Santiago de Chile, Viernes 16 de Febrero de 2001

ALTO BIOBÍO:
Pehuenches Agreden a Directivos De Conadi

Consejero mapuche fue apaleado por comuneros; y comitiva, apedreada.
 

Pilar Espinosa

CONCEPCION (Pilar Espinosa).- "Los hicieron salir arrancando", dijo ayer un testigo de los incidentes con que finalizó el recorrido que, durante dos días, hizo una delegación de autoridades de gobierno al Alto Biobío para buscar solución a los conflictos originados por las demandas de comuneros pehuenches.

Versiones de diversos testigos de los hechos indican que grupos organizados de pehuenches esperaban al director de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Edgardo Lienlaf, y una comitiva que lo acompañaba.

Al enterarse que no les llevaba una propuesta concreta sobre la compra del sector del fundo El Queuco que ocupan desde diciembre, reaccionaron violentamente agrediendo a palos al consejero mapuche de Conadi, José Santos Millao.

El gobernador subrogante de Biobío, Pedro León Gallo, confirmó ayer los incidentes en que se vio involucrado al encabezar la delegación integrada por funcionarios de la Conadi, intendencia del Biobío, Bienes Nacionales y Serplac.

Dijo que no le constaba que hubiesen resultado personas lesionadas pero sí que todo parecía estar preparado. "Frente a uno, en primera línea, un grupo de 50 a 60 personas, y desde distintos lugares se escuchaba el sonido de trutrucas, tambores y gritos".

Según los testigos, la agresión a Santos Millao, a quien acusaban de "traidor" provino de un grupo de mujeres. Carabineros que se encontraban en el lugar se limitaron a proteger a la comitiva sin poder evitar que los vehículos fueran apedreados.

El dirigente de la comunidad de Malla Malla, Félix Tranamil, dijo que tras el fracaso de la reunión con las autoridades, "las cosas quedaron peor que antes", anunciando el inicio de la ocupación productiva del terreno donde hasta ahora permanecían pasivamente, en el área llamada Vegas del Queuco.

Los colonos Armando Queupil y Ariel Beltrán, denunciaron ayer en la gobernación de Biobío que en la madrugada los indígenas habrían quemado una casa, golpeado a una mujer embarazada y robado madera para iniciar la construcción de sus viviendas y que ellos se vieron obligados a huir.


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P