Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009

2010-07-27 | Documentos de Trabajo | Indoamericano

Adoptada por la 43陋 Asamblea M茅dica Mundial Malta, Noviembre de 1991

Declaraci贸n de Malta de la Asociaci贸n M茅dica Mundial sobre las Personas en Huelga de Hambre

Cada ser humano tiene la obligaci贸n moral de respetar el aspecto sagrado de la vida. Esto es especialmente evidente en el caso de un m茅dico que aplica sus conocimientos para salvar la vida y actuar en beneficio de sus pacientes.




Adoptada por la 43陋 Asamblea M茅dica Mundial
Malta, Noviembre de 1991 y revisada por la 44陋 Asamblea M茅dica Mundial
Marbella, Espa帽a, Septiembre de 1992

Introducci贸n
1. El m茅dico que trata a las personas en huelga de hambre enfrenta los siguientes valores conflictivos:
1.1. Cada ser humano tiene la obligaci贸n moral de respetar el aspecto sagrado de la vida. Esto es especialmente evidente en el caso de un m茅dico que aplica sus conocimientos para salvar la vida y actuar en beneficio de sus pacientes.
1.2. Es deber del m茅dico respetar la autonom铆a que el paciente tiene sobre su persona. El m茅dico necesita el consentimiento informado de sus pacientes antes de aplicar sus conocimientos para ayudarlos, a menos que existan circunstancias de emergencia, en cuyo caso el m茅dico debe actuar en beneficio del paciente.

2. Este conflicto es aparente cuando una persona en huelga de hambre, que ha dejado instrucciones claras de no ser resucitado, entra en coma y est谩 a punto de morir. La obligaci贸n moral fuerza al m茅dico a resucitar al paciente, incluso cuando va contra los deseos de 茅ste. Por otra parte, el deber fuerza al m茅dico a respetar la autonom铆a del paciente.
2.1. Estar a favor de la intervenci贸n puede debilitar la autonom铆a que el paciente tiene sobre s铆 mismo.
2.2. Estar a favor de la no intervenci贸n puede tener como resultado que el m茅dico tenga que hacer frente a la tragedia de una muerte evitable.

3. Existe una relaci贸n m茅dico-paciente cuando el m茅dico por deber, en virtud de su obligaci贸n con el paciente, aplica sus conocimientos a cualquier persona, ya sea en la forma de consejo o de tratamiento.
Esta relaci贸n puede existir a pesar de que el paciente no d茅 su consentimiento a ciertas formas de tratamiento o intervenci贸n.
Una vez que el m茅dico acepta atender a una persona en huelga de hambre, esa persona pasa a ser el paciente del m茅dico. Esto tiene todas las responsabilidades y consecuencias de la relaci贸n m茅dico-paciente, incluyendo el consentimiento y la reserva.

4. La decisi贸n final sobre la intervenci贸n se de debe dejar a cada m茅dico, sin la participaci贸n de terceras personas cuyo inter茅s principal no es el bienestar del paciente. Sin embargo, el m茅dico debe dejar bien en claro al paciente si puede o no aceptar su decisi贸n de rechazar el tratamiento, o en caso de coma, la alimentaci贸n artificial, lo que implica un riesgo de muerte. Si el m茅dico no puede aceptar la decisi贸n del paciente de rechazar dicha ayuda, entonces el paciente debe tener el derecho de ser atendido por otro m茅dico.

Normas para el Trato de las Personas en Huelga de Hambre
Puesto que la profesi贸n m茅dica considera el principio del aspecto sagrado de la vida como fundamental para su ejercicio, se recomiendan las siguientes normas pr谩cticas a los m茅dicos que tratan a las personas en huelga de hambre:

1. Definici贸n
Una persona en huelga de hambre es alguien mentalmente competente que ha decidido comenzar una huelga de hambre y se niega a ingerir alimentos y/o l铆quidos durante un per铆odo significativo.
2. Conducta Etica
2.1. El m茅dico debe obtener los antecedentes m茅dicos detallados del paciente, cuando sea posible.
2.2. El m茅dico debe llevar a cabo un minucioso examen del paciente al comienzo de la huelga de hambre.
2.3. Los m茅dicos u otro personal m茅dico no pueden ejercer presi贸n indebida, de ning煤n tipo, sobre la persona en huelga de hambre, a fin de que suspenda la huelga. El tratamiento o la atenci贸n a la persona en huelga de hambre no debe estar condicionada a la suspensi贸n de su huelga de hambre.
2.4. La persona en huelga de hambre debe ser informada profesionalmente por el m茅dico de las consecuencias cl铆nicas de la huelga de hambre y sobre cualquier peligro espec铆fico de su caso particular. S贸lo se puede tomar una decisi贸n informada en base a una comunicaci贸n clara. Si es necesario se debe hacer uso de un int茅rprete.
2.5. Si la persona en huelga de hambre desea tener una segunda opini贸n m茅dica, se le debe permitir. Si la persona en huelga de hambre prefiere que el tratamiento lo contin煤e el segundo m茅dico, se le debe permitir. En el caso de que la persona en huelga de hambre sea un preso, 茅sto se debe permitir bajo arreglos y consultas con el m茅dico de la c谩rcel.
2.6. El tratamiento de infecciones o el aconsejar al paciente que aumente los l铆quidos que toma en forma oral (o que acepte soluciones salinas intravenosas), a menudo es aceptable para una persona en huelga de hambre. El rechazo a aceptar dicha intervenci贸n no debe perjudicar ning煤n otro aspecto de la atenci贸n m茅dica del paciente. Cualquier tratamiento aplicado al paciente debe ser con su aprobaci贸n.

3. Instrucciones Claras
El m茅dico debe asegurarse a diario si el paciente desea o no continuar con su huelga de hambre. El m茅dico tambi茅n debe asegurarse a diario de conocer los deseos del paciente en relaci贸n al tratamiento, en caso de que 茅ste no pueda tomar una decisi贸n informada. Esta informaci贸n debe incluirse en los archivos m茅dicos personales del m茅dico y mantenerse confidencial.

4. Alimentaci贸n Artificial
Cuando la persona en huelga de hambre entra en un estado de confusi贸n y por lo tanto no puede tomar una decisi贸n l煤cida, o cuando entra en coma, el m茅dico debe tener la libertad de tomar una decisi贸n por su paciente sobre el tratamiento que considera que es el mejor para ese paciente, tomando siempre en cuenta la decisi贸n que tom贸 durante la atenci贸n precedente del paciente, durante su huelga de hambre, y reafirmando el punto 4 de la introducci贸n de la presente declaraci贸n.

5. Coerci贸n
Se debe proteger a las personas en huelga de hambre de la participaci贸n coercitiva. Esto puede significar separar a la persona de sus compa帽eros huelguistas.

6. Familia
El m茅dico tiene la responsabilidad de informar a la familia del paciente que 茅ste ha iniciado una huelga de hambre, a menos que lo haya prohibido espec铆ficamente el paciente.
Dr. Jos茅 Venturelli - Secretariado Europeo de la Comisi贸n 脡tica Contra la Tortura (CECT)

Fuente: Foro Escandinavo por los Derechos de los Pueblos Ind韌enas

 Campa帽as

2022-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2023-06-15

脩uke Mapu

Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art铆culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m谩s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.