BBCMundo.com
Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Los más pobres entre los pobres

La "otra" Argentina que vota II
Max Seitz
BBC Mundo, enviado especial a Chaco

29 de octubre de 2007

Los tobas son uno de los pocos grupos indígenas que quedan en Argentina y, según grupos de derechos humanos, se encuentran en situación de desastre humanitario.

Mapa de Argentina - Chaco

Viven en el llamado bosque de El Impenetrable, el sitio más pobre en la región más pobre del país: la provincia de Chaco, en el noreste argentino.

 

Ellos no parecen pensar tanto en las elecciones presidenciales del 28 de octubre, sino en cómo sobrevivir un día más en medio del abandono.

 

Más de 10.000 tobas viven dispersos en El Impenetrable, un bosque que ya no hace honor a su nombre porque la tala indiscriminada de árboles y el avance de la agricultura han abierto grandes heridas en su tupida vegetación.

 

Amenazados

Como se ha perdido la rica flora y fauna del lugar, los indígenas se han quedado sin sus medios de sustento: la recolección de frutos y la caza.

1

"El desastre se produce cuando entran máquinas para talar bosques de quebrachos centenarios y abrir espacios para cultivar la soja. ¿Y adónde van los indígenas? Son abandonados "

Mempo Giardinelli, escritor chaqueño

"El desastre se produce cuando empieza la penetración, cuando entran máquinas para talar bosques de quebrachos centenarios y abrir espacios para cultivar la soja, hoy un gran negocio para Argentina", le dice a BBC Mundo el escritor chaqueño Mempo Giardinelli.

 

El voto de los más pobres

"¿Y adónde van los indígenas? ¿Qué hacen con sus tradiciones? Son abandonados. Aparecen así comunidades completamente despojadas de su hábitat".

 

Desnutrición

La BBC se trasladó al pueblo de Castelli, a las puertas de El Impenetrable. Allí un hospital público alberga a decenas de tobas extremadamente delgados, recostados en camas sucias dentro de salas infestadas por moscas.

1


Los adultos tienen la mirada perdida, parecen esperar la muerte. Los recién nacidos, con ojos desorbitados, lloran desconsolados.

 

La mayoría de los tobas hospitalizados sufren de desnutrición y enfermedades asociadas a la extrema pobreza, como la tuberculosis y el mal de Chagas.

Ricardo García, quien se recupera de una pulmonía, nos cuenta: "Falta alimento en mi casa, a veces pasamos una semana sin comer".

 

En los últimos meses se ha reportado más de una docena de tobas muertos por desnutrición, algo que ha conmocionado a un país que se jacta de crecer a un ritmo anual de hasta el 8%.

 

La versión oficial

1

"(Los indígenas murieron) por ser portadores de enfermedades terminales como cáncer, afecciones metabólicas, accidentes cerebro-vasculares, si bien estaban desnutridos "

Ricardo Mayol, ministro de Salud de Chaco

Sin embargo, el ministro de Salud de Chaco, Ricardo Mayol, le dio a BBC Mundo otra versión sobre la causa de los fallecimientos.

 

Para él, los indígenas murieron "por ser portadores de enfermedades terminales como cáncer, afecciones metabólicas, accidentes cerebro-vasculares, si bien estaban desnutridos".

"Nosotros estamos trabajando para asistir a los tobas. Pero los fallecidos eran, en general, pacientes que nos resultaba muy difícil mantener bajo la protección estatal, porque se negaban o migraban".

 

Grupos de derechos humanos se han mostrado en desacuerdo con Mayol, afirmando que no se puede desconocer que la desnutrición está en la base del padecimiento de los tobas y que debe hacerse más para llegar a las comunidades indígenas y atenderlas.

 

"Genocidio étnico"

 

Niños toba

En este momento, para los toba la prioridad es sobrevivir, no las elecciones.

Tras visitar el hospital de Castelli, nos internamos en las profundidades del bosque de El Impenetrable.

Nos acompañó Rolando Núñez, del Centro de Estudios Nelson Mandela, una organización de derechos humanos que distribuye alimentos a los tobas.

 

"Estas familias viven en condiciones de profunda pobreza y hambre permanente. Para nosotros es una situación de desastre humanitario o de genocidio étnico", comenta Núñez a BBC Mundo.

Como tantos otros tobas, el anciano Juan Sosa reside en una pequeña choza de barro y paja en un claro de El Impenetrable. La precaria vivienda cobija a los 16 miembros de su familia.

 

La esperanza

 

Crían unas pocas gallinas para comer. No tienen agua potable, sino que beben el líquido turbio que encuentran en pozos naturales de las inmediaciones.

Juan, quien sufre de tuberculosis, nos dice en un castellano rudimentario que sólo desea que el gobierno lo respete dándole una ayuda concreta: "Vinieron y palabra, palabra nomás. Yo no sé de dónde viene ese mundo que queda lejos".

Juan Sosa

La salud de Juan Sosa es precaria: tiene tuberculosis.

A cientos de metros de allí vive el joven toba Marcelo Acosta, para quien la solución de los problemas de su comunidad se resume así: "Nosotros queremos igualdad y trabajo. Eso es lo más importante para nuestro futuro".

 

"Lamentablemente ningún candidato presidencial ha venido por aquí".

 

Las autoridades nacionales y provinciales dicen que están haciendo lo posible para ayudar a los tobas. Pero, por el momento, esta ayuda parece insuficiente para revertir un abandono que no es de ahora, sino que viene de décadas.

 

 

http://consejoautonomoaymara.blogspot.com/