Santiago de Chile, Miércoles 13 de Septiembre de 2000


Mundo Rural al Ciberespacio

En humildes poblados de la Araucanía un plan piloto de Telecentros conectados a Internet brinda a sus habitantes acceso gratuito a servicios propios de la modernidad.
 

Por Gonzalo García

Hace un par de décadas era necesario disponer de padrinos influyentes o buenos contactos para conseguir la instalación de un teléfono. Hoy en día la tecnología comunicacional invade los más remotos rincones del territorio mediante la telefonía celular, fax, correo electrónico e Internet.

A masificar ese desarrollo en zonas aún no tocadas por esa varita mágica del progreso apunta un proyecto piloto puesto en marcha gratuitamente en las comunidades más pobres de la región de la Araucanía, y que en dos años pretende cubrir todo el país.

La Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) es la encargada de implementar este proyecto de alto impacto social, originado en la Subsecretaría de Telecomunicaciones, y cuyo propósito es poner la tecnología de última generación al alcance de comunidades de escasos recursos, que de otra forma no podrían acceder a sus beneficios, actualmente concebidos como un derecho ciudadano en las sociedades desarrolladas.

Carlos Ortiz, gerente general de Red Ingeniería, explica que el acercamiento a los avances tecnológicos es hecho mediante la instalación de Telecentros Comunitarios.

El énfasis está puesto en las comunas pobres y en aquellas que presentan un potencial turístico aún inexplotado por causa de su aislamiento.

En una primera etapa se dispone de 100 millones de pesos, que las empresas interesadas invierten en cinco comunas de su elección en la región de la Araucanía, de entre aquellas con más de 10 mil habitantes.

El campo de elección comprende comunas como Puerto Saavedra, Pitrufquén, Nueva Imperial, Freire, Victoria, Lautaro, Villarrica, Carahue, Gorbea y Curacautín, entre otras.

En las comunas elegidas se instalaron Telecentros equipados con dos a tres computadores, scanner, impresora, fotocopiadora y servicio de fax, a cargo de un monitor o facilitador de información, de preferencia con formación en servicio social.

PORTAL DE INFORMACION

Para Ortiz, el Telecentro Comunitario no es sólo un espacio físico adecuadamente diseñado, sino también un portal de información que se retroalimenta de los requerimientos formulados por la propia comunidad y directamente vinculado con su realidad. Esta comprende factores productivos y sociales - juntas vecinales, clubes deportivos, centros de madres o grupos juveniles- y el contacto con reparticiones públicas. La idea es que puedan contar con estos servicios sin necesidad de acudir hasta el lugar en que se encuentran, por lo general en la capital regional.

Un ejemplo de aplicación práctica lo constituye la declaración de renta vía Internet al Servicio de Impuestos Internos. Lo mismo puede hacerse para comprar un bono de atención de salud, reservar hora con un especialista o gestionar documentación ante la Inspección del Trabajo. En síntesis: una larga lista de servicios que podrán ser cubiertos sin necesidad de lejanos y engorrosos desplazamientos.

Unico requisito es que el usuario sepa obtener el máximo provecho del medio tecnológico disponible. De hecho, ni siquiera es necesario acudir al Telecentro. Si se dispone en casa de un teléfono, fax o E-Mail se podrá acceder directamente a la información requerida. La mayor parte de estos servicios básicos son gratuitos, al igual que el derecho personal a disponer de correo electrónico.

En octubre de 1999, un programa tecnológico similar fue puesto en marcha para el Instituto Nacional de la Juventud en La Serena, Viña del Mar, Rancagua, Concepción y Santiago. Hasta abril de este año se habían brindado más de 100 mil atenciones y creado una bolsa de trabajo con cinco mil inscritos. Otra opción de los Telecentros Comunitarios son los servicios en torno al turismo, que cuentan con el apoyo de la Fundación Empresarial EuroChile, con proyectos consolidados como la Ruta de los Volcanes y el Agroturismo, además del compromiso de su divulgación entre operadores de países de la Unión Europea.

Asimismo, contempla también un sistema de reservas en pequeños y medianos hoteles zonales, cuya oferta vía Internet abarca todo el mundo.

La ausencia de sucursales bancarias es también servida por los Telecentros, que se transforman en una plataforma del sector financiero para la oferta de servicios por vía electrónica. En este sentido, se augura un espectacular crecimiento del comercio electrónico a través de su disponibilidad en localidades apartadas.

Es la modernidad al alcance de todos, no importa cuán lejos o apartado pueda estar un villorrio.

En Internet

Corfo y los Telecentros
http://www.telecentro.cl/archivo/Reportajes/Corfo/pag02.htm


©2000 Empresa El Mercurio S.A.P