Jueves 19 de febrero de 2004

Tras diez años de negociaciones

Tierra pehuenche
ahora es de Endesa

  • Cada una de las cuatro familias que se oponían a Ralco recibirá una suma de 200 millones de pesos y 77 hectáreas en el fundo Santa Inés.

      Luego del trámite realizado ayer en la notaría de Alejandro Abuter, en Santa Bárbara, por parte de Rosa y Mercedes Huentao, Aurelia Marihuán y Berta Quintremán, se formalizó la permuta de las últimas 50 hectáreas de tierras pehuenches que impedían el llenado del embalse para la construcción de la central Ralco.
      Tras una década de resistencia al proyecto, con su firma cada familia recibirá 200 millones de pesos, más 77 hectáreas en el fundo Santa Inés, ubicado en la localidad de Villucura. Además, Endesa les proporcionará asistencia técnica y productiva por un período de 10 años, con un monto máximo de 1.500 UF (25 millones de pesos).
      La escritura pública entre Berta Quintremán y Endesa señala que las tierras vendidas, de 4,2 hectáreas correspondientes a la hijuela 32 del fundo Ralco, tenían un avalúo de 2 millones 236 mil pesos.
      La permuta fue posible porque en las negociaciones los representantes de Endesa lograron establecer un perfil de las tierras que recibirían como compensación. Por ello se decidió entregar el fundo Santa Inés, cuya oferta convenció a las familias.
      Las hermanas Berta y Nicolasa Quintremán mantienen un estrecho contacto con ejecutivos de Endesa para afinar los detalles del traslado. Si bien no existe una fecha determinada para ello, ambas manifestaron la intención de concretarlo lo antes posible.
      En tanto, los ingenieros del proyecto Ralco, Marcelo Guzmán y Arturo Núñez, explicaron que el llenado de lago artificial se iniciará a fines de abril o principios de mayo y se extenderá por dos meses. El embalse contempla un volumen de 1.200 millones de metros cúbicos, de los cuales 800 millones pueden ser utilizados en regulación.


© 2004 Todos los derechos reservados para Diario El Sur S.A.