Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Sábado 27 de enero de 2007

Lincuyín recuperó "Nguillatúe"

Despues de 75 años

austral070127b

La danza tradicional del pueblo mapuche también estuvo presente en la celebración de la recuperación de este sitio sagrado.

La comunidad mapuche Lincuyín ayer estuvo de fiesta. Después de varios intentos fallidos, logró lo que tanto añoraba: recuperar un sitio ceremonial, que en 1932 fue adjudicado a un particular mapuche. El lugar se denomina "La Esperanza", donde ahora podrán orar a Chao Ngenechén -el padre creador- frente a su rehue.

El ambiente de felicidad que vivieron las comunidades mapuche Corte Alto, Chanco, Manzanal Alcahuín y Kumedungún es indescriptible. Adultos, jóvenes y niños vestidos con los trajes típicos de esta etnia, saludaban con un fuerte apretón de manos a quienes se encontraban presentes en dicha actividad. Distintas autoridades invitadas, destacaban el significado real de esta recuperación de tierra. Y es que, por muchos años, los integrantes de esta comunidad, deambularon por diferentes predios agrícolas del sector y dependiendo de la voluntad de sus dueños, podían realizar las rogativas. Pero nada de esto volverá a suceder, ya que de ahora en adelante la comunidad volverá a celebrar sus rituales y rogativas en el tradicional y antiguo Nguillatúe, rescatando para ellos y las futuras generaciones un espacio de profundo significado tanto religioso, como cultural e histórico.

Rogativa

La ceremonia de entrega fue organizada por la propia comunidad beneficiaria, la que llevó a cabo un "Llellipún, que consiste en una rogativa, en donde se invocan a todas las deidades para pedir por todo el universo y toda la naturaleza.

En esta instancia participaron todos los invitados: el intendente de la IX Región, Oscar Eltit, la subdirectora Nacional Sur de la Conadi, Isolde Reuque; Jorge Millaquén, representante del director nacional de la Conadi, además de los lonkos de las comunidades beneficiadas; Martín Salazar, Lionel Reuque y los presidentes de comunidades, David Nahuelfil, Segundo Epulef y Cornelio Navarro.

El intendente Oscar Eltit sostuvo que, "esta es la primera actividad que realizo con la Conadi. Tiene una trascendencia importante para la tradición , la proyección humana y cultural de los mapuches".

En la ocasión, Isolde Reuque explicó la importancia que posee el contar con este Nguillatúe para las cinco comunidades beneficiarias, lo cual es el resultado del trabajo constante de lonkos, presidentes de comunidades y dirigentes.

La celebración contó con diferentes muestras de la cultura indígena. Bailes ceremoniales y grupos musicales de origen mapuche eran los encargados de brindar a los asistentes un espectáculo que hacía revivir la época en que ellos eran los dueños de las tierras que hoy con tanto esfuerzo intentan rescatar. La comida no pudo faltar en esta fiesta. Con asado , sopaipilla, muday y merquén, los integrantes de las comunidades agasajaron a los asistentes como una forma de agradecer la asistencia a tan magno evento.

Por María José Méndez.