lunes 26 de noviembre de 2001

Su meta es llegar a exportar
Mapuches desarrollan exitoso proyecto productivo con machas

En uno de los últimos bancos naturales de macha, de Chile, trabajan unas 500 personas, 44 de las cuales -varones mapuches- están concretando un novedoso proyecto. Ya han logrado aumentar el valor de los productos. Además, están comercializando moluscos en conserva, en frasco de vidrio, con apego a las costumbres de su etnia, en la extracción, elaboración y presentación del producto.

Son personas que viven en la zona de Huentelolén, provincia de Arauco, al sur de Cañete y trabajan en una playa ubicada a 20 kilómetros.

Jorge Silva Acosta, director del Profo, informó que los integrantes se agrupan en las sociedad Lafquen Ltda. y Asociación Indígena Miramar.

Tradicionalmente estas comunidades mapuches extraían macha para el consumo personal, con la misma técnica que utilizan ahora: se ubican en la rompiente de la ola, buscan con el talón hasta tocar un ejemplar y luego lo recogen con la mano.

Hace unos tres años, cuando comenzó el boom de la macha llegaron a la zona remitentes que les compraban el recurso en la playa, pagándoles muy poco. Posteriormente los mapuches se unieron y presentaron un proyecto al Fosis adquiriendo un vehículo con el que logran sacar el producto a orilla de carretera, obteniendo mejor precio. Advirtiendo que la presión sobre el recurso es cada vez mayor y la productividad ha bajado, lograron el Profo que el año pasado les permitió disponer de ocho millones de pesos y este año de una cantidad igual, más créditos logrados a través del Banco del Estado. Así han duplicado la producción e incluso dan trabajo a 17 personas, como empleados. En cuanto al precio pasaron de obtener $ 400 a $ 600 por kilo a conseguir $ 1.000 y $ 1.500.

Pero quieren aumentar más aún el valor del producto y están preparando y envasando en la planta piloto de proceso del Liceo de Tirúa, cuyos alumnos prestan el servicio. Eligieron esta planta porque está en el ámbito mapuche, trabajan jóvenes de la etnia que guardan relación con el entorno. La etiqueta tiene dibujos y colores típicamente mapuches y los frascos están forrados en ñocha, la paja con que se realiza la cestería mapuche tradicional. También se ofrece machas congeladas, por kilo.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.