Lunes 30 de julio de 2007

Atractiva muestra “Wallkechi” comienza itinerancia gracias al Fondart

La región se empapa de imágenes
del quehacer cotidiano mapuche

La exposición de 40 fotografías de Edmundo Carrillo ya estuvo en La Casa del Arte y en SurActivo. Hoy está en Chillán y luego viaja a otras comunas como Coelemu, Lebu yYumbel.

sur070730
El artista visual destacó la buena disposición de los fotografiados y dijo que jamás tuvo inconvenientes.

El fotógrafo Edmundo Carrillo pasó cerca de 12 años compartiendo con las comunidades indígenas del sur de Chile. De ahí surgió una atractiva colección de imágenes que reflejan la realidad cotidiana de grupos étnicos desde la octava a la décima región como los Lafkenches, Pehuenches y Wenteches.
El año pasado Carrillo realizó una selección y creó un montaje fotográfico de 40 imágenes, la que bajo el título de “Wallkechi” (”En todas partes” en mapudungun) pudieron ser vistas en lugares como el Centro de Eventos SurActivo, Alto del Bío Bío y la Casa del Arte de la UdeC, generando excelentes comentarios de los asistentes.
Con ampliaciones que van desde los 75x85 a los 150x100 cms, debidamente enmarcadas, la exposición devela el lado más humano y real de las comunidades indígenas.

Arte y testimonio

Entre las características de este trabajo está la espontaneidad, contando con elementos propios de la fotografía artística, pero además con el sello periodístico que distingue a su autor, quien por años se desempeñó como reportero gráfico en Diario El Sur.
Lo anterior motivó el apoyo del Consejo de la Cultura por medio del Fondart, contando con una evaluación del 100% por parte del jurado y la asignación de casi 7 millones para realizar itinerancia por distintos puntos de la región.
La primera estación de este atractivo periplo es Chillán, donde la muestra fue inaugurada el sábado en la Sala del Teatro Municipal. Allí permanecerá hasta el 17 de agosto.
Luego estará en localidades como Coelemu, Yumbel, Nacimiento, Lebu y Contulmo, culminando en diciembre.
“La idea es mostrar ritos, costumbres y otras formas de trabajo”, comentó Carrillo quien muchas veces debió andar largas horas a caballo o subir hasta los 4 milmetros de altura para llegar a algún asentamiento. Además contó que a pesar de la conocida reticencia mapuche a la fotografía, nunca encontró dificultades.
“A mí me recibieron bien, no hubo malas experiencias”.

 

 

2007 Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.