Centro de Documentación Mapuche Documentation Center
  Portada | Nosotros | Enlaces |   translate
 

Secciones

Noticias
Antecedentes
Comunidades
Campa帽as
Indoamérica
Cultura
Libros Ñuke Mapu
Documentos de Trabajo
Sobre
Opinión
Biblioteca


Archivos

Archivo 1997-2009


2010-01-10 | Antecedentes | Chileno

Las desigualdades que profundizar铆a Pi帽era

El economista Jos茅 Cademartori analiza la distribuci贸n actual del ingreso en Chile. Para este a帽o unos 1.500 consorcios controlar谩n el 74% de todas las ventas mientras el 26% restante tendr谩 que repartirse entre m谩s de 700.000 micro, peque帽as y medianas empresa. La situaci贸n se repite en la banca y han aumentado en los decenios concertacionsitas. Y de ser electo Sebasti谩n Pi帽era, lo m谩s probable es que el cuadro descrito se profundice.
El Producto Interno Bruto de la Econom铆a Chilena alcanza para dar una mejor condici贸n de vida a millones de chilenos. El problema est谩 en la distribuci贸n.




En cifras redondas el PIB de Chile para el a帽o 2009 ser谩 de 160.000 millones de d贸lares. Si dividimos esta cantidad por los 16 millones de habitantes del pa铆s, a cada hombre, mujer, ni帽o o anciano, le corresponder铆a un per c谩pita de 10.000 d贸lares. Convertidos a pesos a raz贸n de 522 pesos por d贸lar (que fue el promedio del a帽o 2008) a cada chileno le tocar铆a mensualmente 435.000 pesos. A una familia formada por dos adultos y dos ni帽os le corresponder铆a un ingreso familiar de 1 mill贸n 660 mil pesos (Los US. 10.000 corresponden al PIB per capita. La cifra oficial del Banco Central para 2007 fue de 9.865 d贸lares).

Esta ser铆a una distribuci贸n posible porque es el reparto de lo que ya actualmente se produce en el pa铆s, gracias al trabajo de todos los chilenos. Pero no es la distribuci贸n real, unos reciben m谩s y otros, menos. Hay diferencias justificadas por el grado de educaci贸n, la calidad del trabajo, el esfuerzo y otras cualidades. Pero hay otras que no se justifican como las desigualdades entre hombres y mujeres por igual trabajo, o de personal de planta y subcontratados que hacen la misma labor.

El modelo econ贸mico vigente es el que permite las desigualdades injustas. As铆 una parte demasiado grande se lleva el capital extranjero, especialmente las mineras; otra parte excesiva se lleva el capital nacional monop贸lico. En cambio el conjunto de los asalariados recibe poco y tambi茅n es injusto lo que le queda a las mini y peque帽as empresas.

La pobreza, aunque ahora es menor que en tiempos de Pinochet, es bastante mayor que las cifras oficiales.

El c谩lculo oficial de Mideplan (Ministerio de Planificaci贸n de Chile) de la poblaci贸n que se encuentra por debajo de la l铆nea de pobreza es de 13,7% para 2006. La cifra ha sido muy cuestionada por su metodolog铆a por economistas de diverso espectro ideol贸gico. (Marcel Claude, Felipe Larra铆n, Patricio Malatrassi) Larra铆n calcul贸 en 29% el n煤mero de pobres. (El Mercurio, 14 de Octubre 2007) Infante y Sunkel en art铆culo de la Revista Cepal (Abril,2009) la estiman en 25,6%. Un c谩lculo m谩s riguroso que el actual podr铆a llegar a un 33% de toda la poblaci贸n. Entre 4 y 5 millones de chilenos subsisten con ingresos de pobreza. Estos n煤meros son de pre-crisis. Con la actual recesi贸n los pobres han aumentado por el desempleo y otras causas.

El 80% de los chilenos no pueden ahorrar por sus bajos ingresos y deben vivir endeudados.

La VI Encuesta de Presupuestos Familiares con datos del 2007, elaborada por el Instituto Nacional de Estad铆sticas,(INE) estableci贸 que el 20% de chilenos m谩s acomodados acumulaba el 60,7 % del ingreso total de la poblaci贸n. Esto significa que el 80% o sea la inmensa mayor铆a s贸lo recibe el 39,3% restante. Seg煤n la misma Encuesta ese 80% de chilenos no tiene capacidad de ahorro, sus gastos exceden a sus ingresos, y se ven obligados a vivir endeudados, pagando altos intereses y comisiones. La Encuesta del INE mostr贸 adem谩s que el 20% m谩s acomodado es el sector social que m谩s aument贸 sus ingresos entre 1997y 2007. Su participaci贸n en el ingreso total se elev贸 en m谩s de 7 puntos porcentuales.

EL COEFICIENTE DE GINI

El coeficiente de Gini que mide el grado de desigualdad confirma que Chile tiene uno de los grados m谩s altos de desigualdad. Seg煤n los estudios para el a帽o 2005, el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas lo calcul贸 en 0,54 y la CEPAL lo estim贸 en O,55. Estas cifras significan que las diferencias econ贸micas entre los chilenos son peores que en cualquier pa铆s europeo y m谩s extremas que en la mayor铆a de los pa铆ses del Asia Pac铆fico como China, Jap贸n, Corea, India, Australia y Nueva Zelandia. El ex Ministro Alvaro Garc铆a, record贸 que para ese mismo a帽o el Banco Mundial situ贸 a Chile entre los diez pa铆ses m谩s inequitativos del mundo. (Alvaro Garc铆a. Chile, Distribuci贸n del Ingreso y Visi贸n Estrat茅gica. Fundaci贸n Chile XXI)

En el 煤ltimo medio siglo, el Gobierno de Allende fue el 煤nico que redujo las desigualdades al m铆nimo.

El coeficiente de Gini ha tenido variaciones significativas en los 煤ltimos 50 a帽os, en dependencia de la orientaci贸n de los gobiernos. Fue relativamente moderado durante Ib谩帽ez y Frei Montalva. En el per铆odo de Allende lleg贸 al m铆nimo hist贸rico, gracias a su pol铆tica social. En la dictadura de Pinochet con el apoyo de la derecha, las desigualdades alcanzaron los peores niveles; y durante los gobiernos de Aylwin, Frei y Lagos se mantuvieron a niveles muy negativos. (En el libro de Humberto Vega, En vez de la Injusticia, p谩gina 394 aparece un cuadro y un gr谩fico que demuestra esta afirmaci贸n seg煤n la evoluci贸n del Gini entre 1957 y 2005)

El programa de Arrate propuso un plan concreto con metas realistas para eliminar o reducir las desigualdades excesivas. Leyes sociales de ayuda y protecci贸n a los pobres, fin a las discriminaciones, freno a los despidos, derechos laborales y controles sobre los monopolios, son algunos de los medios a utilizar.

EL FOSO QUE DIVIDE A LOS CHILENOS

Las agencias de marketing dividen a los chilenos en cinco grupos muy desiguales, en n煤mero y capacidad econ贸mica. Estos se pueden reagrupar en tres niveles. El ABC1 que es la 聯clase alta聰, los grupos C2 y C3, que constituyen 聯la clase media聰; y las grupos D y E, 聯la clase baja聰, que forman los obreros y los trabajadores m谩s pobres.

El ABC1 constituye un 7% de las familias chilenas, dentro del cual, se encuentra la elite con m谩s poder econ贸mico. En la c煤spide -seg煤n la revista Forbes, ranking 2008- la familia Angellini acumulaba 1.000 millones de d贸lares de patrimonio; Pi帽era, 1.300 millones; El clan Matte 7900 millones y el grupo Lucksic 10.000 billones de d贸lares. Todos figuran en la lista de los mil multimillonarios m谩s acaudalados del planeta.

CUANTO GANAN LOS ABC1

El segmento social del ABC1 parte con un ingreso mensual m铆nimo de 2 millones de pesos, pero va subiendo y puede llegar a varios cientos de millones. Su peso monetario en el mercado de consumo alcanza al 40% del total nacional. Los A son los multimillonarios; los B son sus socios menores y los nuevos ricos; y los C los altos ejecutivos. Los C1 son los llamados clase media 聯alta聰. En el ABC1 entran los directores de sociedades an贸nimas, socios de firmas consultoras de 茅xito, cirujanos pl谩sticos, otros profesionales de moda, y altos funcionarios p煤blicos. El Conservador de Bienes Ra铆ces recibe m谩s de 80 millones de pesos por mes.

Los ejecutivos m谩ximos de las grandes sociedades est谩n entre los mejor pagados del continente y en algunos casos sobrepasan a sus pares de pa铆ses desarrollados, considerando los costos de vida y los impuestos a la renta. Seg煤n Price Waterhouse, un muestreo entre 130 grandes compa帽铆as revel贸 que un gerente general ten铆a un sueldo fijo mensual de 20 millones de pesos, a lo cual hay que agregar bonos variables en el a帽o, entre 30 y 150 millones seg煤n 聯rendimiento聰. Las m谩s grandes compa帽铆as agregan acciones sin pago, seguros de vida, de salud, educaci贸n de elite para los hijos, vacaciones extras, y pago de cuotas de socios en clubes elegantes. Un peque帽o grupo de altos ejecutivos de D&S recibi贸 en 2007, 6.100 millones de pesos en gratificaciones. El Banco Santander distribuy贸 entre los suyos, 30.000 millones de pesos. Jumbo pag贸 a cada uno de su grupo 13 millones de pesos mensuales, mientras Falabella asign贸 8 millones. (El Mercurio, 2006).

De los 5 millones de familias chilenas, unas 70.000 familias son due帽as de activos l铆quidos con m谩s de 54 millones de pesos (100.000 d贸lares) disponibles para negocios r谩pidos. (El Mercurio 22 de Octubre de 2006) De acuerdo con otra fuente, hay en Chile 10.000 familias con fondos l铆quidos por sobre los 540 millones de pesos, (1 mill贸n de d贸lares) disponible para inversiones a mayor plazo. (Revista Que Pasa) Una nueva y lucrativa 聯industria聰 surgi贸 para administrar fondos de los millonarios. Mediante una comisi贸n del 0,5% m谩s gastos, se ofrecen para gerenciar estos dineros. Cuando el cliente posee m谩s de 37.800 millones de pesos (70 millones de d贸lares) entonces contrata un administrador exclusivo.

La riqueza que ostentan los multimillonarios se observa en los nuevos barrios para ricos. Por ejemplo, en la Dehesa se construyen mansiones en terrenos de 2.000 metros cuadrados con jardines, piscinas, garages, canchas de tenis, habitaciones para invitados, dependencias para la servidumbre. Su precio, 800 millones de pesos (o sea US 1 mill贸n y medio de d贸lares) Por la llamada 聯segunda聰 vivienda o casa de descanso en el balneario Zapallar , un socio del Fondo Privado Celfin pag贸 600 millones de pesos. En cambio las familias del C2 s贸lo pueden aspirar a apartamentos 30 veces m谩s peque帽os y las del C3, a煤n menores y construidos de material ligero, afectos a lluvias e inundaciones.

Los miembros m谩s acaudalados del ABC1, viven en condominios exclusivos, como Valle Escondido en Lo Barrenechea, que tienen vigilancia electr贸nica y veh铆culos de seguridad que patrullan las calles interiores las 24 horas del d铆a. En otro extenso sector reservado para ABC1, el valle de Chicureo, las inmobiliarias esperar recaudar unos 3.000 millones de d贸lares, cuando hayan completado su construcci贸n. Con una suma semejante se podr铆a construir viviendas modestas para una 150.000 familias que hoy viven hacinadas en viviendas paup茅rrimas. S贸lo en La Pintana y Conchal铆 hay 14.000 familias inscritas en lista de espera para una vivienda social subvencionada. (Las cifras provienen de las respectivas municipalidades)

AVIONES PRIVADOS Y HELIC脫PTEROS

Los muy ricos chilenos ya no vuelan en aparatos de l铆nea comercial. Ellos tienen sus aviones ejecutivos y helic贸pteros, pilotos permanentes, hangares, pistas exclusivas. En 2007, Cessna-Chile vendi贸 24 aeroplanos privados al precio de 2,5 millones de d贸lares cada uno. (1.350 millones de pesos) Seg煤n la prensa Andr贸nico Luksic pag贸 10 veces m谩s, 25 millones de d贸lares por un avi贸n personal.

Los helic贸pteros los usan para distancias cortas y librarse de tacos y cortes. El m谩s barato cuesta 200 millones de pesos y el m谩s lujoso 750 millones. Agust铆n Edwards, el due帽o de El Mercurio y consejero de Nixon para el Golpe, adquiri贸 un Bell 412 para 15 pasajeros, al precio de 3.000 millones de pesos. Los fabricantes han vendido hasta 2005, 180 aparatos para clientes especiales.(Revista Capital, 聯Mucho lujo聰, No 164, 9-22 Septiembre 2005)

Los ejecutivos m谩ximos de las grandes sociedades est谩n entre los mejor pagados del continente y en algunos casos sobrepasan a sus pares de pa铆ses desarrollados, considerando los costos de vida y los impuestos a la renta. Seg煤n Price Waterhouse, un muestreo entre 130 grandes compa帽铆as revel贸 que un gerente general ten铆a un sueldo fijo mensual de 20 millones de pesos, a lo cual hay que agregar bonos variables en el a帽o, entre 30 y 150 millones seg煤n 聯rendimiento聰. Las m谩s grandes agregan acciones sin pago, seguros de vida, de salud, educaci贸n de elite para los hijos, vacaciones extras, y pago de cuotas de socios en clubes elegantes. Un peque帽o grupo de altos ejecutivos de D&S recibi贸 en 2007, 6.100 millones de pesos en gratificaciones. El Banco Santander distribuy贸 entre los suyos, 30.000 millones de pesos. Jumbo pag贸 a cada uno de los suyos 13 millones de pesos mensuales, mientras Falabella asign贸 8 millones. (El Mercurio 2006)

LA CONCENTRACI脫N DEL CAPITAL

Seg煤n la Superintendencia de Valores y Seguros existen 114 grupos de grandes capitalistas que controlan la mayor parte de las grandes empresas del pa铆s. Se calcula que en 2010, unos 1.500 consorcios controlar谩n el 74% de todas las ventas mientras el 26% restante tendr谩 que repartirse entre m谩s de 700.000 micro,peque帽as y medianas empresas (Humberto Vega. En vez de la 聟..op,cit, p谩gs. 206 a 217) Estos grupos se han adue帽ado de millones de hect谩reas de tierras sembradas o forestadas, de derechos de agua de r铆os y lagos, el uso exclusivo de las playas, propiedad excluyente de islas completas, monopolio sobre 谩reas de pesca. Nuestras principales reservas de cobre, oro y otros minerales valiosos se entregan 聯en concesi贸n plena聰 a pesar que pertenecen al estado. Seg煤n el Ministerio de Tierras y Colonizaci贸n dos tercios del territorio nacional est谩 en manos privadas.

En 1980 el valor de mercado de las diez principales sociedades an贸nimas ten铆an una cotizaci贸n equivalente al 4% del PIB de ese a帽o. Despu茅s de las privatizaciones y las enormes ganancias que les significaron, en 2006 las diez principales estaban avaluadas en el 60% del PIB. Por otra parte hay que consignar el alto grado de concentraci贸n de la propiedad de las acciones de las sociedades inscritas en la Bolsa: el 47,6 % del valor de los activos cotizados pertenece directa o indirectamente a los cinco grupos econ贸micos m谩s ricos del pa铆s. (Sergio Molina, 2005, citado en Solimano y Pollack, pag 78, op cit).

La concentraci贸n del capital constituye la tendencia prevaleciente en el sector financiero. De los 26 bancos existentes tres de ellos -Santander, Banco de Chile y Banco de Cr茅ditos e Inversiones (BCI)- centralizan el 60% de todos los cr茅ditos concedidos. En 2007, un a帽o normal, el sistema bancario en su conjunto obtuvo 1.700 millones de d贸lares de ganancias netas. Los tres m谩s grandes se quedaron con el 67% del total. Los beneficios totales despu茅s de pagar los impuestos arrojaron una tasa de ganancia sobre el capital y reservas de 18.56%, una de las m谩s altas en el continente. Pero, esta tasa de ganancia es el promedio. Falabella y el Santander la sobrepasaron, con 34.5% and 28.7% respectivamente. Adem谩s de los dividendos, los accionistas controladores de esos bancos que poseen informaci贸n privilegiada obtuvieron ganancias extras por las alzas en el precio de las acciones. En doce meses las acciones del BCI subieron 23% y las del Banco de Chile 43%.

LOS MUY RICOS NO PAGAN IMPUESTOS

El Servicio de Impuestos Internos publica anualmente una informaci贸n que cuantifica la p茅rdida de recaudaci贸n causada por las leyes que establecen franquicias y tratamientos especiales a favor de sociedades o personas afectos a impuestos. Seg煤n el mencionado informe 2005 la mayor parte de estas franquicias benefician al 20% de la poblaci贸n de mayores ingresos. El correspondiente a 2008 las calcul贸 en un 4,6% del PIB, esto es 7.800 millones de d贸lares. (Estas cifras fueron reiteradas por Alexis Guardia, ex Director del Instituto Nacional de Estad铆sticas en el art铆culo 聯La porfiada inequidad de nuestro sistema tributario聰. La Naci贸n 16 de Agosto 2009) Seg煤n el antiguo Director del Presupuesto, Mario Marcel 聯si consideramos el 5% m谩s rico de la poblaci贸n, encontramos que solo la mitad de ellos cancelan los impuestos que debieran聰.

El gobierno de Lagos y los parlamentarios acordaron reducir los impuestos a los autom贸viles de lujo. Como resultado, un BMW que antes de la rebaja se vend铆a en 40 millones de pesos, despu茅s de la rebaja se vendi贸 en 32 millones de pesos. Entretanto la Caja fiscal perdi贸 miles de millones de pesos para el privilegio de unos pocos.

CAPAS MEDIAS Y TRABAJADORES MODESTOS

Los grupos medios C2 yC3 suman el 37%; los D m谩s E, representan el 56% del total. Dentro de los estratos C2 y C3 hay peque帽os comerciantes, peque帽os industriales, profesionales y t茅cnicos con bajas rentas, profesores, vendedores y cajeros, y trabajadores calificados. En los niveles D y E se incluyen microempresarios, trabajadores por cuenta propia, obreros no calificados y temporales. Las capas medias constituyen una importante minor铆a. Pero, la mayor铆a est谩 constituida por quienes forman el sector social m谩s desfavorecido. Si bien una parte vive apenas por encima de la l铆nea de pobreza, m谩s de la mitad de ellos subsisten en la pobreza. No tienen posibilidad de satisfacer necesidades b谩sicas como una alimentaci贸n saludable, vivienda decente, acceso a buenos servicios de salud, a una educaci贸n completa, a seguridad para la vejez y empleos estables. En los ranking de la OIT Chile figura entre los pa铆ses con las m谩s altas jornadas anuales de trabajo. La gran mayor铆a de trabajadores carece del derecho a vacaciones anuales pagadas y de financiarse una jubilaci贸n digna. Una enfermedad grave, un accidente serio, una separaci贸n de los padres, bastan para que una familia caiga en la pobreza. Como lo reconoci贸 Felipe Lamarca, un alto empresario, 聯un gran porcentaje de la poblaci贸n se levanta y se acuesta angustiado. Ellos viven en el filo, con el espectro del desempleo y las deudas sobre ellos.聰 ( Diario La Tercera, 9 de Octubre 2005)

LA RIQUEZA QUE SE LLEVAN LAS TRANSNACIONALES

Una buena tajada de lo que los chilenos producen no queda en Chile, no entra en la suma disponible. Su c谩lculo se incluye en el PIB (Producto Interno Bruto) pero se elimina del PNB (Producto Nacional Bruto) el cual es el que se distribuye entre los chilenos. Por ejemplo, en 2005 el PNB fue menor en un 12% que el PIB. (Ver Cuadro 8, p谩gina 387 en Humberto Vega. En vez de la injusticia, op, cit ) Esta diferencia es una suma tan grande como la mitad de todas las inversiones p煤blicas y privadas de un a帽o. Se trata de las ganancias que se llevan las transnacionales a sus sedes en el extranjero. Es una p茅rdida neta para Chile, es el costo que soportamos por haber desnacionalizado el cobre y otras empresas que eran nacionales. Entre 2003 y 2007, las transnacionales se llevaron 59.300 billones de d贸lares. (Banco Central, Balanza de Pagos, informes anuales) La ganancia que obtuvo, en el a帽o 2006, gracias al mayor precio del cobre la due帽a de la Escondida fue mayor que todas las inversiones que hizo en los 15 a帽os anteriores.

C贸mo se distribuye el crecimiento entre el capital y el trabajo asalariado

El crecimiento est谩 produciendo resultados muy desiguales entre el capital y el trabajo, entre los due帽os de las empresas y y sus asalariados. En efecto, en el largo per铆odo 1990-2006 el aumento anual de los salarios reales fue inferior al aumento anual del producto interno bruto,- 2,9% el primero, 3,3% el segundo. Se deterior贸 as铆 la participaci贸n de los asalariados en el producto del pa铆s. (Fuente: Ricardo Infante y Osvaldo Sunkel. Chile hacia un desarrollo inclusivo. Revista Cepal, Abril 2009).

Este es uno de los principales mecanismos que genera las mayores desigualdades, y su base institucional est谩 en las leyes laborales las cuales, en su mayor parte provienen de la dictadura. Por eso no es sorprendente que los due帽os del capital hayan aumentado su participaci贸n en los beneficios del crecimiento, en detrimento de lo que le corresponder铆a en justicia a sus trabajadores. De all铆 la necesidad y la urgencia de las reformas laborales.

Jos茅 Cademartori

Economista

Fuente: El Ciudadano

 Campa帽as

2022-02-02

Publicaci贸n sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios.

El peri贸dico Pukara

El Peri贸dico Pukara quiere ser un baluarte en el lucha de ideas, en el combate de principios, en la guerra conceptual, de an谩lisis, de informaci贸n e investigaci贸n que libran los pueblos ind铆genas contra el ocupante colonialista. El peri贸dico Pukara es una publicaci贸n mensual sobre la cultura, sociedad y pol铆tica de los pueblos originarios. Periodico Pukara
Lea más...

2023-06-15

脩uke Mapu

Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche 脩uke Mapu

En nuestro Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu puede encontrar toda la actualidad noticiosa, art铆culos, videos, fotos, actividad, enlaces y el m谩s completo archivo de noticias. Facebook Centro de Documentaci贸n Mapuche, 脩uke Mapu:
Lea más...

La Realidad Mapuche en Youtube


Benetton y los mapuche


¿Qué es la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas?


Aprenda Mapunzugun, el idioma Mapuche, via Internet: comprenda el contexto sociocultural- linguístico e interétnico del Pueblo Mapuche.