Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Mapuches inician escalada de violencia

 
Protesta en Temuco por allanamiento practicado al Consejo de Todas las Tierras terminó con 12 heridos y 25 detenidos. Vocero mapuche advirtió: "esto es sólo el comienzo".

Una decena de heridos, medio centenar de detenidos y considerables daños a edificios públicos y tiendas es el balance de la protesta efectuada hoy por agrupaciones mapuches en Temuco.
 

La protesta, que congregó a casi medio millar de manifestantes, fue convocada como respuesta al allanamiento de la sede del Consejo de Todas las Tierras que se realizó el viernes por orden del Ministerio Público.
 

El registro fue ordenado por un juez en el marco de una investigación por asociación ilícita contra esa organización.
 

La marcha indígena contó con el apoyo de la Central Unitaria de Trabajadores, organizaciones estudiantiles y diversos colectivos sociales y se desarrolló en siete puntos de la ciudad.

Provistos de bombas incendiarias, unos 200 manifestantes se enfrentaron a las fuerzas especiales de Carabineros. Los incidentes duraron casi cuatro horas. Con gases lacrimógenos y chorros de agua a presión, efectivos policiales dispersaron a los manifestantes, que habían instalado barricadas en las principales calles de Temuco, provocando el colapso de las vías que comunican a la ciudad con el resto de la región de La Araucanía.

"Esto es sólo el comienzo", advirtió el werkén (vocero) Manuel Santander, y reclamó que el Estado "revise su política hacia los indígenas".
 

La intendente de la Región de la Araucanía, Berta Belmar, señaló que la violencia de la protesta fue "inusitada" e informó de que el blanco de los ataques fue el edificio del Gobierno regional, cuyos cristales quedaron destrozados.
 

El principal foco de incidentes fue la Plaza de Armas, punto neurálgico de la ciudad, donde se destruyeron los ventanales del Banco del Estado y de varios comercios instalados en esa zona.
 

Berta Belmar indicó que los hechos serán denunciados a la Fiscalía local y advirtió que los convocantes de la movilización y los dirigentes del Consejo de Todas las Tierras deberán responder por los destrozos.
 

Por su parte, el portavoz de la organización mapuche denunció que varios manifestantes indígenas fueron golpeados por la Policía y reiteró que las movilizaciones proseguirán.
 

Los mapuches representan cerca del 10 por ciento de la población chilena y en su mayoría viven en condiciones de pobreza.
 

En los últimos años, en el sur del país se han agudizado violentos enfrentamientos por conflictos de tierras entre comunidades indígenas, empresas forestales y hacendados.

Elarea.com, Santiago, 25 de julio.