Proyecto de Documentación Ñuke Mapu
URL:http://www.soc.uu.se/mapuche
El Mercurio Electrónico
Santiago de Chile, Lunes 7 de Agosto de 2000
NO SE VEN VIAS DE FINANCIAMIENTO:
Conflicto Inminente Por Indefinición sobre Tierra para Mapuches

Líderes de esta etnia aclararon que la promesa de Lagos fue precisa: 150 mil hectáreas sólo para su pueblo.
 

"Si el Gobierno quiere además entregar tierras a la gente del norte no tengo problema, pero Lagos se comprometió a entregar tierras a los mapuches, y no a los indígenas en general".

De esta forma el consejero indígena de Conadi con mayor votación entre las etnias, Hilario Huirilef, descalificó la reinterpretación dada por Mideplan a la oferta que el Presidente de la República, Ricardo Lagos, hiciera durante su campaña electoral: entregar 150 mil hectáreas a las comunidades mapuches de la zona sur.

La ministra Alejandra Krauss indicó que esa cantidad de terreno será para todos los pueblos originarios, lo que para el líder mapuche es un incumplimiento de la promesa presidencial.

En este contexto, Huirilef añadió que las autoridades tendrán que resolver cómo concretan lo ofrecido, considerando que la promesa surgió por la presión de las comunidades mapuches.

Desde Ya Prevén
Clima de Conflicto

El líder del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, dijo que Lagos siempre anunció la entrega de tierras entre comunidades mapuches, por lo que evidentemente se refería a entregarlas a este pueblo.

"Si esto no se cumple, se podría generar un ambiente de mucha tensión en la relación del Gobierno con las organizaciones mapuches", añadió.

Las dificultades para cumplir la promesa se reflejan en que hasta ahora no se ha detallado cómo se pretende concretar la entrega de las 150 mil hectáreas en el sexenio, pues Lienlaf explicó que sólo a fines de año tendrán afinado un catastro que realizan con el Ministerio de Bienes Nacionales.

Fuentes relacionadas con el tema indígena explicaron que este problema nació porque el equipo que durante la campaña asesoró a Lagos en este ámbito, encabezado por Domingo Namuncura (PPD), hizo que el candidato lanzara una promesa muy difícil de satisfacer.

Desde comienzos de año los profesionales de la Conadi se dedicaron a intentar resolver el verdadero puzzle planteado con dicha oferta, viendo de dónde podían sacar tierras para cumplirla.

De hecho, cuando a comienzos de junio el Presidente anunció 16 medidas basadas en propuestas nacidas en la mesa de trabajo sobre pueblos indígenas, sólo mencionó la entrega de 50 mil hectáreas hasta el 2001.

Hasta hoy no existían antecedentes públicos entregados por la autoridad desglosando con alguna precisión el tema de las tierras para las etnia, y explicando que no todas eran para los mapuches.

"Nosotros teníamos sospechas de esto, pero era un información que no teníamos confirmada. Incluso se la pedimos a la propia ministra, por lo que todo esto me parece muy poco sano", dijo Huirilef.

Incluso manifestó que este intento por hacer las cosas a escondidas ocasionará gran molestia en las comunidades cuando se enteren.

Carencia de Tierras
Fiscales en el Sur

Uno de los principales factores que conspira contra las intenciones gubernamentales es la carencia de tierras fiscales en la zona sur, principal mecanismo utilizado hasta ahora.

Esto porque en las regiones VIII y IX están prácticamente agotados los predios que Bienes Nacionales podría entregar, y sólo en la X región la situación es algo más holgada.

Casi la totalidad de las hectáreas que se entregarían este año (unas 25 mil) se encuentran en esas tres regiones, según confirmó Lienlaf.

De esa cifra, unas 20 mil corresponden tierras fiscales, y el saldo a la compra de predios en conflicto y subsidios.

El problema es que el director de la Conadi explicó que sólo unas 6 mil de las hectáreas estatales que se traspasarán este año se ubican en las regiones VIII y IX, evidentemente las dos más conflictiva.

Si se mejora el presupuesto regular para el 2001, Lienlaf explicó que otras 10 mil hectáreas se entregarán por concepto de compra de predios en conflicto y subsidios.

Sin embargo, todos los terrenos fiscales que se traspasarían el próximo año - unas 40 mil- estarían en la zona norte, especialmente regiones I y II, beneficiando a coyas, atacameños y aimaras.

Para entonces, en el sur ya casi no quedarían tierras estatales entregables, pues Lienlaf estimó difícil que en el catastro que elaboran con Bienes Nacionales aparezcan más de 10 mil hectáreas para destinar a ese fin.

Esto se ve potenciado por la gran cantidad de superficie fiscal que existe en el norte, y que eventualmente podría traspasarse.

Sin embargo, los propios dirigentes de las etnias del norte más de una vez han dicho que su principal preocupación es el acceso al agua.

Falta de Recursos
También Complica

Otro elemento que condiciona la prometida entrega de 150 mil hectáreas a los mapuches es el sostenido aumento de precios de los terrenos que se adquieren.

Esto se traduce en que, pese a que se destinan mayores recursos, se compran menos tierras, y ya en 1999 se pagó en promedio más de un millón de pesos por hectárea.

Para muestra un botón: el Fondo de Tierras y Aguas de la Conadi adquirió en 1999 un total de 5.763 hectáreas, con una inversión global de $6.981 millones.

Sin embargo, en 1998 se gastaron $1.570 millones por 6.883 hectáreas, lo que en parte se debería a que en el año pasado se adquirieron terrenos con bosque en pie, lo que se canceló a precio comercial.

Para este año, el mencionado fondo tiene un presupuesto de $11 mil millones. Esto significa que con suerte se podrían adquirir unas 10 mil hectáreas durante el 2000, pensando que la mayor parte del fondo se destinará sólo al ítem "Tierras" y que el precio de los predios no subirá, lo cual es poco probable.

Según ha denunciado Hilario Huirilef, hace cinco años una hectárea de terreno considerado "agrícolamente apropiado" promediaba el millón de pesos, y hoy cuesta hasta cuatro millones, valor que aumenta fundamentalmente por la presión que ejercen comuneros movilizados que exigen al Gobierno su compra y traspaso.

Junto con señalar que existen múltiples ofertas de particulares que han mostrado intención de vender, la ministra Krauss indicó que el Gobierno no admitirá que se especule con los montos.

"Lo importante es que no se sobrevaloren los precios, porque eso hace absolutamente inmanejable el tema", añadió.

Si bien admitió que con los actuales recursos es prácticamente imposible cumplir lo ofrecido, la titular de Mideplan no dudó en que, por ser una promesa presidencial, se destinarán en los próximos años los dineros necesarios.

Lienlaf explicó que para cumplir el próximo año las metas se requiere, a lo menos, que el presupuesto del Fondo de Tierras y Aguas aumente a $16 mil millones, si bien es sabido que hasta el momento las intenciones de obtener más recursos se ha topado con Hacienda.

Se estima que desde 1994 la Conadi compró cerca de 50 mil hectáreas, mientras que Bienes Nacionales traspasó sobre 85 mil hectáreas a comunidades.


Términos y condiciones de la información

© 2000 Empresa El Mercurio S.A.P