar en los talleres y recuperar sus tradiciones ancestrales.

Etnias

Según datos de la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), en el país existen aproximadamente 700 mil personas que pertenecen a algunos de los ocho pueblos indígenas que existen en el país (aimara, mapuche, coya, quechua, qtacameños, rapa nui, yamanes, kawaskar).

 La mayoría de ellos vive en las zonas urbanas, especialmente en la Región Metropolitana. En el caso de los mapuches, un 44% reside en la capital. Lo mismo ocurre con el 53,3% de los rapa nui y con el 25,39% de los aimara.

 De los indígenas que viven en la Región Metropolitana: un 95% son mapuches, un 2,7% aimaras y un 2,3% rapa nui.
 
latercera@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.