Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Declaración  Pública

CONSEJO GENERAL DE CACIQUES DEL PUEBLO WILLICHE DE CHILOE

Chiloé, 19 de Febrero de 2001

francais


Frente a los atropellos que sufren hoy nuestros hermanos de la comunidad  williche de Llicaldad en la comuna de Castro en la Provincia de Chiloé,  Chile, el Consejo General de Caciques del Pueblo williche de Chiloé, expresa  a la opinión pública lo siguiente:

1. La falta de atención y de diligencia para atender a las difíciles  situaciones que vive nuestro pueblo williche de Chiloé, como es el caso de  nuestros hermanos de Llicaldad, es una conducta notable y evidente por parte  de los funcionarios del Estado de Chile, especialmente de la CONADI, tanto en  su dirección nacional, como en sus repartición regional. La falta de  prontitud y diligencia para abordar cualquier situación, se aleja del todo de  lo que don Ricardo Lagos, actual Presidente de Chile, prometiera a nuestro  Pueblo en Osorno cuando se encontraba recién electo. En la actualidad,  autoridades como el Director Regional de la CONADI, Nelson Lassalle, no  representan sino una burla y falta de consideración seria para emprender  acciones de fomento, protección y desarrollo de quienes formamos parte de los  pueblos indígenas en la Región.

2. En  la actualidad son las propias autoridades de la CONADI las que impiden  el desarrollo de nuestro pueblo, dilatando a extremos dolosos cualquier  trámite que se emprende con ellos; como viene ocurriendo desde el mes de  agosto con las certificaciones que debe emitir respecto de la personalidad  jurídica de nuestra organización; utilizando para ello todas las trampas  burocráticas de las que pueden  disponer sus funcionarios, particularmente  los del programa de Defensa Jurídica de la CONADI.

3. En el tiempo presente, en la práctica, la CONADI  se ha transformado en  una especie de tribunal para los indígenas williche de Chiloé y ha dejado de  cumplir su rol como Corporación de Desarrollo Indígena creada por Ley. Hoy  día, los mismos funcionarios que no tienen tiempo para responder a los  urgentes problemas de usurpación y destrozo del medio ambiente que hacen las  empresas en nuestras comunidades, si encuentran tiempo de sobra para  entorpecer y tratar de intervenir las organizaciones indígenas. Y mientras  los usurpadores están denunciando a nuestros pueblo o tratando de expulsarnos  de nuestras tierras; esos mismos funcionarios que no tienen tiempo ni  recursos mínimos para defender indígenas; si tienen tiempo para discriminar  negativamente a los williche de Chiloé, atropellar nuestros derechos humanos,  y decidir quienes son indígenas y quienes no lo son, incluso llegando a  niveles extremos como es el hecho de negar la condición de indígenas de los  propios Lonko williche, cuya existencia está consagrada en la propia Ley  Indígena Chilena.

4. La profunda crisis ética, moral e institucional que representa hoy la  CONADI para nuestro pueblo, nos lleva a exigir de las autoridades  Provinciales, Regionales y Nacionales, que se asuma la situación como un  problema que está dentro del Estado. Pedimos a las autoridades de la Región y  al propio Presidente Lagos, que se revise en profundidad no sólo la  composición de la CONADI, sino también el rol que le cabe en relación a los  indígenas. En esta exigencia, cuya respuesta consideramos es un deber del  Estado atender, expresamos también la urgente necesidad de abordar con  seriedad las soluciones a los problemas de usurpación de tierras, puesto que  en este proceso llevamos casi ocho años, sin que se visualicen respuestas  responsables para nuestro pueblo. Y si, en cambio, encontramos acciones  dilatorias como es el retardo en responder a las mínimas consultas y  solicitudes que nuestras comunidades hacen sobre temas urgentes como son las  usurpaciones, la contaminación de los ríos, los mares y los lagos que generan  las empresas en nuestros territorios y que pasan a todas luces por sobre las leyes chilenas.

5. Finalmente, queremos hacer un llamado al país, a todas las personas de  buena voluntad, que están por la defensa de la vida y de los derechos humanos  indígenas, para que el día 25 de febrero asistan al campo ceremonial de  Molulco en la comuna de Quellón; el mismo que pretende ser transformado en un  complejo turistico por parte de un empresario particular a vista y paciencia  de la CONADI; para que compartan con nuestro pueblo la Rogativa a Chao  Guenechen desde el corazón de la Mapu Ñuke.


En nuestra Mapu Ñuke seguiremos encontrando la fuerza para resistir la  invasión. Nuestra Mapu Ñuke  está clamando defensa y la va a encontrar  siempre en quienes somos sus hijos. Es tiempo de decir que se acaben los  atropellos a la vida de nuestro pueblo, que se terminen los atropellos a  nuestros bosques, ríos, mares y lagos en Chiloé. Es tiempo que los  representantes del Gobierno dejen de tratar a nuestro pueblo como su más  grande enemigo y asuma de verdad la deuda que tiene con la vida de los  williche de Chiloé; así como con la vida de los demás pueblos hermanos que  cohabitamos en el país llamado Chile.

CONSEJO GENERAL DE CACIKES DEL PUEBLO WILLICHE DE CHILOE

cacikeswilliche@123mail.cl