Santiago de Chile,  Miércoles 5 de Septiembre de 2001


FONDO INTERNACIONAL:
UDI Rechaza Aporte Chileno a Causa Indígena

Su preocupación por la eventualidad de que el Estado de Chile esté financiando indirectamente a organismos no gubernamentales que agiten la causa indígena en el sur del país expresaron ayer parlamentarios de la UDI.

La presunción anterior fue expresada por el diputado de ese partido Eduardo Díaz, quien junto al senador Carlos Bombal denunció que el Gobierno entregará 5 millones de dólares al Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe creado hace casi diez años para promover instancias de diálogo entre los distintos actores sociales.

Los dirigentes rechazaron que el Ejecutivo haya resuelto entregar un monto tan alto de recursos al fondo en circunstancias de que otras naciones, con mayor cantidad de indígenas que Chile, aportarán muy poco.

Uno de los aludidos por la UDI, el director de Presupuesto, Mario Marcel, rechazó que los fondos hayan sido entregados con desconocimiento de los parlamentarios y aseguró que ellos fueron aprobados en la Ley de Presupuestos de 2000.

De paso, planteó que el compromiso adquirido por Chile con el Fondo Indígena debió cumplirse en 1998 y que el evidente retraso en el envío de los dineros fue expuesto por el Banco Interamericano de Desarrollo durante el proceso de negociación de un préstamo por US$ 80 millones que el BID hizo al país para proyectos productivos indígenas. El organismo internacional sostuvo que era inconsistente la solicitud de un crédito con el no cumplimiento del compromiso anterior.

Según expresaron los parlamentarios ayer resulta excesivo que Chile aporte US$ 5 millones al Fondo de Desarrollo Indígena cuando esos dineros podrían haber sido utilizados directamente en la solución de una serie de problemas que afectan a las comunidades mapuches en la zona de la Araucanía.

Aseguraron que esto es además irracional a partir de que países como España y México sólo han aportado US$ 2 millones cada uno, Perú, cien mil dólares, Ecuador, 250 mil dólares y Panamá, 50 mil.

En fuentes de la Cancillería estas cifras fueron corregidas y se señaló que Bolivia se comprometió a entregar US$ 6 millones, Ecuador un millón de dólares, España US$ 5 millones en tres años y México, Perú y Panamá igual cifra.

El Fondo para el Desarrollo Indígena fue creado en 1992 durante la II Cumbre Iberoamericana celebrada en Madrid. En su momento fue suscrito por 22 naciones de las cuales sólo 16 han ratificado el texto.

El diputado Díaz hizo ver que el fondo hasta el momento ha conseguido nulos beneficios para los pueblos indígenas, pues dentro de la cuenta de sus actividades menciona la instalación de la oficina para la secretaría ejecutiva en La Paz, la publicación de 3 libros, el financiamiento de pasajes y alojamiento de representantes del mundo indígena, pasantías y la "acumulación de un voluminoso portafolio de iniciativas indígenas que no se han ejectuado".

Chile hizo el primer pago de un millón de dólares hace algunas semanas en el Banker Trust. Así lo ratificó el director de Presupuestos, Mario Marcel, en carta al presidente del Consejo Directivo del Fondo, Luis Maldonado.

Marcel respondió a los parlamentarios ayer precisando que los dineros fueron aprobados en la Ley de Presupuestos en concordancia con el decreto 1.856 de diciembre de 1995 que ratifica el convenio internacional que da vida al fondo.

La autoridad señaló que el aporte chileno quedó comprometido por el Ministerio de Hacienda en 1997 mediante oficio firmado por el ex director de Presupuestos, Joaquín Vial al subsecretario de Mideplan de entonces, Antonio Lara.

El senador Bombal cuestionó las palabras de Marcel en cuanto no explica por qué motivo Chile se comprometió a aportar US$ 5 millones. Además, hizo ver que los recursos fueron aprobados en la partida 50 del Tesoro Público y no en un ítem de la Cancillería.

Los parlamentarios también lamentaron que autoridades de la Conadi hayan gestionado ante el Gobierno para que los recursos se enviarán, entre ellos, el director de la Conadi, Edgardo Lienlaf, y del encargado de relaciones internacionales del consejo, Cristián Muñoz.

Consultado por esto, el director de la Conadi se limitó a señalar que no estaba en el cargo cuando el acuerdo se suscribió y que habría que revisar el contexto en que se ratificó el convenio en 1996.

Sobre la posibilidad de que el Fondo Indígena esté financiando ONG que ayuden a los activistas en Chile, Lienlaf dijo suponer que se habían tomado los resguardos


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P