ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Indígenas usan "corredor de seguridad" en la cordillera de Nahuelbuta:

Indagan escondite de mapuches

Domingo 9 de diciembre de 2007

Violentistas atacan y se repliegan a comunidades costeras de las regiones VIII y IX.


IVÁN FREDES Y PATRICIO GÓMEZ

Los violentistas de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) disponen de un "corredor de seguridad", con escasa presencia policial, en la cordillera de Nahuelbuta, sector costero de las regiones del Biobío y la Araucanía. Éste les permite replegarse y les sirve de escondite luego de sus ataques.

Aunque se conoce su existencia, los fiscales aún no logran establecer su campamento o sitio de entrenamiento. Todo indica que Ercilla, Tirúa, Cañete y Contulmo conforman el área donde se concentran sus integrantes.

El cruce de información entre los fiscales a cargo de causas relacionadas con el llamado "conflicto mapuche" así lo sugiere, según apunta el fiscal de Traiguén, Jaime Rojas, quien indaga el ataque armado e incendiario en el fundo San Óscar, perpetrado el martes último al poniente de la localidad Capitán Pastene.

Siete mapuches armados con escopetas y revólveres, encapuchados y usando tenidas militares mimetizadas, quemaron siete galpones y tres vehículos, en uno de los peores atentados registrados desde diciembre de 1998, cuando irrumpió la CAM.

Aunque el intendente de la IX Región, Óscar Eltit, y el gobernador de Malleco, Rubén Quilapi, se esforzaron en no sindicar a mapuches como autores, el propio grupo indígena reivindicó el atentado, en apoyo a sus líderes en huelga de hambre en Angol.

En un comunicado, la agrupación justificó el ataque "porque no ha existido ninguna señal del Gobierno de poner fin a las fuerzas represivas en nuestras comunidades, al continuo avance de las inversiones capitalistas en nuestro territorio, sumado a la prolongada huelga de hambre que llevan adelante los presos políticos mapuches".

Por su parte, la subsecretaria de Justicia, Verónica Baraona, en visita a Temuco, reconoció la gravedad de los hechos, pero llamó a dejar que los poderes del Estado hicieran su trabajo y apliquen la normativa vigente.

VISITANTE

El líder aimara y ex presidenciable de Bolivia, Felipe Quispe, visitó en la cárcel de Angol a los presos mapuches.