WEICHAN 

AÑO III NUMERO 6 OCTUBRE 2002 - TRAWÜN WEKECHE - AGRUPACIÓN DE ESTUDIANTES MAPUCHE -
 

Carta abierta a los Mapuche clandestinos:

Marri Marri pu peñi pu lamngen.

Desde Santiago, donde los pasos mapuches se desvanecen en el cemento, les escribimos. En ésta, la capital del estado chileno opresor, nos desenvolvemos e intentamos, con las herramientas que tenemos, colaborar y comprometernos con el movimiento mapuche autónomo, que por su fuerza y coraje se ha ido gestando en estos últimos años, como herencia de un pasado cargado de levantamientos y lucha de resistencia: contra el ejército español, contra la iglesia, contra el ejército chileno y ahora contra la usurpación y el despojo, contra la explotación forestal y transnacional, y contra todos los wingka que quisieron y quieren manipularnos.

Nos dirigimos a ustedes desde la ciudad, desde el pikun mapu destrozado, para expresarles nuestra admiración por la semilla que han sembrado; por el arduo trabajo de conciencia hacia la autonomía, que crece en cada comunidad y en cada mapuche que se suma a este sendero; por soportar el frío de la noche y los refugios inestables; por soportar el caminar sigiloso y cauteloso por el Wallmapu, porque saben que se puede ayudar más estando libres que prisioneros.

Pu peñi ka pu lamngen, que se siga levantando el witruwe, que ruja la piedra en dirección al enemigo, que desaparezca el bosque invasor . Y así como gira el brazo de ustedes en el viento al dar la lucha total, así también deberá girar el brazo de los mapuche venideros.

Nuestro trabajo es de sacrificio en la urbe, pero el de ustedes es de riesgo, sacrificio y vida.

En esta carta saludamos entrañablemente a todos los kona del Wall mapu, que son los que aguantan día a día al forestal, al paramilitar latifundista wingka; que son los que creen y participan en la recuperación de nuestra ñuke mapu ancestral, usurpada por siglos; que son los que minuto a minuto hacen control territorial y fuerza hacia el mañana, hacia la cuarta historia .

Saludamos también a todos los presos políticos mapuche, que son el costo de la represión, de los allanamientos, el espionaje, los secuestros y las persecuciones del estado chileno en contra del pueblo-nación mapuche; que son quienes aguantan el peso de las rejas sobre sus cuerpos, sintiendo la llaga de no poder estar luchando por la tierra en sus comunidades.

Desde la ciudad nos despedimos entonces, esperando que la lucha que hoy está en pie continúe para caminar desde la sobrevivencia a la liberación . Weuwaiñ pu peñi pu lamngen. Marrichiwew . Pewkayal. Chaltumai.

Trawün wekeche

LA PRENSA WINGKA Y EL MOVIMIENTO MAPUCHE AUTÓNOMO

"Quieren hacernos olvidar.

Quieren desarmar nuestra memoria."

El comercio de las comunicaciones fluye interminablemente en estos días. Junto con él, abundan las mentiras, las calumnias, los apelativos innecesarios y los juegos de poder. Dicen que quien domina la información, domina al mundo.

Para los dueños de los medios no existen los conflictos ni las desigualdades sociales. Su democracia liberal funciona perfectamente y se expande casi sin opositores por todo el planeta. Para ellos, que un niño palestino sea asesinado por el ejército israelí es culpa de los

propios palestinos. Para ellos, todos los que perjudican sus intereses, sin diferenciarlos, son terroristas, obedeciendo de rodillas a la paranoia yanqui.

El proceso de liberación del pueblo-nación Mapuche también ha sido víctima de esta forma de dominación. La prensa wingka (El Mercurio, La Tercera, La Segunda, Diario el Sur, Diario Austral, Las Últimas Noticias, La Gironda, Siete+siete, las publicaciones del Instituto de Libertad y Desarrollo, y otros medios más con estas características, además de la televisión y las radios), procura con todas sus artimañas, menospreciar el escenario verdaderamente confrontacional que ha sabido levantar la Coordinadora Arauko-Malleko y otras comunidades autónomas. Por eso, es de común práctica criminalizar cualquier hecho vinculado al territorio mapuche, pretendiendo así anular visiones políticas de los acontecimientos.

En esto último, los medios de comunicación señalados anteriormente, han analizado el conflicto mapuche desde una mirada que responde a su línea editorial, es decir, resguardando la realización del sistema capitalista de libre mercado, por lo tanto, avalando todas las inversiones transnacionales en territorio Mapuche( forestales, proyectos turísticos, proyectos hidroeléctricos, viales, etc), y protegiendo una postura constitucionalista enmarcada en la defensa de una supuesta y falsa "soberanía" sobre nuestro pueblo. Supuesta soberanía que , debemos recordar, procede del episodio sangriento vivido a fines del siglo XIX , donde el ejército chileno ocupó a través de la masacre y el genocidio el Wall Mapu.

Otro elemento de esta línea editorial es el resguardo del denominado Estado de derecho. Quien creó el derecho positivo chileno no fue la masa popular y explotada. No tuvieron participación los mapuche, ni ningún "bicho ajeno" a su élite. Así, cuando vociferan: "hay que reestablecer el estado de derecho", simplemente dicen que hay que restaurar el orden impuesto por ellos, en su beneficio.

Por esta razón ,estos medios y , a la vez, la televisión abierta, se han dedicado desde El 1 diciembre de 1997 hasta hoy, con las acciones realizadas en Lumako (que cambiaron la historia del pueblo-nación mapuche y forjaron el inicio verdadero del movimiento mapuche autónomo desligado de cualquier partido y movimiento político wingka) a buscar cualquier vestigio de infiltrados de ultra izquierda; cualquier vestigio de guerrilla; de subversivos; de nexos con grupos "terroristas" de algún lugar de este planeta, subestimando el poder organizativo y de combate, demostrado en el conflicto.

No es extraño, que cuando fueron incendiados los tres camiones de Bosques Arauco, propiedad Anacleto Angelini, como forma de manifestarse contra la explotación forestal en territorio Mapuche, los diarios, específicamente El Mercurio y el Diario Austral, hayan puesto como titulares inmediatos , durante la primera semana de diciembre del 97, supuestos vínculos extremistas tras la quema del convoy de camiones: Publicaciones que dieron pie a que el resto de los medios de comunicación pusieran en la agenda pública el conflicto que hasta hoy no ha parado. Esa semana, el mercurio del 3 de dic. señaló que tras la quema, los organismos de seguridad investigaron para confirmar la presencia de miembros del MIR y del EGP(ejército guerrillero del pueblo), además de afirmar la intervención de elementos foráneos a los mapuche y personas armadas. La tercera, como copia del Mercurio, afirmó la presencia en el acto de elementos del EGP.

El 5 de diciembre del 97, el diario La Época publicó una noticia que hacía referencia a que los análisis hechos por inteligencia apuntaban a la rearticulación de una facción del MIR. Este mismo diario al día siguiente, publicó una declaración del entonces Ministro del Interior, Carlos Figueroa, que confirmaba la existencia de infiltrados subversivos. En esa misma fecha El Mercurio y La Tercera publicaban que el gobierno estudiaría una eventual aplicación de la Ley Antiterrorista y La ley de seguridad Interior del estado.

Con el repaso de los diarios del período, nos damos cuenta de la cobertura que se les dio a los políticos wingka, generalmente de la derecha, para emitir opiniones acerca de los levantamientos, requiriendo la inmediata aplicación de la ley y especulando la supuesta participación de grupos de ultraizquierda. Lo que se vio más adelante, con todas las declaraciones de la derecha y la concertación, sobre la vinculaciones con guerrilleros extranjeros y chilenos(el MIR, el FPMR, la FARC, el TUPAK AMARU, entre otros), es que éstas nunca fueron comprobadas. Los políticos aseveraban contar con pruebas que justificaban y avalaban sus afirmaciones, pero no eran más que viles mentiras que buscaban acabar rápidamente con el Movimiento Mapuche, desvirtuar y deslegitimar la lucha de nuestro pueblo, asegurando la actuación de los aparatos represivos en contra de nuestras comunidades.

Hasta el día de hoy, esta sido la forma de presentar la problemática mapuche en el tapiz, llegando incluso hasta a especular situaciones que resultan insólitas y absurdas. Por ejemplo, el 27 de septiembre del 2001 el diario La Segunda publicó las declaraciones del seudo cientista político, Carlos Martínez, que vinculaba al movimiento Mapuche con Osama Bin Laden .

Sin embargo, en los últimos dos años la política de los medios ha sido la del "CERCO PERIODÍSTICO". Mostrar sólo los enfrentamientos y ocultar la realidad de los allanamientos a las comunidades; los secuestros a menores de edad, como han sido los sufridos por Daniela Ñancupil durante Agosto del 2002; las constantes amenazas de muerte que reciben los comuneros por parte de los grupos de seguridad de las forestales. Para los periodistas de los medios antimapuche prima necesariamente el sensacionalismo antes que la verdad. Las actividades masivas realizadas por el Movimiento simplemente no se cubren, porque no sirven para la opinión desinformada que quieren generar.

De eso se trata, de entregar la información sólo necesaria para que las personas no se cuestionen nada y obedezcan con facilidad al sistema capitalista; para que compren democracia en los negocios.

Lo mismo ha pasado con los presos políticos Mapuche. En Traiguén ,donde hay cuatro hermanos encarcelados, el cerco ha sido notorio. Hasta la fecha los peñi- procesados por supuestas conductas terroristas, de la cuales no existen pruebas- han efectuado dos huelgas de Hambre desde Enero hasta hoy, la primera de más de veinte días y la segunda de 35 días, con alrededor de 6 días en huelga de hambre seca. Sin duda, los costos que tienen las huelgas de hambre son altísimos: debilitamiento, desnutrición, deshidratación( en caso de no consumir líquidos) y, sobre todo, un riesgo de muerte latente. ¿Qué ha hecho la prensa wingka en este sentido? Ocultar, simplemente ocultar, para que nadie tenga opinión.

En vista de que las circunstancias periodísticas seguirán siendo las mismas, el movimiento debe adoptar la capacidad de generar contranoticia, de hacerse presente a través de sus propios medios, difundiendo comunicados y boletines, en los cuales se exprese nuestro verdadero pensamiento político. No obstante, hay que hacer énfasis en que los que estén capacitados para realizar actividades de contranoticia deben ser autónomos, porque debe existir una conexión entre la información que se entrega y la parte desde donde se entrega

El enemigo, con el fin de mantener el poder, modificará o sencillamente omitirá los hechos. Freddy Palomera (La tercera) e Iván Fredes (El Mercurio) y otros más, continuarán siendo "sapos", planteando hipótesis prejuiciosas e inventando situaciones. Los medios wingkas antimapuche siempre estarán ligados a los sistemas de seguridad y a los aparatos represivos.

Retroceso en el País Vasco tras ilegalización de Batasuna:

Franquismo y Represión en la bandeja de Garzón

El sonido estridente e inconfundible de Kortatu se filtra por la ventana de la taberna. En la entrada un afiche de Víctor Jara junto a otro de las FARC marcan el pasillo que conduce a la desvencijada caja registradora del barman quien lleva una polera vistosa que dice: GORA ETA. Las mesas, siempre colmadas, hoy están vacías esperando que lleguen los de la Jarrai ( juventud de Batasuna) para confeccionar los papelógrafos de la marcha de repudio en contra de Garzón y Aznar. La voz de Muguruza se apaga y comienza un tema punkie con la letra de "Plegaria a un Labrador" de Victor Jara. Es el País Vasco en llamas.

Todo y nada ha cambiado aquí tras la ilegalización de Batasuna, considerado el brazo político de ETA( Euskadi Ta Askatasuna, Patria vasca y Libertad en euskera, la lengua vasca). Todo, porque ahora el espectro político vasco en sus diversos referentes independentistas tendrá que asumir su grado de responsabilidad en los hechos que desencadenaron la proscripción de Batasuna. Y nada, porque esta disposición jurídica colmada de neofranquismo no hace sino ratificar el histórico desprecio de Madrid hacia las denominadas autonomías regionales, en particular los vascos.

El País Vasco, Euskal Herria, está configurado por siete provincias enclavadas en el norte de la península ibérica( Vizcaya, Guipuzcoa, Alava y Navarra) y en el suroeste del territorio francés( Lapurdi, Zuberoa y Baja Navarra). Con una población cercana a los 2.5 millones de personas, la nación vasca ha venido luchando por su independencia por miles de años. Primero contra los romanos, vikingos, visigodos, musulmanes y luego contra sus actuales opresores: España y Francia. Sin ningún vínculo claro con las demás lenguas indoeruopeas, el euskera nadie sabe de dónde apareció ni menos cómo se afincó, logrando sortear miles de intentos de dominación de diferentes pueblos invasores. La lengua vasca a través de la historia ha servido de refugio en los momentos de peligro como de fragua cultural y artística en los tiempos de relativa paz.

ETA surgió producto de una división en el seno del Partido Nacionalista Vasco, PNV, ( de tendencia democratacristiana) en 1959. Con un incipiente objetivo esencialmente táctico de contribuir al término de la dictadura de Franco, ETA luego amalgamó el nacionalismo con el pensamiento marxista. Desde entonces, su horizonte estratégico es la independencia y el socialismo para Euskal Herria. Dos años después de ser fundada la organización, los etarras comenzaron a desarrollar las primeras acciones insurgentes a nivel urbano. Fueron los trenes, la línea férrea y los políticos franquistas sus primeros blancos. Como en 1973, cuando un comando urbano etarra, asesinó al delfín del dictador, el almirante Luis Carrero Blanco en pleno Madrid.

La Represión del PSOE y el PP

Los gobiernos civiles ( especialmente del Partido Socialista Obrero Español, PSOE) que sucedieron a la dictadura, no hicieron sino perpetuar las frustradas aspiraciones de autodeterminación de los vascos. Bajo el paragua legitimador que otorga el rótulo jurídico de democracia, los gobiernos socialistas emularon al general Franco en su represión al pueblo vasco. Los famosos GAL (grupos antiterroristas de liberación) creados por los discípulos de Felipe González, se encargaron

de continuar la tradición franquista y opusdeisca, cargada de desprecio hacia el pueblo vasco. Muchos fueron los militantes de ETA, que luego de ser capturados con vida por estos escuadrones de la muerte, terminaron acribillados en extrañas circunstancias.

Durante el gobierno del neofranquista Partido Popular del Primer ministro José María Aznar , la represión al nacionalismo de izquierda vasco ( izquierda abertzale) ha tenido múltiples caras. A la represión y censura explícita contra sus diarios Egin y Gara, se ha sumado una encarnizada persecución en contra de sus diputados,

pertenecientes a las diferentes plataformas electorales abertzales, como Herri Batasuna, Euskal Herritarok y ahora Batasuna. En diciembre de 1997, 23 dirigentes de HB fueron encarcelados y sentenciados a 7 años por supuesta complicidad con ETA y por la difusión de un video proetarra.

En marzo de 1998, los principales partidos políticos españoles comenzaron una relativa distensión con la izquierda abertzale y comprometieron sus voluntades para contribuir al fin de la violencia en Euskadi. El gobierno de Aznar, sin embargo, se negó a participar de las futuras tratativas. Por ese entonces, en Irlanda del norte se ultimaban los detalles del Acuerdo de Paz de Viernes Santo, firmado finalmente en abril y que sirvió de soporte político para las negociaciones de paz que dieron vida al actual asamblea de poder compartido. Según algunos, éste acuerdo habría influenciado al proceso político en el País vasco, en particular a la izquierda abertzale que siempre analogó su causa con la del Sinn Fein, el brazo político del IRA. Así las cosas, en septiembre de 1998 ETA declaró su primer cese el fuego en tres décadas de lucha insurgente. Al mes siguiente, los principales partidos representados en el Eusko Legebitzarra ( el parlamento semiautónomo regional vasco, de 75 escaños) suscribieron el Pacto de Lizarra. Éste, en sus puntos medulares, propiciaba la convergencia entre nacionalistas de centro y de izquierda además de enfatizar la vía política como medio para arribar a la autonomía.

En mayo de 1999 se produjo el primer y único encuentro entre representantes del gobierno español y ETA, en la ciudad suiza de Zurich. La reunión, concebida como el inicio de las tratativas no tuvo el efecto esperado y el tiempo demostró su estrepitoso fracaso en la concreción de lo conversado.

De este modo, en noviembre de aquél año la ETA anunció el fin de su unilateral cese el fuego, aduciendo la escasa voluntad de Madrid para cumplir sus promesas. En los primeros meses del 2000, el enfrentamiento armado, los autosbombas y la represión policial de la Ertzaintza( policía de Euskadi) volvieron a su intensidad y frecuencia habituales.

Lumazos, cárcel y hachazos : el menú de Garzón

El juez español Baltasar Garzón, el mismo que saltó a la fama internacional procesando a Pinochet en europa y atajando goles para el Barcelona, se sacó la máscara de juez progresista. El 26 de agosto pasado dictó una sentencia judicial que proscribe la acción política de Batasuna así como declara ilícitas todos sus inmuebles y propaganda. Esta medida es por tres años y ampliable a cinco, por lo que todas las manifestaciones públicas de Batasuna son consideradas ilegales.

Esta sentencia, bien acogida por el gobierno de Aznar y el socialdemócrata PSOE, pretende arrinconar a la izquierda abertzale en un escenario estrictamente policial y de paso terminar cualquier expectativa de negociación política para terminar con la violencia en el País Vasco. Se trata en el fondo de un gesto más político que judicial, destinado a perpetuar la intolerancia de Madrid ( y por cierto de París) hacia la comunidad vasca en su totalidad.

Pese a este adverso escenario, la izquierda abertzale en todas sus expresiones políticas y culturales, ha desafiado una vez más la arremetida española convocando a numerosas marchas pacíficas en todo Euskal Herria. Simpatizantes de Batasuna en su calidad de ciudadanos, han llamado a manifestarse en las calles como un gesto de repudio hacia lo que denominan "la vuelta a la dictadura de Franco". Calles atestadas con decenas de miles de vascos gritando "Gora Euskal Herria"( Viva el País Vasco ) y la Ertzaintza reprimiendo igual que en el wallmapu , han pintado el paisaje de las principales ciudades de Euskadi en los últimos días. Este es el resultado del venenoso menú de Garzón y de Aznar, el anfitrión del festín llamado democracia española.

INFORME SOBRE LA REALIDAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE

DICIEMBRE 2001- OCTUBRE 2002

La resistencia al terrorismo de estado

Un manto de silencio cubre la región. Mientras el "axe" masturba la mente inconsciente de la gran masa, pareciera que todo es paz y calma en territorio mapuche; que la voces se callaron y que el conflicto terminó. Sin embrago, la situación actual de nuestro territorio, de nuestras comunidades, de nuestros hermanos dista mucho de ese ambiente que los poderes chilenos pretenden mostrar.

El estado de sitio instaurado por Lagos y sus instituciones, ocultado por las corporaciones periodísticas tendenciosas, ha provocado que los criminales abusos policiales (tanto de inteligencia como de uniformados), paramilitares, judiciales, además del perseguimiento político, se incrementen cuantitativa y cualitativamente.

Luego de un periodo de una fuerte arremetida represiva y contrarrevolucionaria, donde el nivel de violencia y la espectacularidad de las imágenes sí eran subjetivamente informadas, el gobierno y los medios comprendieron que esta mezcla no era buena para alcanzar los objetivos esperados de terminar con el conflicto. Ello por cuanto esta política gobierno- periodismo ponía en duda la socialdemocracia concertacionista en el exterior y en el interior, observándose una clara violación de los derechos esenciales del pueblo-nación mapuche.

Hoy la estrategia institucional, para destruir el actual proceso político-cultural mapuche ha tomado un nuevo rumbo. Luego de los recursos obtenidos a través del BID, se formaron nuevas instancias de "diálogo", donde por un lado la entrega de cebos a las parásitas organizaciones seudo mapuche sería la tónica y la compra de tierras ampliamente publicitadas, demostraría que supuestamente el gobierno si deseaba solucionar las demandas mapuche.

La lucha contra el terrorismo tocó también a Chile y su principal blanco fue el movimiento mapuche. El perseguimiento sistemático de nuestros dirigentes y comunidades, traducidas a crueles allanamientos, secuestros, amenazas de muerte, fraudulentas y violentas detenciones y vigilancia permanente, entre otros, amparadas algunas en dolosas ordenes judiciales, implicando a nuestros hermanos en hechos montados por los capitales forestales y sus vasallos, han provocado que el escenario político vuelque en cierta medida su atención a la nueva coyuntura política.

La fuertes e importantes recuperaciones de tierras y el control territorial, a pesar de no ser desatendidas han dado paso a la lucha por la libertad de la gran cantidad de presos políticos mapuche que han sido recluidos en las cárceles chilenas, acusados y procesados por una serie de delitos establecidos en leyes antiterrorista y de seguridad interior del estado. Estas leyes fascistas y sumamente represivas, heredadas de la dictadura, han servido mucho a Lagos. Ellas contienen una serie de atribuciones abusivas de investigación, aumentan las penas, las medidas cautelares y el perseguimiento y han dejado el camino libre a la actuación de la inteligencia militar, policial y civil. Lo anterior dentro del marco de la reforma procesal penal, que extrañamente fue destinada a aplicarse a la novena región como plan piloto, pero que en el fondo fue establecida para apurar el encarcelamiento de los presos políticos mapuche que comenzaron a caer y siguen cayendo desde la instauración de este experimento judicial.

Y todo ello para evitar que el gran miedo que por décadas ha mantenido la republica de Chile, desde su formación, y sus respectivos gobiernos, se concrete. El gran enemigo interno y el que con mayor potencialidad se proyecta en Chile es la lucha del pueblo mapuche, tanto por las características históricas, políticas y culturales. El separatismo mapuche al paso que vamos tarde o temprano llegaría. Este escenario sería sumamente peligroso y dañino para los intereses económicos de la oligarquía y la clase política. No olvidemos que Chile es el "modelo" en Latinoamérica.

Ante estos hechos denunciados, es necesario que la sociedad mapuche, la comunidad nacional e internacional, busque la verdad a través de diversos medios alternativos de información. Por esto es nuestro deber como jóvenes mapuche informarles de los hechos que han configurado y agravado la situación actual de nuestros hermanos detenidos, en especial de nuestros lonko que en diversas ocasiones, incluso, han llegado a sostener huelgas de hambre hasta por 35 días.

Cronología del perseguimiento político hacia la Nación Mapuche:

Presos Políticos Mapuche

La connotación que ha tenido este año (2002) el proceso de liberación del pueblo-nación Mapuche, ha sido marcada por la situación de nuestros presos políticos. Esto no quiere decir que los niveles de represión hayan disminuido, sino que el factor preponderante este año ha sido la estrategia ocupada por el estado para desarticular al movimiento mapuche autónomo(Coordinadora Arauko-Malleko y otras comunidades y organizaciones).

La madrugada del 13 diciembre del año anterior, la casa patronal del Fundo Nancahue, distante a 24 kilómetros de Traiguén y propiedad del ex Ministro de Agricultura de Aylwin y actual miembro del Tribunal Constitucional, Juan Agustín Figueroa, se incendió.

El poder de la clase dirigente chilena se manifestó al poco tiempo. Sin pensarlo dos veces, la justicia racista y los aparatos de inteligencia del estado encontraron un motivo para validar las posteriores detenciones selectivas que vendrían y configurar el actual escenario represivo en las comunidades en conflicto.

La primera víctima de este nuevo escenario fue el lonko de la comunidad Antonio Ñiripil de Temulemu, Pascual Pichún Paillalao, detenido la mañana del viernes 21 de diciembre por efectivos de la Brigada de investigación criminal de la policía civil, en conjunto con la fiscalía de Traiguén, bajo los cargos de asociación ilícita, amenazas condicionales e incendio.

Obviamente, no existieron elementos suficientes para configurar los delitos imputados y la jueza de Garantías, Silvia Molina, necesariamente tuvo que dejar en libertad al hermano, ante la atónita mirada de los querellantes que veían caer su montaje.

Para continuar con las detenciones selectivas, el 3 de enero del 2002 fue encarcelado en Traiguén Aniceto Norín Catrimán, lonko de la comunidad Lorenzo Norín del sector Didaiko, por su presunta participación en el incendio del fundo Nancahue.
 
 

El día viernes 4 de Enero los peñi Juan Pichuñan, José Morales, Juan Huechacura, Orlando Huechacura, Fernando Pichún, Sergio Santander, Enrique Morales y Juan Pichún, todos integrantes de la comunidad de Triftrifko, fueron detenidos y acusados por la justicia wingka por la supuesta participación en los hechos ocurridos el 14 de diciembre, que arrasó con diez hectáreas del Fundo San Jorge, comuna de Galvarino, propiedad del latifundista Julián Lemp. Arbitrariamente, fueron recluidos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Lautaro, por considerar que su libertad constituye un peligro para los intereses forestales del dueño del predio.

Veinte días después del encarcelamiento del Lonko Norín, la Sala Penal de la Corte Suprema, en un fallo dividido (tres votos en contra y dos a favor), confirmó el procesamiento de nuestro dirigente. Los dos ministros que votaron a favor de la libertad del peñi, argumentaron que la detención no se ajustaba a la nueva normativa procesal penal. De ello se desprende, que la decisión de mantener a Aniceto Norín prisionero, respondía más bien a factores políticos contra el movimiento mapuche autónomo.

El día viernes 08 de febrero, desde las 06:30 horas, aproximadamente, se llevó a cabo un fuerte allanamiento en la comunidad Juan Ailla Varela del sector Caillín de Collipulli, resultando detenido Gastón Ailla Ailla, sobre el cual pesaba una orden de detención por los cargos de "homicidio frustrado" en contra del empresario Gerardo Jequier, como también sobre Francisco Llanca, Lonko de la comunidad y José Llanca, Werken, quienes no fueron encontrados. En el operativo, también fueron detenidas Maria Ñanco y Lidia Llanca, acusándoles de querer impedir la acción policial. Posteriormente, fueron dejadas en libertad. Sin embargo, Gastón Ailla fue trasladado a la cárcel de Angol.

El 16 de febrero el Lonko Norín dio inicio, para exigir su libertad, a una huelga de hambre de carácter indefinido, que pronto depuso por no tener respuestas concretas.

El 22 del mismo mes, cuatro comuneros mapuche de la comunidad de Kullinko: Juan Puel Tralma, Julio Huenchunao Coilla, Francisco Huenchunao Coilla y Lorenzo Puel Mariqueo, fueron detenidos en las inmediaciones del fundo La Bendición, perteneciente al latifundista Jaime Muró Cuadra. Mientras el fundo se incendiaba y los hermanos ayudaban a sofocar las llamas, carabineros, en base a un falso testimonio de un brigadista de CONAF, aprehendió, en una actitud racista y arbitraria, a los comuneros.

El objetivo de estas detenciones era minimizar las recuperaciones de tierras en la zona y desarticular a esa comunidad. Por eso, no fue casualidad la detención de Juan Puel, a quien se le había impuesto la prohibición de acercarse a algún predio de Muró, a raíz de su detención en Agosto del año pasado en el fundo El Porvenir.

Para asegurar el procesamiento de los hermanos, se les atribuyó una serie de otros fraudulentos cargos, que , en definitiva, no prosperaron, ya que la investigación y resolución judicial establecieron la inocencia. Sin embargo, los comuneros permanecieron cerca de cuatro meses en prisión preventiva, con el sólo objetivo de evitar su participación en el proceso de resistencia Mapuche.

El día lunes 4 de marzo, extraña y nuevamente, fue detenido - en circunstancias que ya había sido dejado en libertad por falta de méritos- el lonko Pascual Pichún Paillalao por los hechos que guardan relación con el incendio del fundo de Figueroa. La detención se enmarcaba en supuestos nuevos antecedentes proporcionados por la fiscalía.

Los cargos que se le imputaban, que hasta hoy persisten, a Aniceto Norín y Pascual Pichún se tipifican en la ley Antiterrorista 18.314 y la ley de seguridad del estado 12.927.

En la primera semana de marzo, 55 Pewenche( 44 hombres y 11 mujeres) fueron detenidos en el Centro de Prisión preventiva y en la cárcel de mujeres de Chillán, a causa de las movilizaciones para impedir la llegada del primer transformador de la Central Ralko.

El día lunes 11 de marzo en una acción de recuperación de tierras efectuada en el fundo Las Trancas, propiedad de Cecilia Galilea, ubicado a 40 km al sur de Cañete, que desde hace años reivindicaba la comunidad Nicolás Calbullanca del sector Lleu Lleu, se llevó a cabo la irrupción y desalojo por parte de un gran contingente policial, que terminó con la detención de 9 comuneros, que luego fueron puestos en libertad.

El día 20 de Marzo los lonko prisioneros en la Cárcel de Traiguén, A. Norín y P. Pichún, deciden declararse en huelga de hambre. Ésta, tenía por objetivo denunciar una serie de irregularidades en el proceso judicial que se llevaba y lleva en perjuicio de nuestros hermanos.

La huelga culminó el día 14 de abril, tras pasar veinticinco días sin ingerir alimento. La decisión de deponerla estuvo basada en los resultados no obtenidos, ya que el día 8 de abril la justicia chilena decidió mantener su encarcelamiento por considerarlos "un peligro para la sociedad".

El 11 de abril es detenido y encarcelado en Nueva Imperial el hermano Julio Huentekura, tras un seguimiento encubierto de la Policía de Investigaciones de Chile. El peñi se encontraba prófugo de la justicia wingka desde fines del año pasado, tras haber salido bajo fianza, la que luego fue intencionalmente revocada. Los hechos de su persecución tenían relación con las recuperaciones de tierras del Fundo El Porvenir, en agosto del 2001.

En la tarde del día viernes 12 de abril, en las inmediaciones del fundo Nancahue, un camión forestal se inmoló. Minutos después, efectivos de carabineros allanaron, brutal e ilegalmente, el inmueble del lonko Pascual Pichún, con el objetivo de aprehender a sus dos hijos, Rafael y Pascual Pichún Collonao(ambos menores de veinte años), para lo cual debieron golpear a mujeres, niños y destrozar cuanto hubiera a su paso, en una actitud más del terrorismo de estado.

Para muestra de conspiración antimapuche, la defensora penal pública, Lucy Catalán, a quien se le designó la defensa de los hijos del lonko, no se opuso a la medida de ampliar el plazo de detención, solicitado por el fiscal Sergio Moya y acogido por la magistrado Sylvia Molina Scharpe, por considerar que las diligencias pendientes "favorecerían" a los peñi.

El día jueves 9 de mayo personal de carabineros uniformados y civiles desarrolló un gran despliegue en contra de la comunidad Pascual Koña (que mantiene un conflicto decidido contra proyectos turísticos capitalistas en la zona) producto del incendio de un galpón de la Hacienda Lleu lleu, propiedad del empresario Osvaldo Carvajal R. , resultando una serie de viviendas violentadas y varios comuneros detenidos, siendo llevados a la cárcel de Lebu, entre ellos Avelino Meñaco Lincopi( Werken), Manuel Meñaco Lincopi, José Lincopi y Héctor Llaitul.

Las reacciones a este operativo represivo por parte del gobierno, a través del Gobernador de Arauco, fueron: "No sólo la seguridad de los bienes personales corresponde a las policías, sino que también es una decisión personal que tienen que tomar los propietarios", haciendo un claro llamado a la autodefensa paramilitar de los latifundistas y empresarios. Por su parte, el seremi de gobierno, Rodrigo Díaz, ante la detención de los hermanos, señaló: "Estamos asegurando que en la Región del Biobío las instituciones funcionan y las policías están operando", justificando de esta manera la persecución política a la Nación Mapuche.

El día 10 de mayo fue puesto en libertad por falta de méritos el peñi José Lincopi. Por los mismos motivos, el día 14 de ese mes obtuvieron su libertad los hermanos Avelino y Manuel Meñaco Lincopi.

EL 20 de Mayo, la Corte Marcial de Santiago otorgó la libertad bajo fianza al dirigente Héctor Llaitul, quien permanecía prisionero en Lebu por porte y tenencia ilegal de armas. Este último delito se le imputó en subsidio de la no comprobación de su participación en los hechos que motivaron su detención(el incendio de dos camiones forestales en el sector de Tranaquepe el 15 de abril y el incendio de un galpón de la hacienda de Carvajal). Esto demuestra la clara intención, de la justicia chilena y los grupos de poder, de mantener cautivos a los dirigentes con el fin de quebrantar el movimiento autónomo, y de inventar las pruebas para inculpar al peñi.

La primera semana de Junio, luego de tres años de supuesta y parcial investigación, el ministro en visita Archibaldo Loyola de Temuco dictó sentencia por los hechos ocurridos entre septiembre del 98 y marzo del 99 en los fundos Santa Rosa de Colpi y Chorrillos, recuperados a forestal Mininco. Por tipificación de delitos de usurpación y robo de madera, fueron condenados a cuatro años y un día, más una multa de $601.986: Pascual Pichun Millaleo, Juan Incapi C., Juan Nahuel C., José Millanao Coilla , Ricardo Lincopi Norín , German Tranamil Coronado , Pedro Coilla Norín , José Lincoqueo Huenumán,(acusado de instigador). Como encubridores y condenados a 61 días de presidio más $601.986: Julio Marileo Calfuqueo , Mario Hueñir Coñuenao , Pedro Cayuqueo Millaqueo. Condenados a 800 días de prisión más $ 601.986 de multa: Aniceto Norín, Juan Huenchual Caniupan, Carlos Ramírez Sepúlveda, Francisco Ancamilla Ñirripil (encubridor). Por último, condenado a 61 días de prisión: Alfonso Raimán Huilcamán, acusado de practicar lesiones en contra de Felipe Ovalle Walter.

En un juicio oral de dos días, 10 y 11 de junio, la primera sala del Tribunal Oral en lo penal de Temuco resolvió condenar a tres años y al pago de una multa a beneficio fiscal de 11 UTM, por los cargos de daños calificados y "usurpación", en relación a los hechos ocurridos el 13 de enero del 2001 en el fundo Santa Margarita, propiedad del latifundista Jorge Luschinger Villiger, a los comuneros Dante Tralcal Quidel, Héctor Canio Quidel y José Tralcal Coche.

Los hermanos fueron detenidos la semana anterior en un violento allanamiento en la comuna de Vilcún. "Por mi cabeza pasó helicóptero. Bajaron cinco o seis carabineros, corriendo. Yo me hice un lado. Pensé que iba a pasar de largo. Me voltearon boca abajo. Me

sacaron el cinturón y me amarraron las manos", dijo el peñi Héctor Canio Quidel, durante el juicio.

Una vez más las irregularidades en los procesos mapuche se hicieron notar. Así, dos policías testigos presentados por el fiscal Alberto Chiffelle ,del Ministerio Público de Temuco, aseguraron haber detenido a José Tralcal en dos lugares distintos al mismo tiempo. Por su parte, Héctor Canio denunció haber sido engañado por el fiscal, a quien acusó de obligarlo a firmar papeles que habían sido preparados antes de su declaración.

En vísperas de un nuevo año(we tripantv), el día 19 de junio, a las 14 horas, en pleno centro de Temuco, en un operativo de seguimiento, producto de una orden emanada del Segundo Juzgado del Crimen de Cañete, fue aprehendido el dirigente mapuche Héctor Llaitul Carillanca, por los hechos ocurridos el 15 de abril pasado en el siniestro de dos camiones de la multinacional Forestal Mininco S.A. El peñi fue trasladado en la madrugada del día 21 de Junio, bajos fuertes medidas de seguridad, para ponerlo a disposición del tribunal.

En Agosto, una seguidilla de acontecimientos sacude fuertemente a las comunidades levantadas contra el capital forestal y transnacional. El martes 6 la comunidad Juan Ailla Varela, del sector de Caillín de Collipulli, es víctima de una brutal ocupación que deja como resultado la detención del Lonko de la comunidad Francisco Llanca, quien fue fuertemente golpeado por efectivos policiales. Ese mismo día, los presos políticos Mapuche de la Cárcel de Traiguén dan inicio a la más larga y sacrificada huelga de que tiene precedente la Nación Mapuche. Ello como forma de demostrar su inocencia y presionar por su libertad.

El miércoles 7 de agosto la comunidad José Millacheo Levío, del sector Chekenko de Ercilla, también fue allanada, quedando un hermano detenido, quien luego fue dejado en libertad. El día 9 fue ocupada, nuevamente, por efectivos policiales la comunidad Juan Ailla Varela, sin que se registrasen detenidos. Al día siguiente, víctima del perseguimiento político encubierto, fue detenido el dirigente Guillermo Millacheo de la comunidad José Millacheo Levío, quien se trasladaba en un bus rural. El día lunes 12 y martes 13, los aparatos represivos accionan, en un violento desalojo, contra la comunidad Manuel León Catrimil del sector Tricauco de Ercilla, quedando cinco hermanos detenidos, entre ellos una lamngen. El miércoles 14 de agosto, familiares y amigos de los presos políticos mapuche, que exigían la inmediata liberación de nuestros hermanos, fueron desalojados de las dependencias de la conadi de Traiguén, resultando ocho manifestantes detenidos, quienes fueron duramente agredidos, tanto física como verbalmente. El jueves 15 fue irrumpida por efectivos policiales del estado de Chile la comunidad José Guiñon del sector San Ramón de Ercilla, resultando 5 personas detenidas, entre ellos la Machi Adriana Loncomilla, junto a sus hijos, todos menores de edad. El viernes 16 de agosto la comunidad José Millacheo Levío recibió una nueva irrupción de los operativos de fuerzas especiales de carbineros, resultando detenido el comunero Pedro Marileo.

El día jueves 29 de Agosto, tras cerrar una fraudulenta investigación de ocho meses, el fiscal de Traiguén, Raúl Bustos, estableció el supuesto escenario bajo el cual los lonko Aniceto Norín y Pascual Pichún actuaron en los hechos del fundo de Agustín Figueroa(diciembre 2001), fijando las posibles penas de entre tres a quince años.

Esta es la primera vez desde el inicio del actual proceso de liberación(1 de diciembre de 1997) y desde la vigencia de la reforma procesal penal en la región, que miembros de la Nación Mapuche son acusados formalmente de infringir la ley 18.314, que sanciona conductas "terroristas", estableciendo un hecho crucial, en el sentido de que dichas condenas se transformarían, no en el encarcelamiento de personas individuales, sino en la condena y el enjuiciamiento a un pueblo que se levanta.

La primera semana del mes de septiembre, el fiscal de Traiguén, Raúl Bustos, en representación del ministerio Público, presentó la acusación de los Lonko Pascual Pichún Paillalao y Aniceto Norín Catrimán por los hechos ocurridos en el fundo Nancahue y el Fundo San Gregorio( propiedad de los hrnos Juan y Julio Sagredo Marín). Así, las penas solicitadas por la fiscalía para el lonko Pichún son de 10 años y 1 día de presidio mayor en su grado medio como autor de los delitos de incendio terrorista en contra del fundo Nancahue y de 5 años y 1 día de presidio mayor en su grado mínimo como autor de amenaza de atentado terrorista contra de los propietarios y el administrador del mismo fundo.

Para el lonko Norín las penas solicitadas fueron de 10 años y 1 día como autor de delito de incendio terrorista contra el bosque del Fundo San Gregorio y 5 años y 1 día por amenazas de atentado terrorista contra Juan y Julio Sagredo Marín.

Esta acusación refleja los objetivos de la nueva política socialdemócrata de Lagos y de los demás sectores antimapuche, en orden a desintegrar el movimiento mapuche autónomo y con ello impedir que este proceso político-cultural de la liberación Mapuche continúe.

El mismo 5 de septiembre, los lonko encarcelados en Traiguén decidieron deponer la huelga, en vista de que la acusación del Fiscal Raúl Bustos implicaría la imposibilidad de obtener una libertad provisional. Sin embargo, los hijos del lonko Pichún optaron por continuar sin ingerir alimento, pero esta vez también sin consumir líquidos, iniciando así una huelga de hambre seca. El día 9 de septiembre, Rafael y Pascual Pichún Collonao fueron derivados al Hospital de Traiguén, presentando desnutrición, debilitamiento y deshidratación. El traslado al hospital de Traiguén fue una arbitrariedad y una estrategia comunicacional por parte de gendarmería, en vista de que la jueza Molina los había derivado al Hospital de Temuco, todo para evitar a la prensa.

El día 11 de septiembre, cuando los hermanos estaban de nuevo en la cárcel, se vieron obligados a deponer la huelga de hambre, debido a que ya les habían suministrado suero sin su consentimiento y también porque, debido al cerco comunicacional, la presión que se quería hacer no dio resultado.

Siguiendo con las detenciones selectivas a dirigentes del movimiento mapuche autónomo, al medio día del jueves 12 de septiembre, a raíz de una violenta y numerosa arremetida policial de la perfectura de Malleco, fue detenido en su casa el lonko Juan Ciriaco Millacheo Licán de la comunidad José Millacheo Levío del sector Chekenko, comuna de Ercilla. Junto a él, fue aprehendida la lamngen Patricia Troncoso.

La detención de la lamngen se produjo tras un año de intensa búsqueda por parte de los aparatos represivos y de inteligencia del estado opresor chileno, quienes intentan vincular a la hermana con los hechos acaecidos en el fundo Nancahue. Respecto del Lonko Juan Ciriaco Millacheo, los supuestos cargos que se le imputan son el de secuestro, robo con fuerza, daño, hurto y asociación ilícita.

Actualmente(octubre 2002), el lonko Juan Ciriaco Millacheo y su hijo se encuentran prisioneros en la Cárcel de Angol y la lamngen Patricia Troncoso, en la Cárcel de Victoria.

Por otro lado, se espera para fines de octubre y comienzos de noviembre el juicio oral que dictará sentencia definitiva en el proceso de los Lonko de Traiguén.

Palabras finales

Mantener prisioneros a nuestros hermanos, con el objeto de quebrantar el movimiento mapuche autónomo, es pretender detener el curso de la historia, que el sol no salga en el territorio ancestral; que los ríos mueran antes de llegar al mar de la insurgencia.

La conciencia crece y la rabia aumenta. No podrán encarcelar jamás a un pueblo y su pensamiento. Los barrotes oxidados de sus cárceles, con el tiempo, serán un recuerdo altivo de la liberación y de quienes lucharon por ella.

AVANZANDO HACIA LA LIBERACIÓN Y EL CONTROL TERRITORIAL

DESDE LA CAPITAL DEL ESTADO OPRESOR
 

*TRAWÛN WEKECHE ( trawunwekeche@mi.terra.cl - weichantw@23mail.cl ) * COMITÉ, EN SANTIAGO, POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS MAPUCHE

( comite – santiago@mixmail.com )