Ñuke Mapu
http://www.mapuche.info/
Centro de Documentación Mapuche
Mapuche Documentation Center

2016-03-29 | Comunidades | Mapuche

al dirigente mapuche Aucan Huilcaman

Carta del embajador de Chile en Guatemala Domingo Namuncura

Mi pregunta de fondo,a propósito de tu artículo es ¿porqué, en el mundo indígena, y particularmente Mapuche, ciertas personas y grupos tienen que erigirse en jueces de sus hermanos? ¿De dónde les viene esa autoridad? En mi comunidad y conforme a la enseñanza ancestral de mi padre, la única voz autorizada en materia de juicio moral, proviene sólo de las Machis y de nuestros Abuelos. Todo lo demás es conversación opinable. Mi padre me decía, "aléjate siempre del que vocifera; del que grita, porque no está pensando.


Foto: la red
Apreciado amigo:

Antes que nada, este mensaje es personal y te lo envío sin ánimo de difusión, esperando la misma reciprocidad. Quiere establecer un diálogo personal. Me informaron de tu artículo en wallmpau futra trawun.

Le he leído con interés y, en cierto modo me ha sorprendido. Gran parte de tu reflexión descansa en la crítica a la próxima elección de consejeros nacionales de Conadi y, fundamentalmente, a la idea de un "colonialismo y domesticación de los pueblos indígenas y sus derechos".

Llama la atención en tu artículo, que no solo la Conadi y sus consejeros son declarados como "amenaza" para los pueblos, sino también otras personas que, independientemente de su trayectoria social o política y de su dignidad también son señalados por tí como una "amenaza".....Comprenderás que la distancia entre "amenaza" y "enemigo" es extraordinariamente corta y eso me recuerda el período oscuro de Chile cuando el Estado militar nos señaló también como "amenaza" y "traidores" y "terrorista intelectual" (en mi caso, y por ello estuve detenido por la CNI y seis meses en la cárcel en 1982 ) o simplemente como "enemigos" de la Patria.....Si. El lenguaje de la violencia y de la amargura social y política encuentra siempre y con extrema rapidez, el camino de la estigmatización para referirse a quienes no piensan o actúan como uno.

Me sorprende, pues te sé una persona digna y comprometida con las luchas de su pueblo y me sorprende aún más, que luego te permites -tal como lo sentí en los bandos militares del 73 y años siguientes- a apuntar con el dedo (en este caso con el word del computador) a lo menos a 36 hermanos y compañeros que, conforme al sentido de tu artículo deberán ser considerados una "amenaza" para los pueblos indígenas, directa o indirectamente, sean consejeros o no, o hayan sido consejeros o militen en partidos o no, hayan estado en el gobierno o no....No importa. Somos una "amenaza". Ahí están, ¿los primeros?, 36 de la Lista.... En mi caso, me mencionas como entre quienes habiendo expresado anteriormente opiniones en contrario acerca de la modalidad del Decreto 66 y anteriores, "ahora trabajan en diversas reparticiones públicas" para implementarlo....Yo estoy cumpliendo una misión diplomática.

Espero que no te ofenda el hecho de que un mapuche sea el primer diplomático en la Historia de Chile, pero éso sólo es un detalle. Por lo tanto, mal puedo tener injerencia o responsabilidad en la aplicación de los procesos de consulta indígena en Chile y si así hubiese sido, ten por seguro que habría hecho todo lo necesario para hacer cumplir el compromiso programático presidencial en relación con tales procesos. Pero yo salí de Chile y me encuentro trabajando en una relación intercultural en la nación Maya de Guatemala. Entonces, la forma cómo emitimos un juicio no es menor al fondo de las cosas, porque de igual manera así como se levanta una campaña de estigmatización, eso mismo se podría devolver -a mi juicio inmerecidamente- respecto de dirigentes indígenas que han sabido vivir muy adecuada y cómodamente de la cooperación internacional, aprovechando diversos escenarios internacionales para instalar denuncias, justas o no, razonables o no, y/o que, por debajo de de la superficie de determinados conflictos, igual han negociado con el Estado "opresor" obteniendo importantes resultados; y sería extremadamente injusto un juicio general o particular, porque cada procesos tiene su propio momento histórico y todo momento tiene sus propias explicaciones. Por cierto,entiendo bien que todo esto no es tu caso.

Mi pregunta de fondo,a propósito de tu artículo es ¿porqué, en el mundo indígena, y particularmente Mapuche, ciertas personas y grupos tienen que erigirse en jueces de sus hermanos? ¿De dónde les viene esa autoridad? En mi comunidad y conforme a la enseñanza ancestral de mi padre, la única voz autorizada en materia de juicio moral, proviene sólo de las Machis y de nuestros Abuelos. Todo lo demás es conversación opinable. Mi padre me decía, "aléjate siempre del que vocifera; del que grita, porque no está pensando. Toma distancia. Dale un tiempo y luego vuelve a conversar y escúchalo". Y he seguido esa práctica a lo largo de mis seis décadas de vida y confieso que no ha sido fácil, pero aun frente a mis carceleros en los años 80 pude comprobar que es una máxima muy sabia.

En todos estos años, desde que fui Director de Conadi, y por eso conozco bien sus luces y sombras, siempre me ha llamado la atención esto de que hay hermanos Mapuches que se levantan como jueces de sus pares. Como si ellos tuviesen un Diploma o Certificado de honor y dignidad exclusivo y excluyente. Como si fueran el depósito alfa y omega de la Verdad Mapuche. Como si representasen la Verdad absoluta y entonces pontifican desde su bien equipada oficina (porque en este caso tu artículo no está escrito en la humildad de una ruka de campo) y con la tranquilidad que da una buena taza de café y apuntan con el computador a quienes serán estigmatizados como una "amenaza". Es cuestión de elegir los nombres.... Me sorprende. Más aún cuando hoy es el tiempo de sumar fuerzas, de aunar criterios, de hacer avanzar mucho más lo poco o nada (según el ángulo) de lo que entre todos todos hayamos podido realizar.

Hay algo, estimado Aucán, que sí te pido considerar: cuando te refieras a tus hermanos y quieras juzgarlos en la plaza pública como una "amenaza" para nuestros Pueblos, invierte un poco más de tiempo en conocerlos: su vida, su familia, sus historias, sus dolores y sus sueños, y la lucha que hayan librado y las muchas dificultades de la misma y que han debido sortear. Procura conversar con ellos, como yo hice contigo hace un par de años, en esas casi cuatro horas que estuve en tu oficina de Temuco y simplemente dialogamos con apertura sobre el presente (en ese momento, gobernaba Piñera) y el futuro de nuestros Pueblos. No recuerdo que tuviésemos profundas, graves o irreconciliables posturas. Por el contrario. Pero ese diálogo me permitió conocer al hombre, al padre, a la persona de Aucán y menos a un dirigente (porque ya te conocemos en cierto modo por tu acción pública) y por eso te respeto y aprecio más, solo por ser dignamente una persona humana y hermano de un mismo pueblo. No se me ocurriría jamás adjetivar o calificar tu comportamiento político.

El futuro de nuestros Pueblos, estimado Aucán, será el fruto de una lucha unitaria y con un relato político que convocará al pueblo chileno y a sus instituciones a una nueva época de relaciones, más justas y dignas. Esto es el presente y el futuro. Todos somos necesarios en esta lucha; cualquiera sea el lugar que ocupemos en la sociedad. Todos somos necesarios. Y los líderes que triunfarán en esto, serán los que llamen a la unidad, los que sumen y no los que restan. Tienes mucho que aportar. Permítenos a nosotros hacer lo nuestro.

Fiachantü küme antü ngepel.

Pewkayal.

Domingo Namuncura

Fuente: Aucan Huilcaman Paillama

Publicado: 2016-03-29 | Revisado: 2016-03-29 10:37:51 | Enlace de actual documento: http://www.mapuche.info/?pagina=6693