Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009

1997-04-14 | Documentos de Trabajo | Pehuenche

Jos茅 A. Marim谩n Denver, U.S.A. Abril 1997

Centrales Hidroel茅ctricas en el R铆o Biob铆o: Etnocidio mapuche-pewenche

No cabe duda que el presidente de Chile estaba enojado con los ambientalistas chilenos, durante la inauguraci贸n de la central hidroel茅ctrica Pangue (Marzo 6, 1997). Tampoco es un misterio que el enfado del presidente, se debi贸 a que la labor de denuncia de los ecologistas --denuncia del impacto de la construcci贸n de centrales hidroel茅ctricas en el r铆o Biob铆o-- ha tenido alg煤n 茅xito.




Esos que hablan hoy (ambientalistas) no han hecho nada antes, d贸nde estaban en los a帽os pasados cuando esta realidad tan dram谩tica golpeaba a toda esta gente.(1)

No cabe duda que el presidente de Chile estaba enojado con los ambientalistas chilenos, durante la inauguraci贸n de la central hidroel茅ctrica Pangue (Marzo 6, 1997). Tampoco es un misterio que el enfado del presidente, se debi贸 a que la labor de denuncia de los ecologistas --denuncia del impacto de la construcci贸n de centrales hidroel茅ctricas en el r铆o Biob铆o-- ha tenido alg煤n 茅xito. El pasado 6 de Febrero de 1997, el presidente del Banco Mundial, James Wolfelsohn, dirigi贸 una carta al Ministro de econom铆a de Chile (Eduardo Aninat) para advertirle que Endesa:(2) "parece haber tomado a menos un acercamiento constructivo a su medio ambiente y obligaciones sociales, en particular con respecto a la preparaci贸n de una satisfactoria evaluaci贸n acumulativa de impacto..." En consecuencia, Endesa se encontraba "en una situaci贸n de inminente falta [negligencia]."(3)
Qu茅 significa la opini贸n de Wolfelsohn para las pretensiones chilenas de construir seis centrales hidroel茅ctricas en el r铆o Biob铆o? Ni m谩s ni menos que el Banco Mundial, a trav茅s de su brazo la International Finance Corporation (IFC), podr铆a descolgarse del respaldo financiero a la iniciativa. Por ello, el presidente Frei se preocupo de movilizar a todo su gabinete y al cuerpo diplom谩tico en pleno, al lugar de la inauguraci贸n. All铆, dijo: "Chile nunca podr谩 renunciar al desarrollo de proyectos hidroel茅ctricos, por razones estrat茅gicas."(4) En la opini贸n del presidente, "el desarrollo de Chile no puede detenerse, echando por tierra la oportunidad hist贸rica de lograr un estado de desarrollo superior."(5)
1. Frei versus Ambientalistas
La alusi贸n del presidente Frei para los ambientalistas, conlleva dos implicancias inmediatas para quienes han seguido el desarrollo de los acontecimiento. Primero, su argumento es una falacia, porque se ataca a los hombres antes que a sus ideas. Al respecto, es importante se帽alar que la carta del presidente del Banco Mundial tuvo por soporte dos estudios que dicha entidad comision贸 a personas independientes (los ambientalistas chilenos no tuvieron parte). Los informes de Jay Hair(6) y Theodore Downing(7) resultaron altamente cr铆ticos de la gesti贸n de evaluaci贸n medio ambiental que tanto Pangue S.A.(8) como Endesa han realizado. De acuerdo a dichas personas, ni Pangue S.A. ni Endesa han cumplido con los acuerdos de evaluaci贸n medio ambiental que firmaron con el IFC.
La segunda implicancia, revela una situaci贸n nueva en el escenario pol铆tico chileno. El presidente Eduardo Frei se ha alineado con los intereses de los grupos econ贸micos chilenos. En particular con el grupo Enersis,(9) segundo grupo econ贸mico m谩s poderoso de Chile. De esta forma, el rol de estamento neutral jugado por el gobierno desde el origen del conflicto, lleg贸 a su fin. P煤blica y enf谩ticamente, la administraci贸n Frei ha sellado un compromiso con los grupos econ贸micos chilenos.
2. Frei versus mapuche
La alianza de la administraci贸n Frei con el grupo econ贸mico Enersis, ha venido a sustituir la concertaci贸n pol铆tico-social por la democracia. En otras palabras, esa alianza ha sustituido la concertaci贸n que ha hecho posible el gobierno de Frei. Esa concertaci贸n hab铆a sido construida sobre un discurso que recog铆a las aspiraciones socio-econ贸micas de los sectores que fueron marginados por la dictadura (mapuche entre ellos).(10) Por ello, aunque desde temprano la Concertaci贸n de Partidos por la Democracia mostr贸 una crisis de proyecto que la llev贸 finalmente a administrar el modelo econ贸mico que criticaba de la dictadura (a estas alturas muchos de ellos lo han incorporado), ello no impidi贸 desarrollar un discurso de crecimiento econ贸mico con justicia social.(11) En consecuencia, la Concertaci贸n de Partidos por la Democracia nunca hasta ahora, hab铆a aparecido decididamente coludida y protectora de los intereses de los grupos econ贸micos chilenos.
Los militantes del movimiento mapuche estar谩n pregunt谩ndose hoy, y ahora qu茅? Los mapuche pusieron sus esperanzas de justicia social en manos del gobierno de la Concertaci贸n de Partidos por la Democracia. Esas esperanzas se traduc铆an en la demanda, no m谩s enajenaci贸n de tierras (incluyendo recursos del suelo, subsuelo, aguas,...) mapuche! No obstante, la primera central hidroel茅ctrica en el r铆o Biob铆o (Pangue) es un hecho consumado. La lucha de mapuche, mapuche-pewenche, y ambientalistas por detener esa obra --apelando al apoyo del gobierno de la concertaci贸n-- fue derrotada.
Envalentonada por su primer 茅xito, Endesa desea iniciar ahora la construcci贸n de la segunda central hidroel茅ctrica (del total de seis que incluye su proyecto). Pero, con una ley de medio ambiente(12) en estreno y una nueva ley ind铆gena(13) de por medio, las cosas no parecen igual de f谩ciles esta vez. Ya antes de la carta del presidente del Banco Mundial, un estudio de impacto de Pangue S.A. fue rechazado por Conama...(14) A pesar de ello --y en un momento en que Endesa experimenta fuertes criticas de la instituci贸n prestamista, el movimiento mapuche, los ambientalistas, y otras sectores pol铆ticos y sociales chilenos(15)-- el presidente Frei no s贸lo defiende a los grupos econ贸micos tras el proyecto, sino que adem谩s se pone a la cabeza de las fuerzas que arrastran al pa铆s hacia el "progreso."

...la realidad de estas comunas es que entre un 45 a 50 por ciento de las personas que viven entre Quilaco y Santa Barbara sufren de extrema pobreza y tienen las tasas de analfabetismo y desnutrici贸n infantil m谩s altas del pa铆s. Por eso junto con celebrar la construcci贸n de una gran obra de ingenier铆a e importante para el desarrollo nacional, tambi茅n hemos estado preocupados de las comunas."(16)

3. La opini贸n de los mapuche-pewenche de Alto Biob铆o
Si la construcci贸n de Pangue significo la intromisi贸n definitiva de los grupos econ贸micos chilenos en territorio mapuche-pewenche, la construcci贸n de Ralco --el progreso que promociona el presidente Frei-Enersis-- significar谩 la relocalizaci贸n de la poblaci贸n mapuche-pewenche y su etnocidio. Alrededor de 750 personas --entre ellos unos 400 mapuche-pewenche de las comunidades Quepuca-Ralco, Ralco-Lepoy-- deber谩n irse a vivir lejos de su h谩bitat tradicional, de sus muertos, y de su historia. Una carta(17) de las autoridades mapuche-pewenche de Alto Biob铆o enviada al presidente Eduardo Frei y sus ministros --Enero 24, 1997--, dec铆a: "no aceptaremos jam谩s que nos echen de nuestra tierra, como suceder铆a si se construyera la represa Ralco."(18)
El rechazo mapuche-pewenche al desarrollo y modernidad Frei-Enersis (de nombre Ralco), no es una posici贸n exclusiva de los mapuche-pewenche afectados por el "progreso." El movimiento mapuche, en general, tiene la misma posici贸n.(19) Y es m谩s, en una reuni贸n celebrada recientemente en Temuco, los consejeros de la Corporaci贸n Nacional de Desarrollo Ind铆gena Conadi,(20) han manifestado tambi茅n su rechazo a la construcci贸n de Ralco.(21) Este hecho es de una relevancia significativa, por cuanto la 煤ltima ley ind铆gena (promulgada bajo el primer gobierno de la Concertaci贸n de Partidos por la Democracia) establece en su art铆culo 13 que: "Las tierras a que se refiere el art铆culo precedente, por exigirlo el inter茅s nacional, gozaran de la protecci贸n de esta ley y no podr谩n ser enajenadas, embargadas, gravadas, ni adquiridas por prescripci贸n, salvo entre comunidades o personas ind铆genas de una misma etnia."(22)
4. Frei versus el gobierno de Frei

Ciertamente, la ley tiene resquicios que podr铆an favorecer una venta bajo circunstancias especiales ("No obstante, se permitir谩 gravarlas, previa autorizaci贸n de la Corporaci贸n. Este gravamen no podr谩 comprender la casa-habitaci贸n de la familia ind铆gena y el terreno necesario para su subsistencia."),(23) pero es la Conadi quien debe autorizar una venta o permuta por mayor铆a de sus componentes.(24) De no ser as铆, el acto adolece de nulidad absoluta. La Conadi tiene as铆, un rol protag贸nico en la protecci贸n de los intereses mapuche-pewenche, y en la contenci贸n de las ambiciones de los grupos econ贸micos.
En su reuni贸n del 20 de marzo reci茅n pasado, la Conadi(25) hizo honor a su mandato, cuando resolvi贸 rechazar la construcci贸n de Ralco (rechaz贸 el estudio de impacto y la proposici贸n de relocalizaci贸n de las familias mapuche-pewenche hecho por Endesa).(26) El gobierno quedo s煤bitamente fuera de juego con esta resoluci贸n Conadi. Las proyecciones del desarrollo del conflicto hacen suponer que Frei jugara ahora las opciones de: ofrecer recompensas a cambio de la autorizaci贸n Conadi --lease comprar voluntades-- y remover personal de la Conadi --buscando variar la correlaci贸n de fuerzas.
5. Chucher铆as y baratijas Frei-Enersis por tierras mapuche
En el primer caso, los rumores de ofertas de becas, mayores presupuestos para comprar tierras a los mapuches sin tierra, m谩s respeto a la ley ind铆gena, e incluso la firma del Convenio 169 de la OIT, comienzan a inundar los aires del mapuchemapu. Y he de esperarse que algunos mapuche sucumban a tanta generosidad, especialmente aquellos vinculados al partido de Frei(27) y que hoy han guardado silencio frente a lo que ocurre. Pero otros seguir谩n oponi茅ndose tercamente, apoyados en la convicci贸n de que 118(28) a帽os de tales promesas y pobres resultados, son m谩s que suficiente para desconfiar de tales ofrecimiento. En este sentido, el movimiento mapuche tiene claro que el diagn贸stico de la situaci贸n mapuche-pewenche que el presidente Frei explicitaba en la inauguraci贸n de Pangue, es no es sino la consecuencia del "progreso" que por m谩s de un siglo Chile a prometido a los mapuche.
En el segundo caso, la ley Ind铆gena que creo la Conadi establece que el presidente puede remover funcionarios seg煤n su voluntad, con la excepci贸n de los consejeros ind铆genas. Pero a煤n as铆, la ley Ind铆gena le seguir谩 penando al presidente, pues esas tierras est谩n protegidas de ser "enajenadas, embargadas, gravadas, ni adquiridas por prescripci贸n... por exigirlo el inter茅s nacional..."(29) En otras palabras, Frei no s贸lo enfrenta el reto de remover a los funcionarios de la Conadi --militantes de partidos de la Concertaci贸n por la Democracia en su mayor铆a-- que estuvieron contra su voluntad, sino tambi茅n de eliminar la propia ley ind铆gena que la Concertaci贸n por la Democracia cre贸 en su primer gobierno post dictadura (1990-1994). Si ello ocurre, el movimiento mapuche se enfrentar谩 al dilema de replantearse qui茅nes son sus amigos? generando, probablemente, una din谩mica de articulaci贸n de nuevas alianzas y movilizaciones.
6. Otra vez eso de chilenos buenos y chilenos malos
El director de la Conadi, Mauricio Huenchulaf (mapuche), ha dejado de ser de la confianza del presidente Frei, y en consecuencia su cabeza se encuentra en peligro de rodar en el corto plazo. Al igual que los ecologistas, Huenchulaf cometi贸 el pecado de alinearse con las v铆ctimas del "progreso" Frei-Enersis (Endesa-Pangue S.A.). En este sentido, muy opuesto a la caricatura que el presidente pretendi贸 mostrar de los ambientalistas (y l铆deres mapuche), el movimiento mapuche y los mapuche-pewenche de Alto Biob铆o tienen claro quienes han estado de su lado y preocupados por sus problemas. Del mismo modo, el movimiento mapuche y los mapuche-pewenche de Alto Biob铆o saben muy bien que los pol铆ticos y empresarios --particularmente el presidente Frei y Enersis que hoy prometen erradicarlos de la extrema pobreza-- nunca antes de concebir ese proyecto mostraron inter茅s por la poblaci贸n mapuche-pewenche y las condiciones de su sobrevivencia.
Por ello, cuando el presidente Frei proclama unilateralmente que Chile no puede renunciar a "lograr un estado de desarrollo superior," no resulta ocioso preguntar qu茅 es un estado de desarrollo superior?" Y asociado a ello, qui茅n decide la meta de un estado de desarrollo superior?" Por qu茅 no un debate nacional? Por qu茅 no escuchar las propuestas de desarrollo alternativo que sugieren tanto ecologistas como mapuche? Si se quiere emular a los pa铆ses desarrollados, en ese caso por qu茅 no emular tambi茅n su pol铆tica medio ambiental? Por qu茅 actuar con doble est谩ndar diciendo que se quiere desarrollo superior y, como dice Jos茅 Yuraszeck (gerente general de Enersis, de Endesa y de Pangue), "ser铆a poco digno que se pretendiera imponer normas ambientales desde fuera."(30)
7. Epilogo: la metamorfosis del presidente Frei
El 7 de diciembre de 1996 en Santa Cruz, Bolivia, Frei firm贸 junto a otros 33 pa铆ses la Declaraci贸n de Santa Cruz sobre el Desarrollo Sostenible. En esa declaraci贸n se dice que "el hombre --lease mapuche-pewenche-- es el centro de las preocupaciones relacionadas con el desarrollo sostenible."(31) Mientras, en la inauguraci贸n de la central Pangue, el se帽or Yuraszeck alude a las criticas diciendo: "no resisten ning煤n an谩lisis econ贸mico porque se trata de una obra que va a generar diez por ciento m谩s de energ铆a para Chile."(32) Diez por ciento m谩s de energ铆a es lo 煤nico que importa al se帽or Yuraszeck. Su l贸gica, es la l贸gica del modelo econ贸mico chileno, que desea someter todos los recursos a su control. Para esa l贸gica --crecimiento a alta velocidad orientado a las exportaciones (exportaci贸n de energ铆a el茅ctrica a Argentina incluida)-- los mapuche-pewenche s贸lo representan un obst谩culo.
El autoritarismo, otra caracter铆stica de ese modelo econ贸mico, es evidente en el discurso del presidente Frei. El presidente Frei, atrapado en la herencia del autoritarismo dictatorial, no puede aceptar las observaciones en sentido opuesto. Descalificar, atemorizar, silenciar, alienar, parecen ser las armas preferidas para combatir la critica. La democracia, reci茅n en re-estreno luego de una larga dictadura, es s贸lo un mito en Chile. En ese mito, se desvanece la esperanza de los mapuche de participar en un desarrollo democr谩ticamente concebido, democr谩ticamente planeado, democr谩ticamente implementado, y democr谩ticamente respetuoso de las diferencias etno-culturales. Hay m谩s de un mill贸n de mapuche en Chile,(33) y seguramente muchos de ellos siguen con expectaci贸n el desarrollo de los acontecimientos en Alto Biob铆o. Sus organizaciones, han comenzado a dar s铆ntomas de desencanto con el bloque pol铆tico que les prometi贸 respeto. Y no puede ser de otra forma, cuando la empresa que construy贸 la carretera que une hoy al pueblito de Ralco con la central hidroel茅ctrica Pangue: Sigdo Kopper S.A. es de propiedad del presidente. El presidente Frei, aliado hoy de los grupos econ贸micos, comienza a ser visto por el movimiento mapuche como el lobo bajo la piel de cordero.(34)

Por Mariman, J

 Campa帽as

2022-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2023-06-15

脩uke Mapu

Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art铆culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m谩s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.