Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Viernes 13 de abril de 2007

Condenan a comunero como autor de daños y amenazas contra René Urban

austral070413

Los hechos ocurridos en agosto del 2004 afectaron al agricultor de Ercilla, René Urban, quien ha sido víctima de diversos delitos de esta naturaleza.

 

La pena que recibirá el condenado se dará a conocer el próximo lunes.


"Esto me está dando la razón, se están aclarando los hechos. Ahora la Justicia está haciendo lo que tiene que hacer", dijo ayer el agricultor René Urban", tras conocer la resolución del Juzgado de Collipulli que condenó a un comunero mapuche como autor de diversos delitos perpetrados en su fundo ubicado en la comuna de Ercilla, colindante con la comunidad Temucuicui.

En un juicio oral simplificado el Juzgado de Garantía condenó ayer al comunero Daniel Alveal Levicura como autor de los ilícitos de daños y amenazas que afectaron a Urban el 27 y 28 de agosto del 2004.

El agricultor, quien se encuentra bajo vigilancia policial permanente, ha sufrido a lo menos unos 28 atentados, que van desde incendios intencionales a rotura de alambradas.

En un contacto telefónico aclaró que no entregará más antecedentes respecto a las causas, agregando que lo único que espera es vivir tranquilo y en paz.

Cabe precisar que el Ministerio Público solicitó para el condenado una pena de 300 días de presidio menor en su grado mínimo por cada delito y una multa de 4 UTM. La lectura de sentencia se realizará el próximo lunes a las 13 horas.

En el juicio simplificado, el cual se prolongó por 4 días, los fiscales Miguel Velásquez y Ricardo Traipe presentaron 8 testigos y 3 peritos, además de un video grabado por el hijo de René Urban que registró el ataque sufrido el 27 de agosto de 2004.

La defensa, por su parte, presentó 3 testigos que intentaron derribar la prueba del Ministerio Público, creando una coartada que fue desestimada por el juez de garantía, Julio Sandoval.

Otro de los imputados, Jorge Huenchullán Cayul aceptó una suspensión condicional del procedimiento.

Por Roberto Neira T.