Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

11 de junio de 2009

CRISIS EN EL AMAZONAS: HABLA AMNISTÍA INTERNACIONAL

Amnistía Internacional está profundamente consternada por la situación en el Amazonas peruano después de los hechos acaecidos en Bagua, en el departamento Amazonas, donde el 5 de junio al menos 30 manifestantes y 22 policías fueron asesinados y más de 150 manifestantes y 24 policías resultaron heridos. Más de 70 personas fueron arrestadas, incluyendo muchos menores de edad.

“El derecho a la vida, a la integridad física y a vivir libres de tortura y malos tratos, son derechos que deben respetarse en todo momento, no importa lo excepcional de la situación” dijo Nuria García, investigadora de AI.

Amnistía Internacional señala que aún cuando las autoridades tienen el derecho y el deber de garantizar la ley y el orden, deben hacerlo con un uso proporcionado de la fuerza, cumpliendo en todo momento con sus obligaciones de respetar los derechos humanos.

La organización pidió también a los dirigentes de las organizaciones indígenas que envíen un mensaje claro a los manifestantes, indicando que tomar rehenes y el homicidio de personal policial es inaceptable.

“La situación en Amazonas continua siendo crítica”, dijo Nuria García. “Es vital que las autoridades tomen medidas decisivas para prevenir que se co$3>n nuevas violaciones de Derechos Humanos o que sus acciones lleven a una escalada de violencia.”

Es también esencial que las autoridades apropiadas lleven a cabo inmediatamente una investigación imparcial para establecer la verdad sobre los crímenes que han sido cometidos y que pongan a quienes resulten responsables, no importa quienes sean, a disposición de la justicia.

Amnistía Internacional también urgió a las autoridad des a hacer pública la información sobre las detenciones realizadas por la policía y las fuerzas armadas, para que se garantice el derecho a la vida, a la integridad física y a la defensa legal de todas las personas detenidas.

La organización pidió a las autoridades peruanas que consulten y cooperen de buena fe con los pueblos indígenas, por intermedio de sus instituciones representativas antes de adoptar o aplicar medidas legislativas o administrativas que les afecten.

Información adicional



Durante más de 50 días, las comunidades indígenas en el Amazonas peruano han estado protestando al respecto de una serie de decretos administrativos relativos al uso de la tierra y recursos naturales en la selva amazónica, en el contexto de un Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y los Estados Unidos. Las comunidades indígenas no han sido consultadas al respecto de las disposiciones, pese a las obligaciones del Estado, establecidas en el Convenio 169 de la OIT. Como resultado de las protestas, el 9 de mayo el gobierno declaró el estado de emergencia en la zona durante 60 días.

El 5 de junio la Policía Nacional retiró a la fuerza a manifestantes indígenas que habían interrumpido el tráfico en la ruta de acceso a Baguas. Esto resulto en varias muertes y numerosas personas heridas, tanto civiles como policías. Amnistía Internacional ha recibido informes sobre un incremento de la violencia incluyendo uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, así como casos de policías siendo retenidos y asesinados por integrantes de comunidades indígenas.

Varios dirigentes de organizaciones indígenas tienen cargos pendientes de rebelión, sedición y conspiración para la alteración del orden público. Entre ellos están Alberto Pizanfo Chota, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana. El 6 de junio las autoridades libraron la orden de arresto de Alberto Pizango. El 8 de junio, Alberto Pizango, según se ha informado, pidió refugio en la Embajada de Nicaragua en Lima

Fuente: Comunicado de Prensa. Perú: Amnistía Internacional alarmada por la crisis en el Amazonas.

Contactos: contacto@somos-ai.cl
l-medios@somos-ai.cl
Para más información contacte con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Santiago de Chile, al Tel. 02-235-5945 info@amnistia.cl

09/06/09

Comunicado de Avaaz.org*



El gobierno peruano ha aprobado un paquete legislativo que da permiso a grandes compañías extractivas y agro-industriales para explotar los recursos naturales de la selva amazónica, contribuyendo así a su rápida destrucción.

Durante meses, los pueblos indígenas han demandado pacíficamente su derecho a ser consultados en relación a unos decretos que acelerarán la devastación de la ecología del Amazonas y de su gente, con nefastas consecuencias para el clima global. Pero la semana pasada el Presidente del Perú respondió enviando fuerzas especiales para reprimir las cada vez más radicalizadas protestas, etiquetando a los manifestantes de terroristas.

Estos grupos indígenas son parte de la vanguardia en la lucha por la protección de nuestro planeta: sumémonos a ellos e instemos al Presidente Alan García [ampliamente conocido por su afán de mantener una buena reputación internacional] a que detenga inmediatamente la violencia y abra canales de diálogo adecuados. Cliquea abajo para firmar esta urgente petición global y destacados aliados políticos de Avaaz en la región la entregarán en nuestro nombre:

http://www.avaaz.org/es/peru_stop_violence

Más del 70% de la Amazonía peruana se encuentra a merced de la sobreexplotación comercial. Multinacionales petroleras y de hidrocarburos, como la anglo-francesa Perenco y las norteamericanas ConocoPhillips y Talisma Energy, ya han comprometido inversiones billonarias en la región. Estos sectores cuentan con un paupérrimo historial en lo que concierne a su contribución al desarrollo local y la preservación del medioambiente en países en desarrollo. Es por ello que los indígenas reclaman su derecho, reconocido internacionalmente, a ser consultados antes de la aprobación de cualquier nueva legislación que les afecte.

Durante décadas, los pueblos indígenas han sido testigos de cómo las industrias extractivas devastaban las selvas, hogar de muchos y un tesoro indispensable para todos [algunos científicos y expertos del clima describen al Amazonas como 'el pulmón del planeta', que absorbe las emisiones de carbón causantes del calentamiento global a la vez que produce oxígeno].

Esta nueva ola de protestas en Perú es de vital importancia; no podemos permitir un fracaso. Firma la petición, y alienta a tus amigos y familiares a que se unan ellos también, para poder traer justicia a los pueblos indígenas del Perú, proteger la Amazonía y evitar nuevos actos de violencia por ambas partes.

* Fuente: Luis Morago. Avaaz.org. http://www.avaaz.org/es/peru_stop_violence