La Nacion (Buenos Aires), 4 de diciembre de 2004.
Floreció hace 4800 años

En Uruguay hubo una sociedad prehistórica

Desafía las teorías dominantes


Hace entre 4800 y 4200 años, floreció en Uruguay una compleja sociedad cuyos miembros cultivaban maíz, habitaban en viviendas unifamiliares y realizaban ceremonias rituales.

Esto es lo que muestra un trabajo firmado por el antropólogo uruguayo José Iriarte y colegas que hoy se publica en la revista Nature. Hasta ahora se pensaba que durante la era prehispánica la cuenca del Plata estaba habitada por simples grupos de cazadores recolectores.

Iriarte, de 35 años y de madre rosarina, realizó esta investigación como su tesis de doctorado.

"En las tierras húmedas tenemos muy mala preservación de los restos macrobotánicos vegetales, como las mazorcas de maíz -explica Iriarte por teléfono, desde Panamá, donde trabaja en el Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales-. Nosotros aplicamos toda una nueva batería de técnicas de microfósiles y recuperamos, de las porosidades que tiene la piedra con que se fabricaban los instrumentos de moler vegetales, granos de polen o de almidón, por ejemplo, que nos permiten saber qué plantas trituraban."

Iriarte localizó un conjunto de montículos en el área de Los Ajos, sobre la costa este del país vecino. Excavó tres de ellos y realizó una perforación de la que extrajo un núcleo de sedimento. A partir de ellos pudo reconstruir la vegetación y el clima en el que prosperaron esas sociedades.

"Había aquí una aldea con casas dispuestas de manera circular alrededor de una plaza -explica el investigador-. Esto muestra que las tierras bajas de América no eran una zona marginal, como se la consideraba." Y agrega: "Marginal es una palabra horrible, que alude a algo residual. Pero la Amazonia también se consideraba un área marginal y hoy se están descubriendo allí muchos desarrollos culturales independientes..."

Los científicos descubrieron restos de fogones, de comida, artefactos manufacturados. "En este sitio, que ocupaba dos hectáreas, podían vivir por lo menos 500 personas -detalla-. Pero la comunidad de Los Ajos no está sola. En 10 km a la redonda existen otros diez grandes complejos de montículos, algunos de hasta 60 hectáreas.
 


Copyright S. A. LA NACION 2004. Todos los derechos reservados.