miércoles 14 de febrero de 2001

Por construcción de Ralco
Mapuches protestaron ayer
en el frontis de la Conadi

SANTIAGO. Un grupo representantes mapuches protestó ayer frente al edificio de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) por la construcción de la represa Ralco en sus tierras.

El redactor de la Ley Indígena -número 17.729- y abogado asesor de estas comunidades, Mario Osses Quiroz, indicó que los mapuches ''son guerreros, son luchadores'', pero se les hace parecer como violentistas porque están preocupados por encontrar solución al problema.

Segun el jurista, los representantes de Conadi no pueden manifestar la independencia ''que tendrían que tener'', la cual supone tres cosas. Primero, que no exista presión político partidista; segundo, que se obtengan los recursos económicos suficientes; y tercero, que los representantes de esta corporación pertenezcan a la etnia.

Como ''una cantidad miserable'' definió Osses el dinero que la Conadi ha destinado para apoyar a los indígenas urbanos- 300 millones de pesos, el año pasado- pues se destina para beneficiar a más de un millón y medio de mapuches localizados entre la Cuarta y la Sexta región, incluida la Metropolitana.

El vocero indígena indicó que ''mucha gente se ha preocupado y ha sentido el problema de los detenidos desaparecidos, sin embargo se trata de cementerios indígenas y nadie dice nada''.

También, señaló que los dirigentes están denunciando una ''conspiración del silencio'' en contra de la causa indígena, que es de ''tremenda importancia'' porque tiene un significado espiritual.

En vez de proponer una cifra determinada de dinero para apoyar a las comunidades indígenas, propuso un ''método'', que consiste en que la solución de ese problema se le entregue a las personas que son dirigentes indígenas, ya que tienen una larga experiencia en el tema.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.