Traiguén:
Lonco Juan Pichún afirma que nunca estuvo prófugo

Viernes 16 de enero de 2004

Acusó al ex ministro Juan Agustín Figueroa de pagar a testigos.


TRAIGUÉN.- "Si me hubiera sacado el Loto no estaría preso. En este país todo se arregla con plata". El lonco Juan Pichún Paillanao, con polera blanca, pantalón negro y sandalias, recibe tranquilo a su esposa Flora Collonao, cuatro de sus siete hijos y dos de sus nietos, en el primer día de visitas en la cárcel.

Dice haber dormido bien en su primera noche de prisión, aunque siente dolor de espalda por haber trabajado el día anterior en la trilla de un campo triguero comunitario.

Pichún debe cumplir sentencia de 5 años y un día por el delito de amenaza terrorista contra el ex ministro Juan Agustín Figueroa, al que amenazó con quemar el bosque y la casa patronal del fundo Nancahue, si no compartía las utilidades por la explotación forestal del predio. Cumplió sus amenazas en diciembre de 2001.

Inculpados por un delito similar siguen prófugos sus hijos Rafael y Pascual, y el lonco Aniceto Norín, condenados a 5 años de presidio por la quema de un camión que trasladaba madera desde el mismo fundo. Según Pichún, Figueroa "usó la plata y la política para meterme preso. Compró testigos y movió su influencia para condenarme".

Culpa al Gobierno de reprimir las demandas de tierras mapuches. "Toda mi familia trabajó por la Concertación y por el Presidente Lagos. Ahora nos persiguen. Hay más presos mapuches que en dictadura".

 


© El Mercurio S.A.P