Conflicto mapuche:
Loncos acuden ante la Comisión Interamericana de DD.HH.

Miercoles 14 de enero de 2004

A un amplio operativo policial dio lugar la búsqueda de los loncos Pascual Pichún y Aniceto Norín, en Traiguén.Foto:Julio Rodríguez


Denuncian violación de sus derechos civiles. Aucán Huilcamán dice que no están prófugos, sino "sólo trabajando en otros lugares".


IVÁN FREDES

TEMUCO.- Mientras la policía prepara nuevos allanamientos y continúa con sus labores de inteligencia para capturar a los loncos Pascual Pichún y Aniceto Norín, ambos dirigentes están esperanzados en que su caso sea acogido y tramitado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El abogado Rodrigo Lillo, que representa a Norín, recordó que el caso de ambos fue presentado en agosto en esa instancia dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), por estimar que en el juicio oral y en la sentencia condenatoria no hubo un debido proceso y que fue vulnerado el principio de presunción de inocencia.

Si se acoge la denuncia a tramitación, el caso puede llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia jurisdiccional que puede pronunciar un fallo recomendatorio contra el Estado de Chile.

Despliegue policial

Rodrigo Lillo y la defensora pública Sandra Jeldres (representa a Pascual Pichún), que conversaron con ambos loncos la semana pasada, reiteraron que en principio ellos querían entregarse voluntariamente a los tribunales para cumplir la condena de cinco años por amenazas terroristas.

Tanto los loncos o jefes de comunidades mapuches, como los hijos de Pascual Pichún Paillanao -Rafael y Pascual Pichún Collonao-, lograron evadir ayer a la policía, que realizó un masivo operativo en las comunidades Pantano y Didaico, en la zona de Traiguén.

Unos 130 efectivos de Fuerzas Especiales e Inteligencia de Carabineros llegaron a las dos comunidades en seis buses, diez furgones, tres carros lanzagases y seis camionetas.

Habitualmente, cuando ocurren este tipo de operativos, los comuneros cortan los caminos rurales y enfrentan con piedras, palos y todo tipo de objetos a la fuerza pública. Esta vez los vecinos de las viviendas habitadas por los loncos y sus familias no salieron de sus casas.

El dirigente mapuche Aucán Huilcamán dijo ayer que Pichún y Norín nunca han evadido la justicia ni a la policía. "Sencillamente, ellos se encuentran trabajando fuera de su comunidad para mantener a su familia, como lo hace cualquier otro mapuche".

Tiempo de cosecha

Huilcamán explicó que en enero todas las comunidades mapuches comienzan a cosechar, por lo que Pichún y Norín trabajan con sus maquinarias en otras comunidades.

"Las comunidades mapuches del sector han visto a Pascual y Aniceto Norín trabajando de manera normal en la región", señaló Huilcamán, sin precisar en qué lugares estaban.

El dirigente estimó como excesivo e innecesario el masivo despliegue policial para capturar a los loncos y denunció que las autoridades políticas y policiales "desconocen absolutamente a las comunidades mapuches, sus actividades y desempeño, particularmente en esta época del año".


 


© El Mercurio S.A.P