Santiago de Chile,  Domingo 30 de Diciembre de 2001
ELECCIONES 2001:
Votación indígena favorece a la derecha

Mauricio Silva

MAURICIO SILVA

Aunque no existen estudios específicos sobre las preferencias electorales de los ciudadanos indígenas, a la luz de las últimas elecciones parlamentarias, analistas políticos y dirigentes coinciden en que éstos asumen una posición más conservadora que progresista.

Contra lo esperado, estas urnas favorecieron, como siempre, a representantes de la derecha más que a los del centro o la izquierda.

Valores culturales como el orden, la jerarquía, la autoridad, la fuerza, la prudencia, el pragmatismo o la carencia de educación, el patronazgo y un carácter fácilmente influenciable explican esta posición, según dirigentes de las etnias.

Mapuches

En el caso de los mapuches (928 mil personas, según el censo de 1982), analistas, políticos y dirigentes sostienen que éstos no votan por los candidatos de ese origen y que sus preferencias favorecen a las tendencias más conservadoras.

La lógica política del mapuche, explican, está más asociada a los principios de autoridad, jerarquía y fuerza. Y también identifican con esas conductas a los latifundistas, empresarios o candidatos de la Alianza por Chile. Es la gente que da trabajo, genera riquezas y, por lo tanto, tiene poder e influencia sobre el resto, comentan los especialistas.

En Lumaco, con el 70% de la población mapuche, el flamante senador electo Alberto Espina (RN) obtuvo más de la mitad de los votos, situación que el dirigente de Ad Mapu, José Santos Millao, también consejero de la Corporación Nacional de Pueblos Indígenas (Conadi), dice ver con preocupación.

Tanto Santos Millao como el consejero Hilario Huirilef coinciden en que el tema es complejo, que no hay una razón única para explicar el voto mapuche hacia la derecha, pero agregan que esas sorprendentes preferencias tienen que ver también por la carencia de educación cívica, falta de conciencia como pueblo y el ser altamente influenciables.

En las comunas con más indígenas y donde el Gobierno invierte más, siempre terminan ganando los representantes de la derecha, le siguen en preferencias los del centro y terminan en tercer lugar y con escaso apoyo los de la izquierda.

"Es un tema digno de estudio que todavía nadie ha realizado", comenta Huirilef.

En cambio, José Santos Millao, cuya agrupación Ad Mapu está vinculada al Partido Comunista, anticipa que ese análisis está pendiente y será motivo de estudio en su organización.

Aimaras

En los pasados comicios, la Alianza por Chile obtuvo mayoría en 7 de las 8 comunas rurales de la Primera Región, donde está concentrada la población aimara.

Algunos discuten si la motivación electoral de los aimaras puede encuadrarse en los cánones políticos occidentales. Pero lo cierto es que en las ocho elecciones que han tenido lugar tras el fin del gobierno militar la tendencia del electorado andino ha estado lejos de favorecer las posturas que reclaman posiciones "indigenistas".

Hasta los analistas de la Concertación reconocen entre sus 13 mil electores la tendencia a apoyar a los candidatos de derecha, e incluso renunciaron a una campaña intensa en esas zonas, por consideraciones prácticas.

Rapanui

Los residentes en Isla de Pascua privilegian la afinidad personal con el candidato más que el pensamiento ideológico de las colectividades a las cuales representan.

Tal situación explica que quienes en una elección comunal postularon por un partido, en la siguiente lo hagan en representación de otros, incluso muchas veces de signo contrario.

La existencia de un universo de sólo 1.500 personas con derecho a sufragio, concentrado en un solo centro urbano - Hangaroa- , facilita el contacto personal.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P