Santiago de Chile, , Martes 20 de Marzo de 2001
ALCALDE RENE SAFFIRIO:
Críticas a Tratamiento de Conflicto Mapuche

Edil de Temuco dijo que se daba relevancia a hechos puntuales, minimizando el problema de fondo.
 

Arturo Zúñiga

TEMUCO (Arturo Zúñiga).- El alcalde de Temuco, René Saffirio, dijo que la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) ha carecido de disciplina, estructura, capacidad de gestión y respaldo político en su tarea.

En tal sentido, afirmó que cuando el conflicto mapuche ha alcanzado su máxima expresión, actores políticos de todos los sectores se han movilizado aceleradamente, e incluso algunos buscando fórmulas para dar mayor relevancia a hechos puntuales, a la vez que otros los minimizan.

Sostuvo que cuando se asumen actitudes a partir de la mayor o menor conveniencia que el problema presente desde el punto de vista político, ya sea que el conflicto esté en su máxima expresión o absolutamente debilitado, no se asumen los temas que efectivamente afectan al pueblo mapuche.

Dijo que cuando se aborda lo concerniente a los pueblos indígenas como un conflicto político más se cae en la manipulación de la información, exacerbando los ánimos o tratando de minimizar hechos que son graves. En este ámbito sostuvo que intervienen ministros, subsecretarios, intendentes, gobernadores, jefes de servicios y organismos como el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la Corporación de Fomento (Corfo), menos los propios mapuches involucrados.

Agregó que a la Conadi no se le ha otorgado respaldo político para ser un interlocutor válido en las demandas del pueblo mapuche. "El Gobierno, acertadamente a mi juicio, ha resuelto que la Conadi debe ser el organismo que intermedie y actúe con el conflicto indígena, pero aún falta. Esta entidad debe contar con profesionales idóneos para asumir los desafíos que presenta la búsqueda de soluciones adecuadas, además de recursos suficientes para implementarlas y plena confiabilidad en sus políticas.

Desde otro punto de vista, Saffirio dijo que las ocupaciones mapuches no sólo han causado daño a los propietarios de los terrenos, sino también a la región. Hizo presente que muchas inversiones asociadas al ámbito rural y urbano se encuentran paralizadas por este motivo.

Incluso, indicó que durante la reciente temporada veraniega mucha gente le había manifestado su temor de transitar por la carretera, debido a que pensaban que los enfrentamientos incluían hasta a los vehículos que transitaban por el tramo de la Ruta 5 Sur en la IX Región. "Se cree que poco menos estamos en un nivel de confrontación de tal magnitud que hace riesgoso incluso que gente venga a vacacionar. Con esto quiero graficar que hay un impacto, un daño muy superior al que sufren las forestales o el propietario de algún predio ocupado".

Dijo no creer que exista una política clara, definida, con real intención de recoger las demandas del pueblo mapuche a corto, mediano, o largo plazo. Sostuvo que se dan iniciativas aisladas, a su juicio no encaminadas a obtener los resultados que se buscan. Definió la existencia de dos tipos de demandas: las concernientes a problemas socioeconómicos y aquellas relativas a demandas históricas, políticas e institucionales de las minorías étnicas. Estas últimas están latentes en toda Latinoamérica y aun en Europa, donde gran parte de los conflictos bélicos tienen raíces étnicas.

Sin embargo, en Chile se asume el conflicto como uno solo, donde los temas de autonomía territorial y reconocimiento constitucional se mezclan con los de salud, vivienda y educación. En su opinión, todos ellos transitan por sendas separadas y requieren de un tratamiento diferenciado.



©2000 Empresa El Mercurio S.A.P