Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

30 Mayo, 2009

Carta Abierta a los Participantes de la IV Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas del Abya Yala

mapuExpress

Foto: www.reducayali.blogspot.com

 

"Nos recordamos del camino trazado en la cumbre anterior realizada en Guatemala: “De la Resistencia al Poder”; Y la señalada en la actual de Puno “Por estados Plurinacionales y Buen Vivir”. Grandes conceptos que marcan nuestros caminos, sin embargo, se hace indispensable ponernos en alerta concreta ante la difícil realidad que se está viviendo, particularmente ante la violencia estatal en medio de la crisis capitalista de las corporaciones económicas y sus coletazos neoliberalista, como la negación de Derechos a los Pueblos Indígenas que pretenden hacer Gobiernos sometidos y corruptos a este modelo"...

 

 

CARTA DE LA MESA DE TRABAJO MAPUCHE SOBRE DERECHOS COLECTIVOS A L@S PARTICIPANTES DE LA IV CUMBRE DE PUEBLOS Y NACIONALIDADES INDÍGENAS DEL ABYA YALA

PUNO, MAYO 2009

Estimados y estimadas hermanas y hermanos participantes de la IV Cumbre de Pueblos y Nacionalidades Indígenas del Abya Yala, presentes en Puno, Territorio del Tahuantisuyo, hoy conocido como Perú, frontera con Bolivia.

Como integrantes de la Mesa de Trabajo Mapuche sobre Derechos Humanos Colectivos dedicada a la defensa, exigibilidad y ejercicio de nuestros derechos humanos colectivos como Pueblo; Y, desde el Wallmapu, territorio ancestral del Pueblo Mapuche, nos dirigimos a Uds. Para exponer lo que a continuación se indica.

- Saludamos y valoramos el enorme esfuerzo desplegado para la realización de esta convocatoria que reunirá a muchas voces, almas y raíces del Abya Yala, como asimismo, a la CAOI, la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas quien hace de anfitriona.

- Nos recordamos el camino trazado en la cumbre anterior realizada en Guatemala: “De la Resistencia al Poder”; Y la señalada en la actual de Puno “Por estados Plurinacionales y Buen Vivir”. Grandes conceptos que marcan nuestros caminos, sin embargo, se hace indispensable ponernos en alerta real ante la difícil realidad que está viviendo el continente, particularmente ante la ofensiva en medio de su crisis que están llevando las corporaciones económicas en su capitalismo neoliberalista y, la negación de Derechos a los Pueblos Indígenas que están haciendo Gobiernos sometidos y corruptos a este modelo.

- Hermanos y hermanas, se hace fundamental que levantemos nuestras voces para que nazcan nuevas formas de construir poder a través de nuestras fuerzas sociales, para una transformación profunda de los estados. La situación de exclusión, imposición, negación y atropello a los derechos colectivos de nuestros Pueblos son graves. Somos víctimas de un modelo económico y política neoliberal y de Estados capitalistas unicentristas, patriarcales y colonialistas, lo que se traducen en problemáticas significativas en cada aspecto del bienestar social o buen vivir, desde la situación de la salud y educación, los territorios, medio ambiente, Bienes Naturales, hasta la exclusión de los procesos políticos, participativos, del mercado, comercio y de una economía justa, productiva y sustentable, y en general, de nuestro derecho fundacional que tenemos como Pueblos: La Libre determinación.

- Mientras hablamos de nuevas formas de poder, mientras hablamos de buen vivir, mientras nos referimos a estados plurinacionales, camino emblemático en la lucha de nuestros Pueblos y que ha sido señalado por el Gobierno de Bolivia de Evo Morales, en otros lugares, en vez de avanzar, se nos está imponiendo tránsitos a verdaderos abismos, a involuciones en nuestros derechos, como ocurre en Chile. Junto con la violencia estatal y el racismo estructural asumido históricamente por el estado y de querer imponernos en nuestros territorios ancestrales el neocolonialismo de los proyectos industriales, llámense de tipo forestal, de celulosa, hidroeléctricos, mineros, salmoneras, entre otros, van también acompañados de políticas de criminalización hacia nuestras protestas, con militarización, juicios, persecuciones y encarcelamiento y hasta muerte para muchos hermanos y hermanas. También, se nos quiere negar derechos. Mientras se habla de la plurinacionalidad en algunos países, acá, en Chile, no solo se quiere consolidar al estado como unicentrista, sino que además, en un actual proyecto de Reforma Constitucional se quiere establecer la “Nación chilena única e indivisible” y “reconocer” el aporte que hacen los indígenas a la construcción de esta nacionalidad, pasando a llevar nuestras autonomías como pueblos y de querer asimilarnos jurídica y políticamente, negando que los Pueblos, las Organizaciones y Autoridades Ancestrales de Nuestra Nación, son sujetos y titulares de Derechos.

- Del mismo modo, así como en varios otros países, no se están respetando las Normas Internacionales de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas como es el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas, ambas vinculantes a los estados, quienes tienen la obligación de implementarlas y hacerla cumplir, pero, como consecuencia del racismo profundo y arraigado que aún existe, no se hace. Lo mismo ocurre con algunos organismos internacionales de asistencia, desarrollo y/o financieros, como el BID, FMI, el Banco Mundial o hasta el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) quienes a través de sus políticas han atentado en numerosas ocasiones a los Derechos Indígenas y de manera sistemática.

- Hermanas y hermanos, participantes del IV Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades del Abya Yala, exponemos todos estos puntos, porque creemos que se hace fundamental asumirlos; Y no solo manifestarnos, sino actuar con convicción para terminar con estas situaciones que nos afectan como Pueblos. Los derechos no se esperan, los derechos se ejercen y debemos marcar caminos que contribuyan a fortalecer nuestras resistencias frente al neocolonialismo de proyectos industriales en nuestros territorios, que reflejan un modelo aberrante, dañino e inhumano y que debe terminar de una vez.

- Asimismo, debemos abrir caminos a la construcción de diversas formas de autogobiernos indígenas, en base a las Organizaciones y Autoridades Ancestrales de cada Nación, en base a la autonomía y autosuficiencia. También, para exigir con más fuerza mecanismos eficaces de participación como derecho en la planificación y administración de los territorios ancestrales y en las tomas de decisiones; y, de este modo, contribuir hacia la transformación de los estados y de articularnos de manera amplia, representativa, efectiva, horizontal, solidaria y eficiente. Por Ello, hacemos un llamado a aquellas organizaciones internacionales que buscan representatividad y articulaciones regionales, a asumir responsablemente la integridad y actuar con la mayor cantidad posible de organizaciones que verdaderamente trabajan por los Derechos colectivos, de manera autónoma y enfocar sus esfuerzos en la reconstrucción de las estructuras organizativas ancestrales de las Naciones Originarias de Abya Yala; y por tanto de este modo hacer frente a los Gobiernos y Estados capitalistas o ultra neoliberales como ocurre con el Estado de Chile, con una extrema violencia estructural, racismos institucional y un descontrol en la privatización de bienes naturales, como se pretende hacer ahora con el MAR por sobre leyes, normas y nuestros derechos ancestrales. Resaltamos: Sin apertura y sin la orientación correcta de los esfuerzos hacia la reconstrucción de las Estructuras, Autonomías y Autosuficiencias las Naciones Originarias de Abya Yala, no ocurrirán los cambios profundos que esperamos, solo se continuara perpetuando las formas y mecanismo en que opera la colonización a través de reformismos, clientelismos, asistencialismos y asimilacionismos.

- Finalmente, en medio de la denominada crisis capitalista, que agrupa e impacta a diversas ideologías occidentales de diferentes colores, surjan entonces nuestras fuerzas sociales con su diversidad de propuestas y alternativas con relación a formas de organización social y política, economías, tipos de energías y un cambio radical de trato con la naturaleza, donde, con firmeza, se diga y se asuma que es mejor no seguir destruyendo ni maltratando a nuestra madre tierra fuente de toda vida y sabiduría. El calentamiento global es un indicador que nos señala la grave situación por la que estamos viviendo en el planeta a causa de Corporaciones y/o malos gobiernos. Los principios y valores de nuestras Naciones Originarias reflejan nuestra la Conciencia Ancestral que tenemos como patrimonio en nuestras sabidurías y practicas de lo importante que resulta el Equilibrio entre todas las fuerzas en la Naturaleza. Nuestras luchas deben centrarse por nuestros Pueblos y en la Autodeterminación de Nuestras Naciones Originarias en base a nuestras estructuras de Organización y Autoridad Ancestral, solo así superar la crisis política que nos aqueja y recuperar de una vez por todas la soberanía popular, la que es capaz de abrir las fronteras no para el capitalismo, sino para la integración y la solidaridad bajo toda la gran sabiduría que existe en nuestra memoria colectiva.

Desde Wallmapu, Ngulumapu (Chile), Atentamente,

MESA DE TRABAJO MAPUCHE SOBRE DERECHOS COLECTIVOS