Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

RESOLUCION

adoptada por el Parlamento Europeo en Estrasburgo en la sesión plenaria del 9 de febrero de 1994

Medio ambiente y pueblos indígenas

A3-0059/94

Resolución sobre las medidas Internacionales necesarias para una protección efectiva de los pueblos indígenas

El Parlamento Europeo,

- vista la propuesta de resolución presentada por el Sr. Christiansen y otros sobre la aplicación de leyes internacionales eficaces relativas al medio ambiente y a los derechos de los pueblos indígenas en el mundo para proteger nuestro planeta y a todos sus habitantes (B3?1519/91),

- vista sus numerosas resoluciones sobre la protección de los derechos humanos,

- viste su Resolución, de 12 de marzo de 1992, sobre 1992, los pueblos Indígenas y el Quinto Centenario (B3-0331/92),

- visto el artículo 45 de su Reglamento,

- visto el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores y de Seguridad y la opinión de la Comisión de Desarrollo y Cooperación (A3?0059/91),

A. Considerando que la definición más comúnmente aceptada de la noción de pueblo Indígena es la del Convenio nr. 169 de la Organización internacional del Trabajo y recordando que, según cálculos de las Naciones Unidas, las poblaciones así definidas representan 300 millones de personas repartidas en cerca 4.000 pueblos,

B. Convencido de que todos los pueblos contribuyen a la diversidad y s la riqueza de las civilizaciones y de las culturas que constituyen el patrimonio común de la humanidad,

C. Recordando que numerosos textos internacionales, en particular. la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Convento nr 169 de la OIT, enumeran los derechos fundamentales inalienables de todos loe seres humanos, entre los que figure el de determinar su estatuto político, eligiendo libremente su desarrollo económico, social y cultural,

D. Considerando que las Naciones Unidas, en contra de su denominación, es una representación de Estados y no de pueblos y que, por ello, numerosos problemas referentes a los pueblos y, en particular, a los pueblos indígenas difícilmente encuentran solución en su seno,

E. Lamentando que, en líneas generales, los tratados Internacionales olviden pura y simplemente los derechos de los pueblos indígenas, aunque éstos deban padecer sus consecuencias directas o indirectas,

F. Comprobando que, en el pasado, algunos Estados concluyeron tratados con los pueblos Indígenas y que algunos de estos tratados fueron violados: recordando, a este respecto, que en un contexto de empobrecimiento creciente los pueblos indígenas son a menudo las primeras víctimas de la desposesión de derechos, territorios y recursos,

G. Consternado por las violencias de todo orden que han debido padecer en el pasado y que padecen todavía hoy los pueblos indígenas; recordando a este respecto Que las Naciones Unidas han reconocido el derecho de injerencia cuando los derechos fundamentales de la persona humana se ven gravemente amenazados,

1. Hace suya la definición de los pueblos indígenas adoptada por la Organización Internacional del Trabajo en su Convento nr 169, y considera que dicho convento, así como la llamada declaración "Kari Oca" (Río, junio de 1992) y la declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas de Viena sobre los derechos de los pueblos indígenas (junio de 1993) constituyen los textos de referencia en la materia;

2. Declara que, de acuerdo con las disposiciones de las Naciones Unidas, en el marco de un procedimiento no violento y plenamente democrático y dentro del respeto de los derechos de los otros ciudadanos, los pueblos indígenas tienen derecho a ser dueños de su propio destino eligiendo sus instituciones, su estatuto político y el de su territorio;

3. Estima que las Naciones Unidas deben aprovechar su cincuentenario para orientar sus órganos hacia una mayor democracia y eficacia, facilitando una mejor representación de los pueblos sin Estado, en particular, los pueblos indígenas, por ejemplo, asociándolos a los trabajos de la Asamblea General;

4. Reitera solemnemente que las personas pertenecientes a pueblos indígenas tienen, como cualquier otro ser humano, derecho a la vida, al respeto, a la libertad de pensamiento y de actuación, e la seguridad física, a la salud, a la justicia, a la igualdad en materia de legislación laboral, a la vivienda, a la educación y a la cultura; señale que este derecho a una vida cultural propia pasa por el derecho a utilizar y difundir su lengua materna y a que se protejan y difundan los elementos materiales e inmateriales de su cultura. así como por el respeto de sus ritos espirituales y territorios sagrados;

5. Pide que se realicen censos de los pueblos indígenas en los estados donde estén establecidos;

6. Pide que se ayude a los pueblos indígenas en la comercialización de sus productos artesanales y que se establezca un control de procedencia;

7. Declara que los pueblos indígenas tienen derecho a la propiedad comunitaria de sus tierras tradicionales, en superficie y calidad suficiente para la conservación y desarrollo de sus modalidades particulares de vida; que estas tierras han de ponerse gratuitamente a, su disposición; que, por lo tanto, no podrán ser divisibles, transferibles, prescriptibles o arrendables;

8. Estima que en materia jurídica las personas pertenecientes a un pueblo indígena tienen derecho a una defensa calificada y a una información

completa sobre sus derecho , con ayuda, en su caso, de un intérprete; estima asimismo que, en le medida en que sea compatible con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, debe darse preferencia a la utilización del derecho consuetudinario para juzgar sus delitos;

9. Declara que los pueblos indígenas a quienes se haya privado de sus derechos deben poder obtener una justa reparación; señala que si el expolio tiene por objeto la pérdida de tierras, la reparación deberá adoptar prioritariamente la forma de restitución de las tierras en cuestión o, como alternativa, una reparación en forma de tierras de calidad o cantidad a1 menos idéntica a las perdidas;

10. Exige con la mayor firmeza a los Estados que en el pasado firmaron tratados con pueblos indígenas que respeten sus compromisos, que siguen siendo imprescriptibles. y, a este respecto, respalda vivamente al ponente especial de las Naciones Unidas encargado del estudio y de la solución de este problema;

11. Confirma la aportación positiva de las civilizaciones de los pueblos indígenas al patrimonio común de la humanidad, así como el papel esencial que han desempeñado y deben continuar desempeñando en la preservación de su medio natural; ,

12. Considera que la Unión Europea pero también las Naciones Unidas deben tomar todas las medidas necesarias para garantizar que los tratados internacionales, las políticas y las actividades de las empresas comerciales no produzcan efectos nefastos, directos o indirectos, en los derechos de los pueblos Indígenas; pide, a este respecto, al Consejo y a la Comisión que realicen una declaración política precios relativa a los pueblos indígenas;

13. Pide a la Comisión y al Consejo que contribuyen de forma concreta al Año Internacional de los Pueblos Indígenas y que a tal efecto:

- se establezcan criterios de financiación de proyectos comunitarios que tengan en cuenta los derechos de los pueblos Indígenas,

- se asocie directamente a los pueblos Indígenas a los proyectos que les conciernen en el marco de la política de desarrollo y de cooperación.

- se imparta una formación especifica a funcionarios europeos y se les destine a tareas de seguimiento de las cuestiones relativas a los pueblos indigenas,

- se desarrolle informaciones técnicas y jurídicas destinadas a los representantes de los pueblos indígenas,

- se destinen claramente líneas presupuestarles consecuentes a la defensa de los derechos de estos pueblos;

14. Se compromete a crear, cuando se renueve el Parlamento Europeo, una delegación interparlementaria compuesta por miembros de este Parlamento y representantes de los pueblos indígenas e insta a la  subcominsión de Derechos Humanos a seguir con atención particular las cuestiones relativas a sus derechos;

15. Pide a los Estados miembros de la Unión Europea que muestren que están decididos a proteger de manera concreta e los pueblos Indígenas, adhiriéndose al Convento nr. 109 de la OIT e invitando a otros Estados a adherirse también a dicho convenio;

16. Encarga a su Presidente que transmita la presente resolución al Consejo y a la Comisión de las Comunidades Europeas, así  como al Secretario General de las Naciones Unidas, al Secretario de le Subcomisión de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y al Secretario de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas