Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2016-11-28 | Antecedentes | Latinoamericano

Cu谩les son los mercados flexibles que busca imitar el gobierno de Macri

Los ojos puestos en el modelo chileno

La intenci贸n oficial de revisar los convenios colectivos esconde el deseo de avanzar con un plan de flexibilizaci贸n laboral. El esquema de Chile, m谩s restrictivo de la libertad sindical, es uno de los ejemplos que se busca seguir. En Chile, de cada 100 trabajadores s贸lo 14 est谩n afiliados a alg煤n tipo de sindicato y s贸lo 12 negocian colectivamente sus condiciones de trabajo. En Argentina el nivel de sindicalizaci贸n se mantiene estable desde 2005 en el 37 por ciento. En la Uni贸n Europea la proporci贸n de afiliados es de 23 por ciento y los cubiertos por negociaciones colectivas llega a 66 por ciento..




Foto: Pagina12
Pese al elevado grado de informalidad, el modelo laboral argentino detenta un alto nivel de cobertura sindical que permite una mayor equidad e igualdad en los ingresos del sector registrado respecto a otros casos en el mundo. El proceso de deterioro de ese marco durante los noventa requiri贸 luego varios a帽os para recuperar una parte de los derechos laborales avasallados, pero ahora el Gobierno propone una nueva flexibilizaci贸n. 聯A nuestros amigos que lideran los gremios, les digo: 聭as铆 no podemos salir al mundo, no podemos aceptar los desaf铆os del siglo XXI con convenios laborales del siglo XX聮聰, advirti贸 el presidente Mauricio Macri la semana pasada. El mandatario adelant贸 que se iniciar谩 un debate para actualizar los convenios, algo que hab铆a sido solicitado por el establishment financiero como condici贸n para invertir en el pa铆s. El esquema chileno, m谩s restrictivo a la libertad sindical, es uno de los modelos que el macrismo busca emular, junto con otros ejemplos europeos y asi谩ticos.

Macri confirm贸 que alentar谩 modificaciones en los convenios colectivos de trabajo. La flexibilizaci贸n fue tambi茅n confirmada por el ministro de esa 谩rea, Jorge Triaca. Si bien es imposible hacer un an谩lisis de todos los convenios laborales comparados, ya que dependiendo del pa铆s pueden ser por sector, empresa o actividad, es posible tener una aproximaci贸n de c贸mo se buscar谩 que sean homogeneizados si se toman en cuenta modelos laborales en su conjunto.

En el caso chileno, el que m谩s convence a los funcionarios macristas, el actor sindical es d茅bil, comparable al de los pa铆ses andinos como Per煤, Colombia y Venezuela, pero diametralmente opuesto al que predomina en Europa. De cada 100 trabajadores, s贸lo 14 est谩n afiliados a alg煤n sindicato en el pa铆s trasandino y s贸lo 12 negocian colectivamente sus condiciones de trabajo. En Argentina el nivel de sindicalizaci贸n se mantiene estable desde 2005 en el 37 por ciento. En la Uni贸n Europea la proporci贸n de afiliados es de 23 por ciento y los cubiertos por negociaciones colectivas llega a 66 por ciento.

Seg煤n un estudio realizado por Valentina Doniez, investigadora chilena del 脕rea de Sindicatos y Negociaciones Colectivas de la Fundaci贸n SOL, se帽ala que 聯el modelo chileno que rige las relaciones colectivas de trabajo, y por ende al actor sindical, tiene un marcado sello de desigualdad, ya que favorece a la parte empresarial en desmedro de los trabajadores聰. 聯Esta situaci贸n constituye un obst谩culo para el desarrollo econ贸mico y social pleno, toda vez que es posible establecer un v铆nculo profundo entre un sindicalismo fuerte y desarrollado con sociedades m谩s democr谩ticas y con menor desigualdad salarial聰, agrega Doniez, antropolog铆a social de la Universidad de Chile.

El resultado de este modelo evidencia que, a nivel de empresa, la brecha entre el salario m谩ximo promedio y el salario m铆nimo promedio super贸 las cien veces en 2011 y se mantiene en esos niveles, siendo de 32 para los pa铆ses de la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n y el Desarrollo Econ贸mico (OCDE). A diferencia del modelo europeo, en la mayor铆a de los pa铆ses de Am茅rica Latina predomina un modelo caracterizado por bajas tasas de sindicalizaci贸n, negociaci贸n colectiva altamente descentralizada y de baja cobertura, y excesiva reglamentaci贸n jur铆dica que limita la autonom铆a del actor sindical, especialmente en lo que se refiere al derecho de huelga. 聯Como excepciones cabe nombrar Brasil, Argentina y Uruguay, ya que en esos pa铆ses se desarrollan procesos de negociaci贸n colectiva en el 谩mbito sectorial o de industria聰, se帽ala el informe de la investigadora.

El modelo chileno vigente se estableci贸 con el denominado Plan Laboral de 1979, en plena dictadura militar, en el marco de profundas reformas econ贸micas, pol铆ticas y sociales de orientaci贸n neoliberal. En los cimientos de este modelo se encuentra una profunda desconfianza por los sindicatos fuertes y politizados, y por el modelo tripartito impulsado desde la OIT. Plantea una visi贸n restrictiva de la negociaci贸n colectiva, que busca la correspondencia entre salario y productividad del trabajador y niega su funci贸n en la distribuci贸n de la riqueza.

En 2001 se llev贸 a cabo una de las reformas m谩s importantes en materia laboral, pero quedaron puntos de la vieja legislaci贸n: restricci贸n de la negociaci贸n colectiva al 谩mbito de la empresa, garant铆a del derecho a negociar s贸lo a los sindicatos de empresa, prohibici贸n de negociar a trabajadores con contrato a plazo fijo, se niega la representaci贸n colectiva a los empleadores, por lo cual se imposibilita una negociaci贸n supraempresarial plena y se criminaliza la realizaci贸n de una huelga cuando no se encuentra enmarcada en un proceso de negociaci贸n colectiva reglada.

Por su parte, los pa铆ses europeos, al menos los 15 m谩s antiguos de la Uni贸n Europea, hist贸ricamente han basado sus sistemas de relaciones laborales en la existencia de sindicatos fuertes y en la negociaci贸n colectiva por industria, adem谩s del fomento de otras instancias de di谩logo y consulta de los trabajadores. Escapan a esta norma Irlanda y el Reino Unido, pa铆ses que cuentan con una negociaci贸n predominante a nivel de empresa, lo cual repercute en niveles m谩s bajos de cobertura en la negociaci贸n colectiva. Estos 煤ltimos son los que miran con mejores ojos desde el Gobierno.

Las calificadoras de riesgo vienen abogando por una flexibilizaci贸n laboral para atraer fondos de los mercados internacionales. Las recomendaciones son las usuales: Mayor austeridad y reforma estructural del mercado de trabajo. En Espa帽a, la reforma laboral, se mixtur贸 con un plan de reforma de las pensiones y con la posibilidad de retrasar la edad jubilatoria. En Dinamarca se aplic贸 el sistema flexible de seguridad o 聯flexiseguro聰, a trav茅s del cual las empresas pod铆an libremente despedir y contratar trabajadores, pero en simult谩neo se mantuvo una red protectora social (seguro de desempleo).

En Alemania, donde se mantiene intacta la fuerza sindicalizada, se habilit贸 la posibilidad de que las empresas puedan pedir al gobierno subsidios para que los empleados trabajen menos horas, pero no pierdan su puesto, sus habilidades y destrezas en caso de crisis. Holanda copi贸 este sistema. En la Argentina esto se implement贸 con los REPRO que el macrismo comenz贸 a retacear argumentando que las industrias que no puedan sobrevivir al cambio tendr谩n como destino su desaparici贸n.

Deuda para todos
El Ministerio de Econom铆a de la Provincia de Buenos Aires anunci贸 ayer que el jueves se realizar谩 la licitaci贸n de t铆tulos de deuda por un monto de hasta 1.000 millones de pesos, ampliables hasta 8.000 millones. La Provincia de Buenos Aires 聯proceder谩 a la licitaci贸n p煤blica de la Serie I - Clase I y Clase II de T铆tulos de Deuda a ser emitidos bajo el Programa de Emisi贸n de Deuda P煤blica en el Mercado Local de Capitales聰, por un plazo de 18 y 36 meses, anunci贸. El Ministerio de Econom铆a bonaerense precis贸 que 聯la Clase I ser谩 emitida en pesos a tasa variable con vencimiento el 6 de junio de 2018 y la Clase II ser谩 emitida en pesos a tasa variable con vencimiento el 6 de diciembre de 2019聰.

Por: Cristian Carrillo

Fuente: P醙ina 12

 Campa帽as

2022-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2023-06-15

脩uke Mapu

Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art铆culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m谩s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.