06 de Julio de 2001

Por presuntas irregularidades en las transacciones de tierras de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena
Testigo denuncia presión sicológica de parte de fiscales en caso Conadi

María Verónica Flores Manríquez se queja de que durante el interrogatorio de más de siete horas fue tratada "como vil delincuente" y que se le dio "un tratamiento grosero, ordinario, vejatorio e intimidante".
 


María Verónica Flores Manríquez, testigo en el caso de presuntas irregularidades en las transacciones de tierras en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), formalizó una denuncia ante la fiscal regional, Esmirna Vidal, por presión sicológica ejercida por los fiscales locales de Temuco, Luis Toledo y Alejandro Ivelic,durante una jornada de interrogatorio realizada el 21 de junio.

 La denuncia motivaría la presentación, por parte del abogado defensor de Ricardo Aravena -quien aparece implicado en las irregularidades-, de una acción legal basada en los artículos 54 y 55 de la Ley Orgánica, que dice relación con la pérdida de objetividad de los fiscales.

 En el documento presentado por la mujer, patrocinado por el abogado Federico Frindt Penal, se expone que fue citada a declarar ante Toledo e Ivelic y tres policías el 19 de junio, para comparecer dos días después, a las 17 horas. Fue durante el interrogatorio de más de siete horas que "fui tratada no como testigo, que era la supuesta calidad con la que comparecía, sino como vil delincuente, dándome un tratamiento grosero, ordinario, vejatorio e intimidante".

 Agrega que los fiscales montaron un escenario de "brutal presión sicológica para lo cual no escatimaron recursos, fui vejada moral y sicológicamente desde que recibí epítetos como 'corruptá, ser 'mentirosá, 'amante de los abogados Luis Candia Becerra y Ricardo Aravená, amén de un trato bestial con expresiones como: 'ya poh, habla luegó, 'no seai mentirosa poh, huevona". Precisó que se le dijo que también estaba siendo investigada, lo que durante el interrogatorio no pudieron probar para inculparla en la participación de un ilícito.

 La presión ejercida habría tenido como fin, según el relato escrito de la mujer, "arrancar, casi literalmente, verdaderas confesiones para involucrar a terceras personas, no sólo a los antes individualizados, sino a los señores Sergio Oliva Fuentealba y Patricio Sanzana Jeldres, a quienes ni siquiera conozco".
 
 

Audiencia

A las 16 horas de ayer se llevó a cabo en el Juzgado de Garantía de Temuco y ante la magistrada María Elena Llanos, una audiencia solicitada por Ricardo Aravena para declarar y ser interrogado por los fiscales que instruyen la causa Conadi (Alejandro Ivelic, Luis Toledo y Jaime Pino).

 En la oportunidad, el declarante estuvo acompañado por su abogado, Renato Maturana, a quien respondió una serie de preguntas tras su declaración voluntaria, tendiente a desmentir las presuntas acciones e irregularidades que habría cometido en el traspaso de tierras, acusando una mala intención de la fiscal de la Corporación, Andrea Reyes, por razones de diferencias personales.

 Al momento de ser interrogado por los fiscales, estos no hicieron preguntas, precisando después, Jaime Pino, que "nada de lo que el señor Aravena haya podido decir en esta audiencia es desconocido para los fiscales".

 En la audiencia, la defensa pidió que se levantara el secreto de las investigaciones, a lo que la magistrada no dio ha lugar por tratarse de una atribución exclusiva de los fiscales.

latercera@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.