Santiago de Chile,  Viernes 30 de Noviembre de 2001
NOVENA REGIÓN:
Encapuchados queman casa y jeep

TEMUCO.- En un sorpresivo ataque nocturno, cinco encapuchados, que dijeron ser mapuches, algunos de los cuales portaban escopetas de caza, golpearon a un guardia forestal, quemaron su vehículo e incendiaron su vivienda.

La nueva acción extremista ocurrió cerca de las 2 horas de ayer, en el interior del fundo La Gran Suerte, de la empresa forestal Mininco, situado en el sector costero Casa de Piedra, a 165 kilómetros al surponiente de esta capital regional.

El guardia forestal, José Hipólito Figueroa, de 49 años, declaró que los encapuchados irrumpieron en su vivienda y tras maltratarlo física y verbalmente, lo amenazaron de matarlo si se resistía a abandonar el predio. Luego, rociaron con combustible un vehículo y una vivienda de madera, que eran ocupados por el cuidador, a los cuales prendieron fuego, antes de escapar.

Al lugar concurrió, pasado el mediodía de ayer, el fiscal de Carahue, Pablo Sabaj, acompañado de expertos del Laboratorio de Criminalística y de la Brigada de Investigaciones Criminales de la policía civil.

A la cárcel
En Temuco, el fiscal militar Rodolfo Kaufhold procesó a seis dirigentes y comuneros mapuches, entre ellos al líder de la agrupación indígena Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, por su presunta responsabilidad en el delito de maltrato de obra a funcionarios de Carabineros en servicio, causado lesiones menos graves y leves, y daños en vehículos fiscales.

El fiscal Kaufhold investiga los violentos incidentes registrados el 20 de julio en la sede de la mencionada organización indígena, luego que los procesados intentaron resistir el cumplimiento de una orden judicial de allanamiento al local.

Los procesados son Aucán Huilcamán Paillama, Manuel Santander Solís, Sergio Marillán Millavil, los hermanos Adrián y Adán Allenao Cotrena y Margot Collipal Cuaraqueo. Estos permanecen desde ayer en prisión preventiva, luego que el fiscal denegara su libertad provisional por considerarlos un "peligro para la sociedad".

Un séptimo procesado, el dirigente José Naín Pérez, no pudo ser notificado debido a que se encuentra en Dinamarca participando en un encuentro sobre derechos indígenas, pero el fiscal despachó una orden de detención a la policia internacional para que lo arreste una vez que regrese al país.

El dirigente Aucán Huilcamán, quien forcejeó con los gendarmes en un intento de resistir su ingreso al carro celular que lo trasladó a la cárcel, dijo que la acción judicial en su contra dará mayores motivos al movimiento mapuches para lograr la autonomía territorial y política.

Los procesados tienen un plazo de cinco días para apelar ante la Corte Marcial de la resolución del fiscal militar de Temuco.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P