domingo 30 de septiembre de 2001

Ataque a máquinas de central Ralco
Resurge violencia en Alto Biobío

Un doble atentado incendiario se registró ayer en la madrugada en el Alto Biobío, cuando seis encapuchados emboscaron a dos camiones de la empresa Febrag, contratista de la construcción del central hidroeléctrica Ralco y luego se desplazaron para ingresar a un predio arrendado por la misma empresa donde quemaron una retroexcavadora.

Los hechos según informó Carabineros de la Tenencia de Ralco, ocurrieron a las 5 de la madrugada cuando los camiones Mack-Tolva modelo 2001, conducidos por Bartolo Yañez de 56 años y Juan Hernández de 33 años, fueron emboscados por un grupo de seis encapuchados en el kilómetro 45,5 del camino entre Ralco-Lepoy y Guallalí, uno de ellos armado con una escopeta.

Los móviles se detuvieron y comenzaron a ser atacados con piedras y los choferes fueron obligados a descender de las máquinas. Uno de los conductores recibió algunos golpes que le provocaron lesiones leves. Los violentistas rociaron con bencina los móviles y les prendieron fuego.

Una vez terminado este ataque, el grupo de encapuchados se movilizó hasta el kilómetro 48 de la misma ruta vecinal del Alto Biobío, donde ingresaron a un predio de la empresa contratista, lugar donde prendieron fuego a una retroexcavadora marca Komatzu. Los daños fueron avaluados en 360 millones de pesos. Existen seguros comprometidos.

Carabineros inició ayer en la mañana la investigación de los hechos y un grupo de efectivos policiales, encabezado por el mayor Miguel Varela, se trasladó hasta el área de los hechos. Además todo el Alto Biobío -desde Santa Bárbara hacia la cordillera, pasando por la Central Pangue- fue reforzado con personal policial aumentando los controles de vigilancia.

Grupo ambientalista

Los hechos ocurridos ayer en el Alto Biobío coinciden con la presencia de un grupo ambientalista proveniente de Temuco -se indicó- compuesto por seis profesionales, aparentemente vinculados al área de la salud y una machi de la Región de la Araucanía.

Los informes señalan que el grupo se aloja en la propiedad de las hermanas Quintremán, mujeres pehuenches emblemáticas defensoras del río Biobío y duras opositoras a la construcción de la central Ralco.

Los profesionales fueron contactados por Carabineros y llevados hasta la Tenencia de Ralco, donde fueron interrogados por los hechos ocurridos y quedaron citados al tribunal de Santa Bárbara, que deberá desarrollar la investigación del caso.

Según explicó Carabineros, las personas no fueron detenidas porque no existe evidencia de su participación en los hechos. Precisaron que se trata de una situación muy compleja por la hora en que ocurrieron los atentados y además porque los violentistas cubrían sus rostros, por lo tanto la identificación es muy difícil. Ante este panorama no se adelantaron ni descartaron hipótesis.

Termina la paz

La construcción de la represa se venía desarrollando en completa normalidad desde hace por lo menos un año, con protestas pero no de la magnitud de los hechos de la madrugada de ayer.

Sólo inconvenientes climáticos habían alterado la situación. De hace sólo poco más de 20 días que Endesa volvió a desviar el río para reanudar la construcción de la presa de más de 150 metros de altura, obra que fue interrumpida a raíz de la crecida del río en el temporal del 29 de mayo último.

Por otra parte, la empresa eléctrica logró un clima de tranquilidad tras el exitoso primer año de relocalización de familias en el fundo El Barco, lugar donde los pehuenches han iniciado una nueva etapa productiva con el apoyo de la compañía.

En este mismo marco de convivencia pacífica, la primera dama, Luisa Durán de Lagos tiene programada una visita para el día miércoles al Alto Biobío, donde Endesa firmará un convenio en el cual se comprometará a entregar recursos para la campaña ''Sonrisa de Mujer'' que encabeza la esposa del primer mandatario.

Sin embargo, ayer trascendió que el gobierno ante este atentado estaría reevaluando la visita de Luisa Durán al Alto Biobío, por razones de seguridad, no obstante en principio el programa se mantendría aunque la decisión final la tomará la Presidencia de la República.

Bin Laden

Este atentado surge también justo en un momento cuando se descubrió un nexo virtual, a través de internet, entre la organización indígena Resistencia Mapuche y Bin Laden Corporation, organización del extremista musulmán Osama Bin Laden.

En el pie de la página web de la organización se descubrió la semana pasada el texto; ''This is an original homepage of Bin Laden Corporation. Portions created by Talibanes.com are Copyright 2000 Resistencia Mapuche Home Page. All Rights Reserved''.

Este leyenda fue eliminada el miércoles y reemplazada por un logo de ''Fortune city''.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.