http://www.elsiglo.cl

Nº 997 - Santiago, 18 de agosto del 2000
Crónica

Mapuches denuncian a Gendarmería

Una contundente delegación mapuche perteneciente a la organización Meli Wixan Mapu, llegó a las puertas de la Dirección Nacional de Gendarmería a entregar una carta a su director, Hugo Espinoza, en la que denuncian el hostigamiento de que han sido objeto los presos mapuches recluidos en la cárcel de Temuco.
En la misiva señalan: "En las últimas semanas se ha registrado un sostenido y gradual empeoramiento en el trato que el personal de Gendarmería brinda a nuestros hermanos mapuches recluidos en el contexto de las movilizaciones por la restitución de tierras y la defensa de nuestros derechos políticos como nación". Detallan las arbitrariedades a que han sido sometidos, entre las que se encuentra una violencia desmedida en los allanamientos que habitualmente realiza Gendarmería, señalando que son insultados, motejados de "indios" y amenazándolos con golpizas: "Nuestros hermanos no se han opuesto (a los allanamientos), y a pesar de esto sus enseres son literalmente barridos, al igual que colchones, material de lectura y las herramientas que utilizan para realizar artesanía, único medio que les permite solventar sus gastos y el de sus familias".
En la carta, los dirigentes mapuches destacan la inocencia de los detenidos en los hechos que se les imputan y su calidad de presos políticos debido a que han sido recluidos por su participación en las movilizaciones por la recuperación de su territorio, alegando que "éste ha sido el fundamento para acusarlos, encarcelarlos y hoy día hostigarlos".
Los dirigentes indígenas advierten que fueron avisados anteriormente por los mismos gendarmes de que están "a las puertas de una agresión física violenta contra nuestros hermanos recluidos", solicitando la intervención en forma inmediata del director Hugo Espinoza, quien a juicio de los mapuches remitentes debiera ordenar un sumario interno que "detenga esta escalada de hostigamiento innecesario".
Finalizan el escrito solicitando atención médica en un centro hospitalario externo para Aníbal Salazar Hueichecura, cuyo estado de salud, señalan, ha ido empeorando considerablemente, sin establecerse un diagnóstico adecuado.
Terminaron responsabilizando al director de Gendarmería y al ministro de Justicia, su superior inmediato, de lo que les pueda suceder a los detenidos mapuches, de no intervenir en el cambio de actitud de los gendarmes hacia sus presos políticos.
 
 


http://www.elsiglo.cl
Email: elsiglo@ctcreuna.cl