Centro de Documentación Mapuche Documentation Center

Situación de los presos políticos Mapuche

(diciembre 2001 - mayo 2002)

Comité de apoyo a los presos políticos Mapuche- Santiago
Trawun wekeche (agrupación de estudiantes mapuche)

Desde la capital del Estado opresor, 30 abril, 2002


Escenario actual

 Desde diciembre del 2001 la situación de los presos políticos mapuche cambió drásticamente, en el sentido que la represión judicial se incrementó de forma notoria y perjudicial para nuestros hermanos.
 
Se pasó de la aplicación de la ley de seguridad interior del estado, que hasta ese momento ya considerábamos aberrante, a la aplicación de la ley antiterrorista, haciendo caso a la paranoia intencionada de los medios de comunicación escrita (El Mercurio, la Tercera , la Segunda), de televisión y los partidos políticos winka de la concertación y de la derecha, en relación a la búsqueda de subversivos, infiltrados (de los cuales no se han encontrado pruebas porque sencillamente no existen) etc, con el objetivo de justificar la represión física y judicial, de sectorizar a las comunidades en conflicto como una minoría y de aplicar sobre nuestros comuneros una ley creada en la dictadura, a favor de un supuesto estado de derecho, pero bajo el manto del apoyo a los grupos económicos y políticos dominantes.

 LOS HECHOS

 El 13 de diciembre del 2001, la casa del fundo Nancahue, ubicado a 24 km. de Traiguén y propiedad de Juan Agustín Figueroa (ex ministro de agricultura de Patricio Aylwin y actual director de fundación Neruda) se incendió.
 
Inmediatamente se hizo notar la influencia de poder del ex ministro y en la semana del 20 de diciembre fue detenido el lonko de la comunidad Antonio Ñiripil de Temulemu Pascual Pichun, en el marco de la petición de aplicación de la ley antiterrorista 18.314. Días después el lonko fue dejado en libertad por falta de méritos.
 
Dando muestras de que la ley siempre está a favor de quienes detentan el poder, el 3 de enero (2002) fue encerrado en la cárcel de Traiguén el lonko de la comunidad Lorenzo Norin de Didaico, Aniceto Norin, a quien se le comenzó un proceso por conductas terroristas que guardan relación con  su supuesta participación en el incendio de la casa del fundo del ex ministro.
 
Esa misma semana, tras un riguroso operativo policial, fueron detenidos y recluidos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Lautaro Juan Pichuñan, José Morales, los hermanos Juan y Orlando Huechacura, Fernando Pichun, Sergio Santander, Enrique Morales y Juan Pichun, todos peñi de la comunidad Triftrifco de Galvarino . Su encarcelamiento se produjo por ser supuestamente autores de un incendio de 10 hectáreas de pinos del fundo San Jorge ocurrido el 14 de diciembre.
 
A fines de Enero la segunda sala penal de la corte suprema confirmó ,por tres votos contra dos, el auto de procesamiento del lonko Aniceto Norin Catriman y con esto las arbitrarias justificaciones de su encarcelamiento.
 
El 8 de febrero, tras un allanamiento en la comunidad Aylla Varela en búsqueda de tres dirigentes de la zona requeridos por la justicia por los cargos de homicidio frustrado en contra del empresario Gerardo Jequier, es detenido el peñi Gastón Aylla, su mujer Angélica Ñanco y la lamngen Lidia Llanca. Las lamngen fueron dejadas en libertad, pero el peñi fue trasladado a Angol en espera de condena.
 
Después de la quincena de febrero fueron encarcelados por presunta responsabilidad en crear focos de incendio en el Fundo la Bendición(esto en base a un testimonio de un personero de la CONAF) nuestros hermanos Juan de Dios Puel, Julio y Francisco Huenchunao Coilla y Lorenzo Puel Mariqueo . Todos los peñi forman parte de las comunidades que mantienen conflicto con el latifundista Jaime Muró Cuadra.
 
En ese periodo también fue detenido y encarcelado en Traiguén lonko Pascual Pichun, nuevamente requerido por justicia para procesarlo por ley antiterrorista a raíz de su presunta implicación en el ya citado incendio del fundo Nancahue.
 
A comienzos de marzo 55 pewenche(44 hombres y 11 mujeres) fueron detenidos en el centro de prisión preventiva y en la cárcel de mujeres de Chillán, a causa de las movilizaciones en contra de la llegada del primer transformador de la central Ralco.
 También en marzo fueron detenidos 9 hermanos de la comunidad Nicolás Calbullanca (sector Lleu-Lleu) a causa de una movilización de recuperación de tierras en el Fundo los Troncos, propiedad de Cecilia Galindo.
 
El 20 de marzo a través de un comunicado público los lonko Aniceto Norin y Pascual Pichun deciden declararse en huelga de hambre indefinida para exigir su inmediata liberación, ya que se encuentran detenidos injustamente.
 
El 8 de abril la justicia del estado opresor chileno decidió mantener prisioneros, negando su libertad provisional, a los dos lonko por considerarlos “un peligro para la sociedad”
 
El 10 de abril, tras 22 días en huelga de hambre,  los lonko de Temulemu y Didaico deciden deponer la huelga , sin obtener resultados de una justicia que evidencia claramente tener intereses económicos y políticos.
 
El día 11 de abril es detenido y encarcelado en Nueva Imperial el hermano Julio Huentekura, tras un seguimiento encubierto de policía de investigaciones de Chile. El hermano se encontraba prófugo de la justicia desde fines  del año pasado, tras haber salido bajo fianza, la que luego fue intencionalmente revocada. Los hechos guardan relación con las recuperaciones de tierras en el fundo el porvenir, en agosto del 2001.
 
El día 13 de abril son detenidos y encarcelados en Traiguén dos hijos del lonko Pascual Pichun, Rafael y Pascual Alejandro Pichun Collonao, a consecuencia de una “supuesta” responsabilidad en la quema de un camión en las cercanías del fundo Nancahue.
 
Hasta hoy (27 de abril 2002) todos los hermanos prisioneros en cárcel de Traiguén( Pascual, Rafael y Pascual Alejandro Pichun y Aniceto Norín) continúan en las mismas condiciones, sin ninguna prueba que los implique, pero con un sospechoso alargamiento del proceso.
 Finalmente el día del censo fue detenido un hermano por participar en el bloqueo de la ruta de Chol Chol , lamentablemente no tenemos la identidad del peñi.
 
 

Listado de presos políticos mapuche (Abril-Mayo 2002)

Presos Políticos recluidos en la cárcel de Temuko:
Anibal Salazar Huichacura (Coordinadora Arauko-Malleko)
Presos Políticos recluidos en la cárcel de Traiguén:
Aniceto Norin Catrimán (Lonko de Comunidad Didaico)
Pascual Pichún (Lonko de Comunidad Temulemu)
Rafael Pichún Collonao (Comunidad Temulemu)
Pascual Pichún Collonao (Comunidad Temulemu)

Presos Políticos recluidos en la cárcel de Angol:
Gastón Aylla (Comunidad Aylla Varela)
Presos Políticos recluidos en la cárcel de Nueva Imperial:

Julio Huentekura Llancaleo (Meli Witran Mapu)
Jorge Huaiquil Antinao (Lonko de Comunidad Chihuaicura)
Francisco Likan (Comunidad Chihuaicura)
Juan Andres Nekul Marin (Comunidad Chihuaicura)
Vicencio Ballotoro Cayul (Comunidad Chihuaicura)
Juan de Dios Puel (Comunidad Chihuaicura)
Julio Huenchunao (Comunidad Chihuaicura)
Aurelio Huenchunao (Comunidad Chihuaicura)

Opiniones finales

 Los presos políticos Mapuche son el costo directo de la lucha por la recuperación del wallmapu-territorio Mapuche- y la reivindicación de derechos políticos que están llevando a cabo las comunidades que han decidido movilizarse y confrontar al estado opresor chileno. Sus consecuencias son dramáticas y afectan tanto al preso y a la familia, como a las comunidades que están alzadas y solidarizan entre sí.
 La estrategia del estado es lograr ,a través del encarcelamiento, la fragmentación del movimiento mapuche. Trasmitir un verdadero terrorismo de estado en los comuneros, apoyados en interpretaciones racistas, torcidas, arbitrarias y corruptas de la ley, a favor de las grandes transnacionales forestales, hidroeléctricas, turísticas y a favor de los personajes que tienen presencia en el poder político. Es el caso del ex ministro Agustín Figueroa, quien manipuló sus influencias para procesar a dos lonko de comunidades en conflicto por la ley antiterrorista, sin absolutamente ninguna prueba que de testimonio de su participación en los actos que atañen a dicha acusación.

 El hecho de catalogar a nuestros hermanos de terroristas es sólo un medio para justificar la represión policial y de grupos paramilitares en contra de las comunidades y posiblemente, sea un carácter judicial que comenzará a repetirse y aplicarse a muchos de los hermanos que sean encarcelados.
 Rechazamos tajantemente el encarcelamiento injusto de nuestros peñi y lamngen y reclamamos su inmediata liberación, aunque de antemano sabemos que por la vía legal estamos nadando en contra de la corriente. Sin embargo, hacemos un llamado a todas las organizaciones a realizar actividades para solidarizar con los presos políticos mapuche y sus familias.