Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
Año LXXXVI -  Nro. 31.004Martes 11 de diciembre de 2001
 

"Me tenían amenazado de muerte"

Juvenal Rivera afirmó que estaba amenazado de muerte por mapuches del sector

En la mañana de ayer los escombros de la casa patronal del fundo Curaco aún humeaban y eran el indicio más claro del infierno que se vivió la madrugada de ayer en el predio distante a 14 kilómetros al oriente de Collipulli.

El fundo de 420 hectáreas de eucaliptos pertenece a la familia Garbarini, quienes se encontraban en la capital de La Araucanía al momento de ocurrido el ataque.

Juvenal Rivera, cuidador de la casa patronal, relató que se encontraba en su casa -distante a 100 metros- donde pernoctaba junto a su esposa y sus dos hijos al momento del atentado incendiario y agregó que pasadas las cero horas un grupo de sujetos llegó gritando al predio y cuando salió a ver lo qué ocurría le dispararon, pero resultó ileso.

El trabajador logró que su esposa y sus dos pequeños despertaran y huyeran del lugar en dirección al Retén Curaco, distante a unos 4 kilómetros del fundo, donde relataron lo sucedido.

Aún muy afectado por lo ocurrido, el cuidador afirmó que "hace un año mapuches del sector conversaron con el dueño para que les entregara la propiedad, argumentando que reclamaban derechos ancestrales sobre el predio y hace unos días había sido interceptado por comuneros, quienes lo amenazaron de muerte".

Al enterarse de lo sucedido, los altos mandos de la Prefectura de Carabineros de Malleco ordenaron el envío al fundo del piquete antidisturbios y de Fuerzas Especiales de Temuco, con el propósito de otorgar protección a los voluntarios y lugareños.

Un carro aljibe de la Primera Compañía de Bomberos de Collipulli con 15 voluntarios se trasladó hasta el sitio del siniestro. Una vez allí debieron enfrentarse a una bola de fuego que devoraba todo a su paso. Los esfuerzos de Bomberos resultaron infructuosos porque el fuego se propagó rápidamente y en pocos minutos redujo a escombros la casa patronal.

 

QUERELLA

 

Ayer el propietario del fundo, Mario Garbarini, llegó hasta el Retén de Carabineros de Curaco, donde presentó una denuncia por atentado incendiario. "Para nosotros claramente éste es un atentado terrorista", aseveró.

El propietario del inmueble dijo que el incendio dejó pérdidas por unos 120 millones de pesos y afirmó que en los próximos días presentará una querella contra quienes resulten responsables del atentado, confirmando que hay seguros comprometidos.

"Siento una impotencia tremenda, se reafirma lo que está pasando con nosotros y con otros propietarios de predios forestales. Estamos en la más completa indefensión frente a los hechos de terrorismo", aseguró.

Al sitio del siniestro llegó el fiscal Luis Chamorro de la Fiscalía de Collipulli, quien solicitó al personal del Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones para realizar los peritajes, destinados a esclarecer cómo se originó el fuego.

El funcionario del Ministerio Público decretó que personal de Fuerzas Especiales de Carabineros quedara en el predio custodiando el sitio del suceso.


Copyright Sociedad Periodística Araucanía S.A.
Antonio Varas 945 - Temuco - Chile
Teléfono (56 45) 292929