lunes 8 de octubre de 2001


Según estudio de ILD
Grupos mapuches buscan crear ingobernabilidad

''Hay un fuerte componente ideológico que cuestiona la institucionalidad política y el modelo de desarrollo económico'' en el discurso rupturista de algunos grupos mapuches, según un estudio del Instituto Libertad y Desarrollo, realizado por el cientista político Andrés Benavente y el abogado Jorge Jaraquemada.

Los investigadores señalaron que el desarrollo del conflicto mapuche ha ido dejando evidencias de su trasfondo político. ''Los actores radicalizados del conflicto, fundamentalmente la Coordinadora Arauco Malleco, son protagonistas de un proceso rupturista que tiene su propia lógica de desarrollo y que apuntan, como objetivo no explícito, a producir situaciones de ingobernabilidad'', escribieron en su estudio.

En concordancia con otros análisis, los investigadores observaron influencias del movimiento zapatista en el radicalismo étnico chileno, y postularon que los actores de estos grupos buscan instrumentalizar las carencias, problemas y demandas del pueblo mapuche en función de crear escenarios de confrontación y violencia que, más allá de sus objetivos inmediatos, atentarían contra el sistema político y económico.

Benavente y Jaraquemada aseguraron que en Chile se está incubando un proceso insurreccional no tradicional, ''donde no se plantea como objetivo la toma concreta del poder, sino transformarse en un movimiento social armado al estilo del zapatismo mexicano, con el fin de horadar la conducción del país''.

Según la investigación publicada por Libertad y Desarrollo, en el desarrollo de esta estrategia, los grupos radicales mapuches habrían convergido con grupos tradicionales de la izquierda chilena. Estos últimos estarían participando en la coordinación y centralización de todas las reacciones contra el neoliberalismo, y en ese ámbito se incluye al indigenismo chileno.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.