—uke Mapu
http://www.mapuche.info/
Centro de Documentaciůn Mapuche
Mapuche Documentation Center

2012-04-05 | Opinión | Mapuche

Conflicto Mapuche: una élite dividida

La √©lite pol√≠tica se encuentra profundamente dividida respecto a la forma de encarar el ‚Äútema‚ÄĚ ind√≠gena. La primera fuente de divisi√≥n se refiere al reconocimiento constitucional de los pueblos originarios. El Observatorio Pol√≠tico-Electoral de la Universidad Diego Portales encuest√≥ a todos los senadores y diputados en Chile (158 entrevistas) demostrando que el 100% de los parlamentarios de la Concertaci√≥n est√°n a favor de este reconocimiento constitucional. En la Alianza por Chile, el 48,6% se mostr√≥ a favor de aquella opci√≥n, mientras el 37,5% se manifest√≥ en contra.


Cuando se interrogó a los parlamentarios sobre el establecimiento de asientos en el Congreso reservados para mapuches, sólo el 15,3% de los congresistas aliancistas se mostró a favor, mientras el 70,9% de los concertacionistas apoyó esa idea. En promedio, el 45,5% de los parlamentarios apoyaría el mecanismo de cuotas, mientras en la sociedad la cifra alcanza a un 77% (Encuesta Nacional UDP 2011).

Al considerar las opciones de política para resolver el tema mapuche, los congresistas de la Alianza por Chile marcan como primera prioridad mejorar su educación (51,4%) y luego darles trabajo (33,1%), mientras los de la Concertación indican con igual preferencia la restitución de tierras y la de mejorar su educación (29,6%).
Entonces, un grupo importante de la élite opta por el reconocimiento constitucional, la inclusión de minorías en el Congreso y políticas de restitución. Otro grupo, en cambio, rechaza el reconocimiento de los grupos indígenas en tanto pueblos y favorecen políticas de asimilación.

Esta divisi√≥n refleja una m√°s profunda diferencia en la √©lite. Para algunas personas el ideal democr√°tico supone el reconocimiento de la diversidad, de grupos distintos que interact√ļan y resuelven sus conflictos a partir de instituciones que los representan. Para otros, en cambio, la aspiraci√≥n democr√°tica pasa por fortalecer el sentido de naci√≥n ‚ÄĒhomog√©neo y sin diferencias‚ÄĒ. Para unos la diversidad es una fortaleza de la modernidad. Para otros esta diversidad constituye una amenaza.

El conflicto mapuche sintetiza casi como ning√ļn otro esta pugna social. Durante siglos la √©lite pol√≠tica mantuvo una postura muy unificada respecto de la inconveniencia de reconocer a los pueblos originarios. La represi√≥n y la asimilaci√≥n han sido los mecanismos hist√≥ricos para tratar de resolver el conflicto. Quiz√°s ahora, como sociedad, tenemos una oportunidad de transformar aquella concepci√≥n: abrirnos a la posibilidad de que, a partir del reconocimiento de la diversidad, podr√≠amos construir una sociedad m√°s democr√°tica, justa y receptiva al reconocimiento de las diferencias. Lo que muestran los datos es que la √©lite, al menos en este tema, se encuentra dividida.

CLAUDIO FUENTES S.
Licenciado en Historia y doctor en Ciencia Política. Director del Instituto del Investigación en Ciencias Sociales (ICSO) de la UDP.
http://www.icso.cl

Fuente: El Mostrador

Publicado: 2012-04-05 | Revisado: | Enlace de actual documento: http://www.mapuche.info/?pagina=3090