ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Forestal:

Bosques Cautín se une a comunidades locales para forestar predios mapuches

Jueves 20 de septiembre de 2007

En una asociación comercial, la forestal pone la inversión y luego reparte las ganancias con los dueños de los predios.


Dos pájaros de un tiro son los que pretende matar el Proyecto de Forestación Mapuche (PFM) impulsado por Bosques Cautín (BC). Por un lado, la forestación de predios indígenas, un negocio rentable, a largo plazo y que sin la inversión privada no se podría concretar. Por el otro, la ampliación del negocio hacia tierras que sin la sociedad con sus dueños, nunca podrían acceder.

La idea fue del impulsor de BC y socio también de Ultramar, Wolf von Appen. El negocio consiste en que las comunidades mapuches de la IX Región aportan con los terrenos -protegidos por la Ley Indígena- y BC con la inversión.

La empresa se compromete a la forestación, mantención y desarrollo del predio, mientras el propietario queda sujeto a un contrato de prenda sin desplazamiento. Existen sanciones si el propietario corta el árbol antes de lo acordado, aunque desde BC aseguran que no será necesaria su utilización "Este es un mecanismo de creación de confianza. Las comunidades dejan de ser meros espectadores, vecinos agresivos y pasan a ser codueños del bosque", señala Eduardo Klein, director del PFM de BC.

La sociedad se reparte el bono de Conaf por forestación -hasta 50% va a los dueños, dependiendo de cuánto extra tuvo que invertir BC- y las ganancias finales. Pero no en dinero.

Una vez desarrollados los árboles -aproximadamente 12 años-, el proyecto contempla la repartición de éstos entre los dueños y BC. El porcentaje destinado a los dueños de los predios va entre el 40% y 50% de la tala, dependiendo de los costos de mantención del proyecto, previamente anexados por contrato mediante una tabla de costos. El dueño tendrá la ventaja de elegir con cuáles árboles se queda y absoluta libertad para venderlos.

En dos meses y medio BC se ha reunido con 35 comunidades. Los primeros días de octubre firmarán los primeros contratos con cuatro familias -23 hectáreas-. La meta para este año es llegar a las 300 hectáreas.

LOS COSTOS

A BC le cuesta alrededor de $700 mil plantar una hectárea, de los cuales Conaf devuelve cerca de $500 mil.