ELMERCURIO.COM
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Visita a Noruega:

Con pancartas por los presos mapuches reciben a Bachelet

Jueves 31 de mayo de 2007

Mientras manifestantes intentaron llamar su atención, la colonia en Oslo saludó a la Presidenta con un esquinazo. Foto: PRESIDENCIA

Pequeño grupo se manifestó a su llegada a Oslo, ciudad donde insistió en voto de chilenos en exterior.


MARIELA HERRERA MUZIO
enviada especial

OSLO.- "Libertad para los presos mapuches". La frase destacaba en una pancarta escrita en noruego que sostenían dos hombres que también cargaban una bandera roja con la hoz y el martillo. No más de cinco personas, en silencio, efectuaban la primera manifestación que ha enfrentado la Presidenta Michelle Bachelet en los países nórdicos.

En contraste, la afectuosa bienvenida que los chilenos residentes le dieron en el segundo país que visita en esta gira por Europa, a los que no les importó ni la lluvia ni los apenas 10 grados de temperatura mientras le ofrecieron un esquinazo con cuecas y discursos.

Fue esa la primera actividad que tuvo la Jefa de Estado en Oslo tras volar por una hora 20 minutos desde la capital de Finlandia, Helsinki.

Un grupo de compatriotas representó a los cerca de 13 mil chilenos residentes en Noruega, y le dio la bienvenida en las afueras del museo Kon Tiki.

Y fue la oportunidad para, nuevamente, "sacar al pizarrón" a la Alianza por no haber dado sus votos para aprobar el proyecto de ley que permite el voto de chilenos en el extranjero.

"Soy tenaz", dijo la Mandataria sobre su deseo de ver materializado dicho proyecto, frente a lo cual el diputado RN Francisco Chahuán argumentó luego que están dispuestos a apoyar la iniciativa si el Gobierno impulsa medidas para impedir la intervención electoral.

Hoy la Jefa de Estado se reunirá con el Primer Ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, y con el Rey Harald V.

Hasta este país llegó ayer, luego de culminar el martes su visita a Finlandia con un agasajo a su anfitriona, la Presidenta Tanja Halonen.

Para ello, la mandataria finesa y la comitiva chilena se dirigieron hasta el restaurante Kleppen, situado en una pequeña isla del golfo de Helsinski, hasta donde se trasladaron en botes para 50 personas para el almuerzo "Sabores de Chile".