jueves 1 de marzo de 2001

Indigencia y hambruna viven
pehuenches en el Alto Biobío

El alcalde de la comuna de Antuco, Claudio Solar, denunció la dramática situación social en que se encuentran centenares de familias pehuenches que habitan entre las comunidades de Pitril y Butalelbún, en el Alto Biobío.

El edil estuvo el martes en esa zona para coordinar con los caciques de Trapa Trapa y Malla Malla la atención escolar de cien niños de esas comunidades en el internado de Antuco. Quedó conmocionado con la situación de indigencia y hambruna que percibió principalmente en las familias que mantienen una toma en parte del fundo Queuco y en residentes de la zona de Trapa Trapa, donde hay niños y adultos mayores que pasan días sin alimento.

Dijo que además del conflicto por las tierras, ésta es una prioridad social porque centenares de indígenas prácticamente se están muriendo de hambre, afirmó Solar. Por este motivo, la autoridad se reunirá hoy con la gobernadora de Biobío, Myriam Quezada, para oficializar esta denuncia y pedir que se gestione una ayuda en forma urgente.

Unas 110 familias en Malla Malla y otras 140 en Trapa Trapa están en una ''suerte de abandono'', donde la cesantía bordea un 90 por ciento, sin alimentos, abrigo ni víveres de reserva debido a que no hay trabajo en la zona, no hay una ayuda social importante para ellos y tampoco hay proyectos productivos importantes que satisfagan sus necesidades básicas, afirmó Solar.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.