—uke Mapu
http://www.mapuche.info/
Centro de Documentaciůn Mapuche
Mapuche Documentation Center

2014-04-08 | Comunidades | Mapuche

Liberación nacional es la estrategia mapuche

Héctor Llaitul, explica los propósitos de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM)

Cuando Héctor Llaitul aparece caminando a contraluz por la galería desde el módulo de los presos políticos mapuches, me impacta su porte. Es más alto y corpulento de lo que suponía. Bajo la casaca corta y gris luce una camiseta azul estampada con el rostro del joven Matías Catrileo, mártir de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM).


El kallf√ľ (azul) es un color sagrado para el mapuche. Es newen , energ√≠a divina y ben√©fica que viene del Oriente, y un v√≠nculo con el k√ľp√°l o k√ľp√°lme (la familia, el linaje, la naci√≥n), y con el Wenumapu (la Tierra de Arriba, donde habitan los antepasados).
Mat√≠as Catrileo lleg√≥ a ser ‚Äúhermano y amigo, y parte de mi familia‚ÄĚ, dir√° Llaitul. Al verlo, pienso que su p√ľll√ľ (su esp√≠ritu) estuvo en la entrevista.
Llaitul trae unos ejemplares de su libro Weichan, conversaciones con un weychafe en la prisi√≥n pol√≠tica , escrito en conjunto con el pol√≠tico y escritor Jorge Arrate. Lo recuerda con cari√Īo: ‚ÄúTiene la capacidad de observar y de escuchar; a don Jorge lo considero un hombre bueno, un hombre valiente, lo respeto‚ÄĚ. Weichan , significa ‚Äúla guerra‚ÄĚ. Llaitul dice en el libro que ‚Äú‚Ķdebe entenderse elweichan como la guerra propiamente tal, cuyo objetivo es la defensa del territorio y la autonom√≠a (‚Ķ) Es una sociedad en movimiento que es capaz de reproducir su diferencia y de reafirmarse‚ÄĚ.Weychafe es el guerrero; el luchador y militante por la causa de la defensa del pueblo mapuche.
Trabajador social, pr√≥ximo a cumplir 45 a√Īos, H√©ctor Llaitul naci√≥ en Osorno en 1967, es padre de cinco hijos (Lautaro, Neyen, Ernesto, Pelentaru y Victoria). ‚ÄúYo me considero longko de la organizaci√≥n y un sustentador de ideas, de ideolog√≠a, un pensador‚ÄĚ. Est√° preso desde el 26 de febrero de 2007. Su caso fue elevado a la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a fines de 2011. Inicialmente fue condenado a 25 a√Īos bajo el cargo de ‚Äúhomicidio frustrado‚ÄĚ del fiscal Mario Elgueta en una supuesta ‚Äúemboscada‚ÄĚ y de ‚Äúrobo con intimidaci√≥n‚ÄĚ al campesino Jos√© Santos Jorquera. De lo primero, dice que no fue una emboscada, ‚Äúfue enfrentamiento‚ÄĚ. La Corte Suprema anul√≥ el fallo y cambi√≥ homicidio frustrado por ‚Äúlesiones‚ÄĚ a polic√≠as y ‚Äúlesiones leves‚ÄĚ al fiscal; rebaj√≥ la pena a cuatro a√Īos. Pero dej√≥ intacta la condena a diez por el caso Santos Jorquera. Alega que este fue un acto de justicia ancestral comunitaria. En efecto, hay una disposici√≥n legal que admite la costumbre ind√≠gena como eximente o atenuante de responsabilidad penal (art√≠culo 54, Ley Ind√≠gena N¬ļ 19.253). La reconsideraci√≥n de la Suprema fue el resultado de 87 d√≠as de huelga de hambre (en 2010) de Llaitul y sus compa√Īeros Ram√≥n Llanquileo y Jonathan Huillical, entre otros. Pero hay m√°s: la Suprema ya pose√≠a antecedentes de que la justicia militar los hab√≠a absuelto y que ambas sentencias eran contradictorias. Una persona no puede ser juzgada dos veces por un mismo delito. Por ello, la Defensor√≠a Penal P√ļblica del B√≠o B√≠o estudiaba interponer un recurso de amparo a favor de Ram√≥n Llanquileo, Jonathan Huillical y H√©ctor Llaitul.
PF fue autorizado a entrevistar a Llaitul el viernes 12 de octubre a las 10 de la ma√Īana. ‚ÄúEl d√≠a de la resistencia de los pueblos‚ÄĚ, dice Llaitul cuando le hago ver lo simb√≥lico de la fecha. Me pide disculpas por haberme hecho esperar. Se hab√≠a duchado despu√©s de su rutina diaria de ejercicios. Usa el pelo corto, no fuma, no bebe alcohol. Ocupamos la sala de abogados. Una mesa, un par de sillas y una ventana con barrotes.
¬ŅMe puede hablar sobre la CAM?
‚ÄúFalta un estudio acabado sobre la CAM desde los puntos de vista hist√≥rico, sociol√≥gico, pero sobre todo pol√≠tico, para analizar su verdadero rol. Hay necesidad de un registro, de una sistematizaci√≥n, de un an√°lisis sobre su experiencia, su postura pol√≠tica, ideol√≥gica; de lo que denominamos hoy el proyecto de la CAM. Por eso prefiero dejar abierto el tema‚ÄĚ.

Movimiento Anticapitalista
Pero, una síntesis…

‚ÄúLa caracter√≠stica fundamental de la CAM es el surgimiento, m√°s all√° del hito de las acciones en contra de las forestales que dieron cuenta del nacimiento de la CAM, de una nueva forma de hacer pol√≠tica en el contexto de las luchas mapuches. Una nueva forma de enfrentar lo que hasta ese momento se conoce como las demandas o reivindicaciones de nuestro pueblo. La CAM inaugura una experiencia, una pr√°ctica pol√≠tica distinta, en terreno, en y desde las comunidades. Y eso genera un antes y un despu√©s. Se empieza a hablar a partir de ese momento del ‚Äėconflicto mapuche‚Äô. Las comunidades dejan de ser pasivas, sometidas, y pasan a constituirse en un actor fundamental dentro de sus procesos de reivindicaciones.
La otra característica es una concepción por sobre todo anticapitalista. Como definición, y también como práctica política. Por eso la CAM es una organización revolucionaria. Confronta al capital y esa confrontación genera el conflicto. Y nos hace antioligárquicos, anticolonialistas y antimperialistas. A partir de la realidad y de la suerte de nuestro pueblo, irrumpimos como un movimiento autónomo, mapuche y revolucionario. Eso nos hizo objeto de la atención del Estado y de los detractores de la causa mapuche, de la oligarquía histórica y del capital nacional e internacional. Entonces pasamos a constituirnos en el enemigo interno del Estado chileno.
Esa postura anticapitalista, marcada y consecuente, es tal vez lo que nos diferencia de otras organizaciones. Surgimos en un contexto pol√≠tico complejo, que es la Concertaci√≥n; un escenario dif√≠cil para la pr√°ctica de la confrontaci√≥n. Muchos nos enrostraron que no dej√°bamos gobernar, o que hac√≠amos olitas. No hubo acompa√Īamiento pol√≠tico y s√≠ mucha animosidad. Porque la Concertaci√≥n es un espacio de administraci√≥n pol√≠tica e ideol√≥gica neoliberal.
Nuestro gran desaf√≠o fue elaborar un constructo ideol√≥gico y pol√≠tico nuestro, propio, mapuche. Y eso es tambi√©n un tema muy profundo que implic√≥ un rompimiento con las antiguas expresiones que nos acompa√Īaban en estas reivindicaciones. Por eso hablamos del movimiento aut√≥nomo mapuche y de una propuesta ajena a los partidos y a los movimientos de Izquierda‚ÄĚ.
¬ŅY cu√°l es esa propuesta?
‚ÄúEs una propuesta que ya de alguna manera se ha instalado, porque ha sido asumida transversalmente por otras expresiones pol√≠ticas mapuches. Se trata del anticapitalismo; de una definici√≥n del enemigo del pueblo-naci√≥n mapuche, y del desarrollo de un movimiento aut√≥nomo de base cosmovisionaria‚ÄĚ.
¬ŅPero cu√°l es la alternativa al capitalismo?
‚ÄúLa reconstrucci√≥n de la naci√≥n mapuche lo es por s√≠ sola. Quienes saben de nuestra cosmovisi√≥n mapuche lo comprenden. Por eso la CAM se transform√≥ en un referente para las comunidades. Y as√≠ empezamos a fortalecer las demandas hist√≥ricas de nuestro pueblo, cuyos ejes fundamentales son el territorio y la autonom√≠a, desde hace 100, 200, 500 a√Īos.
Ello implicó romper con el andamiaje de la institucionalidad y creamos un escenario distinto, basado en luchas, no tanto en discursos. La historia de la CAM está llena de vicisitudes y conflictos, y de acciones, de persecuciones, y de presos y de muertos, y yo estoy hablando desde la cárcel por lo mismo, porque sustento sus planteamientos.
La organizaci√≥n CAM fue definida como el ‚Äėenemigo interno‚Äô desde el a√Īo 2001. El a√Īo 2003 la CAM fue definida como una ‚Äėasociaci√≥n il√≠cita terrorista‚Äô. Desde entonces, hemos sido objeto de una d√©cada de persecuci√≥n implacable. A la CAM se la persigui√≥ tres veces por asociaci√≥n il√≠cita terrorista a partir de esa fecha, porque nos hemos constituido en una expresi√≥n m√°s alta, cualitativamente, de reclamaci√≥n y demanda: el proceso de liberaci√≥n nacional mapuche. Y eso est√° instalado‚ÄĚ.

Principios de la autonomia
¬ŅQu√© implicancias tiene ese proceso?

‚ÄúLa reconstrucci√≥n nacional mapuche es una discusi√≥n interesante. Yo hice un libro precisamente para eso, para llamar a la gente a debatir. Lo que usted me est√° preguntando, tambi√©n se lo est√° preguntando el mundo mapuche. Sus distintas corrientes. Pero ello no quita que se est√© avanzando en t√©rminos de pr√°ctica pol√≠tica, ideol√≥gica y de expresi√≥n te√≥rica en ese sentido. Para liberarnos tenemos que descolonizarnos, pero no se trata solo de una descolonizaci√≥n frente al sistema de dominaci√≥n. Es un proceso de descolonizaci√≥n ideol√≥gica de todo tipo de construcci√≥n de fuera del √°mbito mapuche. Por eso tenemos diferencias con otros procesos de liberaci√≥n. Tambi√©n tenemos diferencias respecto del concepto de autonom√≠a. Por lo mismo tenemos diferencias con otras organizaciones que se plantean la autonom√≠a, pero que no tienen una pr√°ctica pol√≠tica para la autonom√≠a. ¬ŅC√≥mo vamos a lograr la autonom√≠a? ¬ŅAs√≠, sobre la base de lo que tenemos? ¬ŅO la quieren lograr sobre la base de la restituci√≥n, de algo m√°s‚Ķ?‚ÄĚ.
¬ŅC√≥mo entienden o definen la autonom√≠a?
‚ÄúLa autonom√≠a tiene sus principios. Y uno que es fundamental y eje, base de todo, es el principio de la territorialidad. Nosotros no podemos ejercer o desarrollar autonom√≠a si no tenemos territorio. Cuando se lucha por el territorio, se tiene que hacer una pr√°ctica pol√≠tica de lucha por el territorio. Y no se puede hacer utilizando los instrumentos del Estado, porque no lo va a permitir. El Estado, un Estado capitalista, lo que hace hoy d√≠a es favorecer los procesos de inversi√≥n capitalistas. M√°s claro no puede estar. Por lo tanto, no va a querer generar territorio para los mapuches. Va a jug√°rsela y va a generar territorios para los procesos de inversi√≥n capitalistas. Eso es as√≠. Por lo tanto, nuestra lucha tiene que ser por territorio, metro a metro, por recuperar la tierra‚ÄĚ.
¬ŅPor cu√°nto territorio? ¬ŅDel B√≠o B√≠o al sur?
‚ÄúEs un tema a discutir. Nosotros en la CAM no vamos a plantearnos ficticiamente, porque en el hacer pol√≠tica no hay que ser ficticio. No vamos a decir del B√≠o B√≠o al sur, no es que sea imposible. Es que no tenemos la fuerza hoy d√≠a para plantearlo as√≠. Si ma√Īana tenemos un proceso mayor, ideol√≥gica y pol√≠ticamente, de fuerzas pol√≠ticas reales, podr√≠a ser. Nosotros estamos hablando de un proceso. Y no podemos poner la carreta delante de los bueyes. Tenemos que ir madurando, acumulando. Y lo primero que estamos diciendo es que las expresiones tienen que ser anticapitalistas y por el territorio. Si no, no hablemos de autonom√≠a.
Nuestro planteamiento pol√≠tico-estrat√©gico est√° muy claro en el documento Planteamiento Pol√≠tico Estrat√©gico de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) de marzo de 2000. Todav√≠a est√° en Internet. Ah√≠ est√° el por qu√© y el c√≥mo‚ÄĚ(1).
¬ŅY qu√© es lo medular del documento?
‚ÄúHay dos grandes objetivos. Uno es la resistencia mapuche a la amenaza que representan los proyectos de inversi√≥n y el latifundio; la resistencia al sistema capitalista en el territorio ancestral mapuche. El segundo eje es la reconstrucci√≥n del pueblo-naci√≥n mapuche. Y ah√≠ est√° esbozada adem√°s la propuesta de autonom√≠a revolucionaria. Para entender a la CAM hay que remitirse a ese documento‚ÄĚ.

Vigencia de la coordinadora Arauco-Malleco
¬ŅY la CAM existe hoy, tiene expresi√≥n?

“La CAM hoy es una organización prácticamente heroica, pues nace en un contexto político difícil para una revolución, el de la Concertación, que criminalizó y judicializó nuestra lucha. Y se nos aplicó la cooptación de gente, tanto de la dirección como de militantes, usando el asistencialismo, el financiamiento de proyectos de desarrollo. El garrote y la zanahoria. Y nos obligaron a reducir nuestra base social. Y por eso es el Plan Araucanía, muchos recursos para frenar a las masas mapuches y mucha seguridad para frenar a las expresiones políticas más consecuentes, entre ellas la CAM.
Perdimos base social, pero la CAM hoy se ha constituido en un referente que ha generado gran influencia en el pueblo mapuche. El gran logro de la CAM es haber iniciado y contribuido a un proceso de autoafirmaci√≥n √©tnica nacional. Nos sentimos parte de una identidad, de una cultura, de pueblo-naci√≥n; de un proceso de autoafirmaci√≥n como un pueblo. Hoy vemos expresiones de identidad en empresarios mapuches, en miembros de las fuerzas armadas que son mapuches, en gente de distintos √°mbitos que se identifican como mapuches‚ÄĚ.
¬ŅQue piensa de la cumbre de empresarios mapuches?
‚ÄúHay que tener cuidado con quienes pretenden construir sectores elitizados dentro del mundo que reivindican. Creen que pueden construir un pueblo-naci√≥n con clases sociales. Nosotros creemos que est√°n equivocados. Eso implica coadyuvar a un sistema de explotaci√≥n, de desigualdades, al capitalismo. Enama est√° potenciado por el gobierno de derecha. Hay un acercarse del sector mapuche a propuestas del neoliberalismo. Obviamente esa no es nuestra posici√≥n‚ÄĚ.

Las forestales, emblemas del capitalismo
¬ŅC√≥mo se manifiesta el capitalismo hoy en la territorialidad mapuche?

‚ÄúPensamos que el capitalismo en Chile tuvo una refundaci√≥n. Hay hermanos que todav√≠a usan el lenguaje de la √©poca de la reforma agraria y hablan del latifundio aqu√≠ y del latifundista all√°. Hoy la territorialidad mapuche no est√° sobre una base latifundaria, lo que hoy existe en la territorialidad mapuche es un proceso de transnacionalizaci√≥n sobre la base de una econom√≠a extractiva y, principalmente, sobre la base de la explotaci√≥n forestal. Las forestales trastocaron todo el sistema de propiedad en la octava, novena y d√©cima regiones. Tienen millones de hect√°reas, y esa es una realidad que mueve toda la econom√≠a de esta zona. Esta zona es una de las que genera m√°s riqueza para esos grupos y a la vez la mayor pobreza para la poblaci√≥n. En esta zona todos los campos son forestales. Eso tambi√©n hay que estudiarlo bien, hacer un buen diagn√≥stico. En esta y en otras zonas ya no existe el latifundista cl√°sico, lo que existe son empresas forestales. Ellos tienen las grandes extensiones territoriales. Existen muy pocos latifundistas, no tienen la capacidad territorial que tuvieron en cierta √©poca y no son lo central en la lucha de la CAM. Entre el 80 y 90 por ciento de nuestras acciones son en contra de la actividad forestal. Y en segundo lugar, contra el proceso de inversi√≥n capitalista: Endesa, centrales hidroel√©ctricas, mineras. En tercer o cuarto grado le estar√≠amos peleando a los latifundistas o a colonos, que han sido bien jodidos algunos, emblem√°tico, como Lushinger, Urban, Figueroa, pero no han sido lo central en la lucha de la CAM. La lucha contra el capitalismo para nosotros es la propiedad usurpada que tienen las forestales‚ÄĚ.
¬ŅY los parceleros y campesinos pobres?
‚ÄúLo que decimos a las comunidades tambi√©n es que nosotros no queremos conflictos con parceleros. Y, por √ļltimo, no est√° en nuestra mirada ni en nuestra conducta ni en nuestra historia tener alg√ļn conflicto con ning√ļn campesino pobre, aunque sea el m√°s antimapuche. Porque son pobres, porque ah√≠ se nos caer√≠a el concepto de nuestra confrontaci√≥n con el sistema capitalista. Nosotros no tenemos una propuesta para esos campesinos, pero no es la idea atacarlos. Nunca ha sido nuestra idea‚ÄĚ.
¬ŅCu√°l es su alternativa al capitalismo? ¬ŅEl socialismo?
‚Äú¬°No!... Esa es una mec√°nica que en los mapuches no opera. Nos retrotraemos a un mundo de equilibrios, de armon√≠a; donde estaba desarrollado el verdadero mundo mapuche. Ese mapuche identificado con su territorio, con sus espacios, con su cultura, con su forma de vida. No era un expoliador, ni un conquistador, ni un explotador. Era una sociedad buena, justa, sana. Tal vez no la ideal para muchos, pero para nosotros suficiente para un tipo de vida correspondiente a los mapuches. Y sobre todo, respetuosa. Somos anticapitalistas porque estamos recuperando el ser de la naturaleza, de la biodiversidad, lo mapuche, que respetaba espacios y personas y hac√≠a todo desde una mirada colectiva, de bien com√ļn‚ÄĚ.
Le quedan quince a√Īos y medio en prisi√≥n‚Ķ
‚ÄúSoy el preso que tiene m√°s alta condena en las causas mapuche; ello es un t√≠tulo que me ennoblece‚ÄĚ.
¬ŅC√≥mo visualiza el conflicto mapuche en el horizonte 2020?
‚ÄúEl conflicto mapuche tiene para rato. Reci√©n estamos echando las bases para generar un gran proceso de liberaci√≥n nacional‚ÄĚ.

La CAM y la Izquierda
Héctor Llaitul agrega:
‚ÄĘ ‚ÄúEstamos llamando a un fuerte debate y a una comprensi√≥n sobre el mundo mapuche, sobre su cosmovisi√≥n y nuestra cosmogon√≠a. A c√≥mo entendieron los mapuches su vida, c√≥mo la hac√≠an, y por qu√© existe tanto apego al territorio, a los espacios sagrados. A eso que hoy est√° emergiendo con mucha fuerza. Muchos de los conflictos actuales tienen que ver con la defensa de lugares que se consideran sagrados espiritualmente. Y es porque el mapuche tiene una ligaz√≥n con eso. Valora cerros, espacios, r√≠os, lugares que tienen un sentido profundo de identidad y de memoria hist√≥rica. En la medida que los mapuches nos vamos reencontrando con eso, m√°s nos dedicamos a su defensa‚ÄĚ.
‚ÄĘ ‚ÄúHay una necesidad de estudiar. Sobre todo por parte de la Izquierda que se siente detentora de la causa mapuche. La Izquierda tiene que mirar m√°s. Pero m√°s que ver, tiene que comprender. Y eso es un poco lo que trat√© de hacer en el libro que escrib√≠ con Jorge Arrate. Porque √©l lleg√≥ con su campa√Īa, y tiene un buen discurso. El hombre se maneja muy bien, pero yo lo emplac√©, y le dije: pero usted est√° haciendo campa√Īa, don, y nuestro pueblo ha estado as√≠ milenariamente, yo me siento de alguna manera distante, por lo mismo. Y √©l dijo, ‚Äėen realidad, voy a volver porque quiero tratar de entender un poco m√°s‚Äô.
Y as√≠ empezamos a conversar, empez√≥ a llegar, y a √©l se le ocurre esta idea que lo engrandece, porque demostr√≥ la capacidad de escuchar y de debatir, que es lo que hace falta. A Jorge Arrate lo considero un hombre bueno, pol√≠ticamente no me voy a referir, pero lo que necesitamos son conversaciones y debates con personas buenas, con hombres buenos, que tengan esa actitud de querer escuchar y comprender. Dentro del libro narro algunos episodios donde doy cuenta de nuestros encuentros con la Izquierda. Porque la Izquierda parece tener todo resuelto; ellos piensan que tienen todo resuelto. Pero nunca nos preguntan nuestra postura frente a diversas situaciones, tampoco sobre nuestra cultura. Y nos dicen: miren, nosotros en estos cerros vamos a hacer tal cosa. Pero no nos preguntan qu√© valor tienen esos cerros para nosotros. Ni qu√© queremos. Incluso, no nos instan a crecer, a recuperar, sino que proceden a intervenir. Y lo que queremos es volver a reconstruirnos. Estamos en una etapa de reconstrucci√≥n. Somos un pueblo que tiene toda la legitimidad de plantearse un proyecto. Un proyecto propio‚Ķ‚ÄĚ.
‚ÄĘ ‚ÄúHay un estigma en torno a la CAM: que s√≥lo tiene hombres o mujeres que hacen acciones, y no es as√≠. La CAM tiene personas que desarrollan un proceso de reconstrucci√≥n de su pueblo desde las comunidades; desde el √°mbito econ√≥mico, cultural, pol√≠tico, ideol√≥gico, en el tema educativo, en el tema val√≥rico. O sea, la CAM tambi√©n desarrolla recuperaciones productivas. Mucho madereo, mucha agricultura, mucha ganader√≠a, en menor escala obviamente. La gente tiene que comer, tiene que vivir, y vivir con dignidad. Eso hace la CAM tambi√©n. Hay muchas experiencias de esto. La CAM nunca ha recibido dinero de proyectos internacionales, no hemos recibido plata de ninguna instancia. Pese a la persecuci√≥n contra la CAM de m√°s de diez a√Īos, nunca han encontrado ning√ļn elemento que d√© pistas de un financiamiento externo. Nunca. Ni una cuenta, ni una plata, nada.
La CAM funciona porque tiene en sus comunidades muy buenos agricultores, muy buenos criadores de animales, muy buenos trabajadores del ámbito maderero; tiene proyectos de huertos muy diversos, muy sanos. Huertos que son mantenidos por militantes de la CAM, de donde la CAM saca sus verduras, sus productos. Así se autofinancia, se autogestiona.

Fuente: rebelion.org
Fuente: http://www.nodo50.org/weftun/
Fuente: http://wenewenche.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=660%3Ahector-llaitul-longko-en-prision-explica-los-propositos-de-la-coordinadora-arauco-malleco-cam-liberacion-nacional-es-la-estrategia-mapuche&catid=82&Itemid=506

Fuente: Centro de Documentación Mapuche, Ñuke Mapu

Publicado: 2014-04-08 | Revisado: 2014-04-08 14:57:12 | Enlace de actual documento: http://www.mapuche.info/?pagina=4411