Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Segundo líder de la CAM en prisión

19 de noviembre de 2006


Por Julio Rodríguez Lecerf

José Llanquileo enfrentará los tribunales el 8 de enero de 2007.


En dependencias del Tribunal Oral en lo Penal de Angol se llevó a cabo ayer la audiencia de control de la detención de uno de los miembros de la cúpula de la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco (CAM), el vocero José Llanquileo Llanquileo Antileo, de 27 años.

Llanquileo permanecía prófugo desde el 2004, cuando fue declarado "en rebeldía" por el tribunal angolino, luego que no se presentara a un juicio oral por el incendio terrorista al fundo Poluco-Pidenco, perteneciente a Forestal Mininco, ubicado en Ercilla, hecho perpetrado el 19 de diciembre de 2001, cuando se destruyeron más de 100 hectáreas de bosques, dejando daños avaluados en varios millones de dólares.

El dirigente había sido detenido en la tarde del viernes al interior de una comunidad indígena cercana a Contulmo, y trasladado bajo fuertes medidas de seguridad hasta Angol, debido a que, según el Ministerio Público, figura en el segundo puesto de la cúpula de la CAM.

10 años y un dia

En la audiencia de ayer se fijó fecha para el juicio oral que deberá realizarse contra Llanquileo, el cual fue fijado para el 8 de enero del año 2007, a las 9 horas, en el mismo tribunal de Angol.

El Ministerio Público solicitará la misma pena de 10 años y un día de presidio a la cual ya fueron condenados por su responsabilidad en este mismo juicio Patricia Troncoso Robles, alias "La Chepa", y los hermanos Juan y Jaime Marileo Saravia y Juan Carlos Huenulao, quienes saltaron a la luz pública a comienzos de este año tras protagonizar una huelga de hambre durante 61 días.

Prófugos

El Ministerio Público confirmó que tras la detención de quien sindican como el "número dos" de la CAM, aún resta por detener por este mismo incendio terrorista en Poluco- Pidenco, a Juan Ciriaco Millacheo, Mireya Figueroa y Luis Amable Catrimil y José Huenchunao, sindicado como máximo líder de la organización.

Por causas ajenas a Poluco Pidenco también está prófugo Héctor Llaitul, a quien se asigna la responsabilidad de ser el jefe operativo de la CAM y a quien se atribuye responsabilidad en una serie de ilícitos.