31 de julio de 2001

Editorial
Discriminación



La persistencia del conflicto mapuche se explica por muchos factores, aunque no siempre se repara en la responsabilidad que les cabe a los habitantes de las grandes ciudades del país, distantes de las disputas que se suceden en la Araucanía.

 No es casualidad que en las últimas décadas varios cientos de mapuches de la Región Metropolitana, Temuco y otras ciudades hayan cambiado sus nombres y apellidos originales por otros en idioma español para evitar ser discriminados. Como este trámite ha pasado de padres a hijos y así sucesivamente, el director de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) estima que se habrían registrado unas diez mil modificaciones por cada década.

 La discriminación no sólo demuestra el grado de subdesarrollo cultural en que aún se mantienen miles de chilenos. Lo que es más grave, confabula contra la integración cultural, indispensable para contribuir a revertir el conflicto mapuche.
 
 

latercera@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.