07 de Julio de 2001
Víctor Ancalaf calificó la sentencia de tres años y un día como una persecución
Líder mapuche condenado a tres años por robo

Tribunal de Collipulli también condenó por la misma causa a 541 días de pena remitida a Luis Ancalaf.
 

FREDY PALOMERA/TEMUCO


Ancalaf dijo que ya apeló a la sentencia que catalogó de "una persecución del Estado".

 (Foto: IVAN ALVARADO)

A tres años y un día de presidio fue condenado en el tribunal de Collipulli el dirigente de la Coordinadora Mapuche Arauco Malleco, Víctor Ancalaf, tras ser encontrado culpable del delito de robo y hurto de madera de propiedad de Forestal Mininco, ocurrido en 1998. Por la misma causa fue sentenciado a 541 días de pena remitida su hermano, Luis Ancalaf.

 La información fue confirmada ayer por el propio dirigente, quien dijo que lo ocurrido responde "a una persecución del Estado, en torno a desperfilar y manejar el movimiento y así amedrentar al pueblo que lucha por sus derechos territoriales".

 La resolución fue apelada por Ancalaf a través de su abogado Pablo Ortega. A juicio del acusado, lo más probable es que se ratifique la condena, pero está dispuesto a cumplirla "y de ninguna manera significará que me van a callar, porque seguiré luchando por los derechos de mi pueblo".
 
 

Actividad pública

Víctor Ancalaf, lonko de una comunidad de Collipulli, es uno de los más conocidos líderes de la Coordinadora Arauco Malleco debido a su combativo discurso. Su primera intervención la hizo el 27 enero de 1999, cuando le dijo al entonces Presidente Eduardo Frei durante una visita a la zona: "Usted es sólo el Presidente del 10% más rico y no olvide que aquí está en tierras mapuches".

 A pesar del incidente fue recibido en el Ministerio del Interior, junto a otros líderes indígenas. Desde entonces, la actuación de Ancalaf por la causa mapuche le ha valido cárcel en el desarrollo de varias causas judiciales.

 El lonko reconoció que ha estado alejado de la actividad pública, pero insistió que ello no debía considerarse como un abandono de la pugna por la recuperación de tierras, sino más bien como un cambio estratégico. Como prueba citó la invitación de Patricio Aylwin, presidente de la Mesa de Justicia y Verdad Histórica de los Pueblos originarios, a participar en la comisión. Sin embargo, dijo que no seguirá participando en esta actividad mientras "no se cumplan las condiciones que realmente la gente quiere. Además, porque la mesa no tiene capacidad resolutiva y es de análisis y discusión de los temas de los indígenas, pero al final de dos años se nos dirá que no hubo acuerdo".

 Ancalaf también dijo haber rechazado una invitación de Naciones Unidas a asistir a un encuentro internacional en Africa para analizar el caso de las minorías étnicas del mundo, porque, en su opinión, "toda esa gente que participa ahí, de una u otra manera, está coludida con el sistema imperante".
 

latercera@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.