Tema de la autonomía fue discutida en encuentro nacional realizado en Temuco

Mapuches aspiran a una "bancada indígena"

El reconocimiento a la autodeterminación no implica formar un Estado dentro del ya existente.

Por José Luis Delgado

La Tercera, 19 de Noviembre de 1997


TEMUCO. - En medio de fuertes polémicas internas respecto de los efectos de los megaproyectos en territorios indígenas, y ambiciosos planteamientos al Gobierno para materializar el anhelo de ser reconocidos como pueblo, concluyó el Primer Encuentro Nacional de la Etnia Mapuche, que se desarrolló durante tres días en la capital de La Araucanía.
El evento, que contó con la participación de medio millar de delegados provenientes de las regiones Tercera a Décima, concluyó con una marcha por las calles céntricas de Temuco.
Una primera evaluación de los organizadores, señala que la asistencia superó las expectativas iniciales, situación que fue considerada como "un despertar" de esta importante etnia para analizar y dar a conocer su opinión respecto de temas tan relevantes para su desarrollo, como la política y la economía, además de aspectos sociales, jurídicos y de cosmovisión.
Autonomía
Al respecto, el dirigente José Santos Millao señaló el hecho que por primera vez en un encuentro masivo de esta naturaleza, los mapuches discuten tan a fondo el concepto de autonomía, tras lo cual acordaron plantear formalmente al Gobierno, que ligado a esta idea, se encuentra la necesidad de contar con un territorio suficiente para desarrollar su sentida aspiración de ser reconocidos como pueblo originario.
Para ello, informó que al 5 de diciembre, los delegados se comprometieron a contar con un diagnóstico sobre la tierra actualmente en poder de mapuches, la población que la ocupa y las reales necesidades. "A partir de este análisis, señaló Millao, elaboraremos la demanda que concretamente haremos al Estado chileno".
Política
Otro de los aspectos que acaparó el interés de los asistentes a este encuentro fue el de la efectiva participación de los mapuches -y los indígenas en general- en la actividad política. "Creemos, dijo Millao, que si no participamos proporcionalmente conforme a la cantidad de gente que representamos los indígenas en este país -aproximadamente un millón 200 mil personas-, difícilmente vamos a poder participar de las decisiones que nos favorezcan".
En términos prácticos, aspiran a conseguir una "bancada indígena" en función de la cantidad de población que representan; es decir, unos 12 diputados y cinco senadores, aprovechando la situación que se da en comunas como Nueva Imperial y Lumaco, donde de cada 100 personas, 86 y 90 son mapuches, respectivamente.
El dirigente reconoció que todas estas aspiraciones no serán de fácil implementación, y aunque aseguró que en el deseo de conseguir un verdadero reconocimiento a la autodeterminación como pueblo, no está implícita la intención de formar un Estado dentro del ya existente, "tendrá que haber una reforma al ordenamiento jurídico y al actual Estado de Derecho, porque no nos representa en lo absoluto".
"En ese sentido y siendo muy prácticos, no estamos muy optimistas, pero sí creemos que con la fuerza del pueblo mapuche vamos a tener que hacernos entender frente al Gobierno".
Finalmente, cabe señalar que durante la última jornada, se generó una fuerte polémica respecto de la situación de Alto Biobío, donde se acusó a algunas familias pehuenches de poca claridad acerca de su posición frente al tema.