Santiago de Chile, Lunes 22 de Octubre de 2001
DISPUTA INDÍGENA:
Huilcamán niega participación en balacera por tala de bosque

ARTURO ZÚÑIGA

Arturo Zúñiga

TEMUCO.- El dirigente indígena Aucán Huilcamán dijo ayer que si se interpone una querella en su contra por homicidio frustrado hará entrega a la fiscalía de antecedentes que aclararán quiénes se encuentran detrás de la disputa suscitada entre dos grupos mapuches de la comunidad Juan Maica de Lumaco, IX Región.

El abogado Enrique Sttapung denunció la supuesta participación de Huilcamán en una balacera ocurrida el viernes último entre dos grupos mapuches antagónicos, con resultado de seis heridos, uno de ellos grave, por la disputa del derecho de explotación de un bosque de pinos de 34,6 hectáreas cedido por la forestal Millalemu.

El dirigente del Consejo de Todas las Tierras exhibió varios documentos que en su opinión refutan los cargos relativos a la explotación por él y su familia del bosque en disputa. Sostuvo que su entrega en explotación fue una transacción entre la comunidad Juan Maica, de la que su padre es lonco, y la forestal Millalemu, que tras año y medio de conversaciones decidió entregarlo sólo a un grupo de comuneros.

Al señalársele que en la cesión figuran también algunos de los comuneros que reclaman haber sido marginados de ella, Huilcamán lo atribuyó a que el abogado Sttapung presentó al tribunal documentos no fidedignos. "En los próximos días presentaremos un recurso por estafa judicial, porque Sttapung ha engañado al tribunal presentándole documentos aparentes, con nombres de personas de origen mapuche de otros lugares", sostuvo.

Señaló que desde hace un año se lleva a cabo en la fiscalía de Traiguén una investigación cuyas conclusiones favorecen la forma en que se hizo la transacción en agosto del 2000.

Para Aucán Huilcamán, el abogado Sttapung es culpable de suscitar un ambiente de violencia al interior de la comunidad, señalando que éste ha visitado el predio en diversas oportunidades, tanto de día como de noche, según antecedentes en poder de la fiscalía. A ello se agregan una serie de amenazas de actuales y ex empleados de Sttapung en Lumaco. Según el dirigente indígena, éstos han llevado al lugar motosierras y tractores para robar la madera, como habría ocurrido el pasado viernes, cuando se produjo el incidente.

Huilcamán sostuvo que cuando ocurrieron los hechos de violencia él se encontraba en la comunidad de Reñico Grande, concurriendo al lugar cerca de 45 minutos después del enfrentamiento, donde se encontró con el fiscal Raúl Bustos y efectivos de Carabineros. Explicó que de haber disparado a alguien, "lo que no se me pasa por la cabeza", habría sido detenido de inmediato.

Con respecto a la forma en que resultó herido Cornelio Huircamán, con 60 perdigones, otros indígenas y su propio hermano Marihueño, dijo que corresponde a este último explicar al fiscal cómo se produjo la balacera. Según Huilcamán, la situación es muy similar a lo ocurrido en febrero de 1997, cuando se disparó en contra de un helicóptero que apagaba un incendio y se culpó de ello a los mapuches, concretamente a él. Aseguró que entonces habían sido los empleados de Sttapung. "Para mí resulta muy útil que se querelle ahora en mi contra, porque me permite entregar información que aclare los hechos a la fiscalía", enfatizó.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P