El Mostrador
Centro de Documentacion Mapuche Documentation Center

16 de Julio del 2001

Abogado acusa montaje para inculpar a Ancalaf

"Ahí hubo montaje", dice el abogado Pablo Ortega sobre el segundo presunto delito que motivó la condena de tres años y un día contra Víctor Ancalaf, que también dice relación con el hurto de madera el 29 de junio de 1999.
 

Según el abogado, René San Martín, dueño de una camioneta y un camión, "los lleva al lugar (parcela N°7 de Forestal Mininco)tras lo cual llega gente armada de Forestal Mininco que dispara, detiene a gente, pero se escapa uno de los camiones, que era el conducido por San Martín portando un metro de madera".

"Esta persona reconoce que contrata a la gente, pone los dos camiones, la bencina, motosierras, y sucede que no es procesado."

Añade que los funcionarios de Mininco, junto con detener a las personas, "los fotografía, y en ellas no aparece ni Víctor ni Luis Ancalaf (este último condenado a 541 días). Sólo aparece gente del pueblo de Collipulli, es decir no son mapuches. Y ellos dicen a nosotros nos contrató Víctor Ancalaf".

En tal sentido, Ortega dice poder entender que los detenidos digan: "nos contrató Víctor Ancalaf, porque obviamente el era un líder público o porque alguién les dijo que lo nombraran".

"Pero unos dicen que Víctor Ancalaf conducía una camioneta, otros que él los recibió (en el predio) y otros que apareció después que llegaron los guardias de Mininco. No están de acuerdo en como ocurrieron los hechos en relación a mi defendido", añade.

Ejemplo de ello consta en el escrito donde los funcionarios de Mininco declaran: Francisco Ancavil, a fojas 122 señala que "uno de ellos (de los sorprendidos en el predio) dijo que eran contratados por Víctor Ancalaf. Alusiones en tal sentido hacen también los funcionarios de la forestal identificados como:Julio Piwonka de Amesti, a fojas 12; Pedro Reyes Urzúa, a fojas 125; Crsitian Cid Ortiz, a fojas 126. El testimonio se repite en seis ocasiones más por distintas personas.

Por parte de los aprehendidos consta que "José Jara Rocha, a fojas 128, señala "Fui contratado por un señor de apellido Ancalaf" y que Patricio Salgado Araneda, a fojas 131, señala “fui contratado por un señor de apellido Ancalaf”.
 
 

En contradicción constan las declaraciones de: "Nibaldo Muñoz Beltrán, a fojas 131 vta., señala que un conocido Rene San Martín me ofreció ir a trabajar. Dice que fueron llevados al lugar en una camioneta roja, pero no sé de quién es ni quién la manejaba"

En la misma línea está el testimonio de "Cristian Vera Palma, a fojas 132, ratifica lo señalado por su compañero anterior, expresa que llegó un tal Rene al que conozco de vista solamente y me dijo que si quería ganar unos pesos (...) me dijo que al día siguiente me iba a pasar a buscar a mi casa, fue así que al día siguiente éste llegó en una camioneta color roja (...) después pasamos a buscar a unos vecinos míos. Este querellado señala que al llegar al predio habría llegado Víctor Ancalaf, a diferencia de las demás personas sorprendidas quienes señalaban que Víctor Ancalaf los habría contratado."

También figura la declaración de "José Ponce Pinela, a fojas 133, señala que llegó una camioneta a la Población Miguel Zerene y el chofer andaba preguntando que quien quería trabajar (...) y al otro día como a las 8 horas nos pasó (a buscar) .... fuimos llevados al predio de Víctor Ancalaf, al menos esto fue lo que me dijeron que era de él"

Qué pasó con el camión

"No están de acuerdo en como sucedieron los hechos en relación a Víctor Ancalaf, por lo cual esos testigos no deben ser tomados en cuenta. Son distintas las versiones, lo que nos da la certeza de que están mintiendo", señala el abogado Ortega.

Añade que además los aprehendidos, que además son testigos "tienen una inhabilidad, están procesadas y rebeldes, por que la Corte de Apelaciones de Temuco lo dispuso (la detención) y extrañamente carabineros no los ha detenido".

Una de la pruebas de la parte querellante para acreditar la participación de Ancalaf en el robo, fue la presencia de uno de los camiones utlizados en el ilícito en el patio de su casa.

Al respecto el abogado dice "que los funcionarios de Forestal Mininco señalan que dejaron un camión en el lugar (el otro escapó). Pero 21 días despues dice que alguien los sacó del lugar y que se lo llevó Víctor Ancalaf a su casa, acompañando una foto".

Para desmentir el testimonio el abogado señala que carabineros de Curaco concurre al sitio constándose que no estaba el camión.

Al respecto el escrito señala "Pero Su Señoría, aún queda más, pues otro elemento que nos puede llevar a increíbles deducciones nos lo da el Informe de Carabineros del Retén de Curaco, rolante a fojas 202, el que en su numeral 2 del punto II, al referirse a la hora de llegada personal policial el lugar de los hechos, es decir, interior de la parcela N°7, señala que esto aconteció a las 16:00 hrs., es decir 3 horas después de acontecidos los hechos investigados. Señalando más adelante en este mismo punto en su número 8, refiriéndose a Instrumentos encontrados, estampa un solitario NO, sin ninguna referencia al camión que la querellante señala que estaba en ese lugar".

"Aquí hay un montaje, o por lo menos queda la duda y ante ésta no pueden condenar", afirma Ortega.
 
 

Volver al artículo principal