miércoles 27 de septiembre de 2000

Apura acuerdos
Endesa pide a pehuenches
entrega de tierras

Los opositores a la contrucción de la Central Hidroeléctrica Ralco en el Alto Biobío recibieron de parte de Endesa las notificaciones correspondientes para que entreguen las tierras que serán inundadas por el megaproyecto, a cambio de la respectiva indemnización.

Este hecho, que también se dirigió contra otros particulares que aún no han llegado a acuerdo marca el primer paso dado por Endesa bajo el amparo de la Ley de Servicios Eléctricos de 1981 para hacer valer sus derechos que le permitan avanzar en el proyecto energético.

Aurelia Marihuán Mora de Ralco Lepoy, una de las notificadas, recibió la misiva firmada por el gerente general de Endesa, Héctor López Villaseco, donde se le insta a llegar a un acuerdo por los terrenos afectados.

En la misiva, se le hace presente que el artículo 8 del Decreto Supremo del Ministerio de Economía, publicado en el Diario Oficial el 16 de marzo de 2000, ordena constituir las servidumbres que sean necesarias para la construcción de la central Ralco, de modo de llegar a un acuerdo sobre el valor de la indemnización a pagar por los terrenos afectados. El trámite vencía el 20 de septiembre o de lo contrario, Endesa ''se verá obligada a solicitar al Ministerio de Economía el nombramiento de una comisión de hombres buenos para proceder a la valorización de la indemnización de las servidumbres legales''.

Pehuenches opositores han señalado que se ampararán en el artículo 13 de la Ley de Pueblos Indígenas de octubre de 1994, que establece que las tierras de los pueblos originarios no pueden ser permutadas, vendidas, ni quedar afectas a algún tipo de gravamen. De concretarse esta situación, deberían ser los tribunales de justicia los que diriman sobre el tema.

Hasta la fecha, la empresa había conseguido que un total de 83 familias pehuenches aceptaran las permutas. Sin embargo, un grupo de ocho familias, lideradas por las hermanas Berta y Nicolasa Quintremán Calpán, mantiene una férrea oposición a través de la vía jurídica y rechaza toda posibilidad de cambiar sus tierras, contando con el apoyo de organizaciones ecologistas e indígenas.


©2000 todos los derechos reservados para Diario del Sur S.A.