Santiago de Chile,   Miércoles 18 de Julio de 2001
LIBERTAD Y DESARROLLO:
Sectores Mapuches Participan en Indigenismo Radical

En Chile se estaría incubando un proceso insurreccional no tradicional, señala informe.
 

El conflicto mapuche ha ido dejando evidencias cada vez más claras de su transfondo político relacionado con el indigenismo radical de América Latina, señala el investigador Andrés Benavente.

En un estudio para Libertad y Desarrollo hecho por el cientista político se analiza el conflicto mapuche desde la perspectiva de que en Chile se está incubando un proceso insurreccional no tradicional.

Aquí no se plantea como objetivo la toma concreta del poder, sino transformarse en un movimiento social armado al estilo del zapatismo mexicano, con el fin de horadar la estrategia de desarrollo, provocar la ingobernabilidad y cuestionar la conducción del país.

Esto no entra en el esquema que se menciona comúnmente respecto de la participación como "infiltrados" de elementos extremistas cuya procedencia no se aclara.

Así, los actores radicalizados del conflicto, en particular la Coordinadora Arauco-Malleco, son protagonistas de un proceso rupturista que apunta, como objetivo no explícito, a producir situaciones de ingobernabilidad.

Según Benavente, más allá del discurso de reclamación de "tierras ancestrales" hay un componente ideológico que cuestiona la institucionalidad política y el modelo de desarrollo.

En tal sentido el radicalismo étnico chileno no es ajeno a la fisonomía que el indigenismo radical tiene en la región tras la insurrección zapatista.

Esta influencia se evidencia incluso en las formas, afirma Benavente, como en la marcha lafquenche a Concepción, que apeló a una "alianza estratégica con la sociedad civil".

Visto lo anterior, los actores del radicalismo étnico en Chile buscan instrumentalizar las carencias, problemas y demandas del pueblo mapuche en función de crear escenarios de confrontación y de violencia que, más allá de sus objetivos inmediatos, atentan contra el sistema político y económico.

En ese contexto han convergido con grupos extremistas tradicionales chilenos y se han insertado en los planes del indigenismo rebelde latinoamericano, recibiendo apoyos políticos de la izquierda radical, señala el informe.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P